Esteban Ramírez. 19 septiembre
La compañía de dispositivos médicos Establishment Labs diseña, produce y exporta implantes mamarios a 60 mercados de América Latina, Europa, Medio Oriente, África y Asia-Pacífico. Foto: Rafael Pacheco/Archivo
La compañía de dispositivos médicos Establishment Labs diseña, produce y exporta implantes mamarios a 60 mercados de América Latina, Europa, Medio Oriente, África y Asia-Pacífico. Foto: Rafael Pacheco/Archivo

La compañía fundada en Costa Rica, Establishment Labs, anunció la obtención de una “patente clave” en los Estados Unidos para proteger la tecnología SmoothSilk que se utiliza en la superficie de los implantes mamarios de su marca Motiva, los cuales se encuentran en medio de un estudio clínico para poder comenzar a venderlos en ese país.

Este lunes 16 de setiembre la compañía de tecnología médica informó de que la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos (USPTO, por sus siglas en inglés), les remitió una notificación de viabilidad (Notice of allowance). Este documento se envía a quien solicita una patente en ese país, luego de que un examinador haya decidido emitir la protección solicitada.

“La USPTO notificó este mes de setiembre la aceptación de la patente. Esta patente protege la originalidad del diseño de la superficie de los Implantes Motiva, aspecto fundamental de la biocompatibilidad a largo plazo”, manifestó Juan José Chacón-Quirós, director general y fundador de Establishment Labs.

Este paso es relevante para la compañía pues permite proteger la propiedad de un elemento fundamental de sus implantes y con esto ganar participación en el mercado estadounidense una vez que se autorice la venta de dichos implantes.

De acuerdo con Chacón-Quirós, los Implantes Motiva representan más del 90% de los ingresos de Establishment Labs. Además, indicó que el mercado mundial de implantes mamarios representa entre $1.200 y $1.400 millones anuales, de los cuales cerca de la mitad están en los Estados Unidos.

La Administración de Alimentos y Medicamento de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés), otorgó el permiso para iniciar el estudio clínico de los Implantes Motiva en Estados Unidos, en marzo del 2018.

“El estudio clínico comenzó en abril de ese mismo año y el mes pasado comunicamos que se cumplieron todas las cirugías de aumento mamario y revisión de aumento mamario. En este momento estamos enfocados en finalizar las cirugías de reconstrucción mamaria correspondientes a este estudio”, manifestó el director de la empresa.

Los analistas independientes apuntan a un inicio de ventas de los implantes en Estados Unidos hacia finales del 2022 o inicios del 2023, añadió.

Precisamente, la razón principal de la oferta pública de acciones que Establishment Labs hizo en el mercado estadounidense Nasdaq, en el 2018, fue para cubrir los altos costos de este estudio clínico. La empresa cotiza bajo el símbolo ESTA.

Analistas en el mercado financiero consideran que la patente obtenida por Establishment Labs le abre una oportunidad frente a competidores como la empresa Allergan, fabricante de los implantes mamarios Biocell, producto que ha estado envuelto en controversias luego de que la FDA solicitó su retiro del mercado, a finales de julio pasado.

“Estas deficiencias recientes de los competidores de ESTA destacan la naturaleza anticuada de su tecnología, que no ha incorporado ninguna innovación incremental de ciencia de materiales en décadas”, escribieron los analistas de Cowen en una nota a los inversores, según consignó MedTech Dive, medio especializado en la industria de la tecnología médica.

Con una patente ahora disponible para su superficie SmoothSilk, ESTA podrá proteger su nueva propiedad intelectual, que servirá como base para que la compañía gane fuerza en los próximos meses y años, destacó la firma de banca de inversión Cowen.

Establishment Labs inició operaciones hace casi 10 años en un garaje en Pavas (San José) y en la actualidad exporta a más de 60 países en América Latina, Europa, Medio Oriente, África y Asia-Pacífico. Su planta de fabricación se ubica en la Zona Franca el Coyol, en Alajuela.