Marvin Barquero. 29 octubre, 2017

San José.

Un cambio en el tipo de vacantes ofrecidas por las empresas en Costa Rica, ahora con creciente importancia de los sectores de servicios y manufactura de alta tecnología frente a los de comercio y agrícola y agroindustrial, reta cada vez más la preparación de los costarricenses.

Datos solicitados al Sistema Centralizado de Recaudación (Sicere) de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) indican que en el 2006 aparecían solo las empresas Entserv Costa Rica y GMG Servicios entre los 10 principales empleadores del país, mientras que al 2016 ya eran cuatro (Amazon, Sykes, Entserv y Credomatic) y en mejores posiciones en el escalafón.

En ese año, la Corporación de Supermercados Unidos (CSU), del sector de comercio, apareció como el mayor empleador (8.254 empleados reportados) y dentro de las 10 primeras empresas por número de puestos había siete del sector agrícola y agroindustrial.

En el 2006, de los 44.108 empleados generados por los 10 más grandes empleadores del país, el sector de servicios tenía 6.677 (un 15%), al analizar las cifras del Sicere.

El empleo en las empresas de servicios subió de 1.061 personas en el año 2000 hasta 54.860 a diciembre del 2016, según cifras de la Coalición Costarricense de Iniciativas de Desarrollo. Amazon (foto) es una de las que más plazas tiene.
El empleo en las empresas de servicios subió de 1.061 personas en el año 2000 hasta 54.860 a diciembre del 2016, según cifras de la Coalición Costarricense de Iniciativas de Desarrollo. Amazon (foto) es una de las que más plazas tiene.

Para el 2016, los 10 principales empleadores tenía 68.710 trabajadores en total, de los cuales 19.617 (un 28,5%) estaban en las cuatro empresas del sector de servicios.

El año pasado, en el ránquin de 10 más grades empleadores había cinco del sector agrícola y agroindustrial. El escalafón fue encabezado por Corporación de Desarrollo Agrícola Del Monte S.A., con 15.948 empleos reportados al Sicere.

Mientras tanto, la Coalición Costarricense de Iniciativas de Desarrollo (Cinde) recordó que en el año 2000 un incipiente sector de servicios empleaba en Costa Rica a 1.061 personas en un total de seis empresas, mientras que al 2016 se cerró con 147 compañías del sector, en las cuales laboraban 54.860 personas.

En el área de ciencias de la vida (el sector más pujante de manufactura avanzada), Costa Rica tenía en el 2000 un grupo de ocho empresas con 1.500 trabajadores. El número de compañías de este tipo creció a 70 al cierre del 2016 con una planilla total de 21.436 personas, reveló Cinde.

Cinde es la organización encargada de la atracción de inversión extranjera directa a Costa Rica.

Necesidades

Jorge Vargas Cullel, director del programa Estado de la Nación, advirtió de que ese cambio toma al país con un desfase entre la demanda de las empresas y la producción de técnicos con un nivel adecuado para que puedan aprovechar esas oportunidades.

Según Vargas, de los 126.000 técnicos preparados por el país entre el 2014 y el 2016, casi el 70% fueron en el nivel más bajo de calificación. Agregó que no necesariamente se debe ir a la universidad para ser un técnico de alto nivel y eso sucede en varios países, donde la calidad de los trabajadores técnicos es muy alta. Pero en Costa Rica, detalló, ese nivel es muy débil.

Mientras tanto, Vanessa Gibson, gerente de Clima de Inversión de Cinde, consideró que Costa Rica tiene algunas bases sólidas, como la fortaleza de la educación en general desde hace varios años y como la alta calidad general de las ingenierías en las universidades.

Empero, enfatizó, el sistema educativo ahora tiene que replantearse, para poder comenzar a atender más estas nuevas áreas, la transformación no solamente de los puestos, sino de los perfiles, de las habilidades que las empresas están demandando.

El director de asuntos corportativos de la empresa Sykes, Roy Mena, detalló que ellos capacitan a entre un 30% y un 40% del personal en el idioma inglés y a un 70% de sus colaboradores en las áreas técnicas. "Si no fuera por eso, nosotros estaríamos no solamente con dificultades para crecer en el negocio, sino para sostenerlo", advirtió.

En el área del idioma, detalló, se han capacitado a más de 8.000 personas desde el 2007, mientras que en el rubro técnico son unas 3.000 personas. Esto implica que más de 11.000 personas pasaron ya por la capacitación, mientras la compañía tiene en Costa Rica un poco más de 5.000 empleos. Esto indica, enfatizó, que el sector también se nutre del personal capacitado por Sykes.

"El ritmo de crecimiento que se proyecta para los siguientes años es importante y atenderlo dependerá de los esfuerzos que el Estado, a traves de colegios ténicos universidades y el Instituto Nacional de Aprendizaje (INA) logren, en alianza con la empresa privada, para una transferencia efectiva de conocimento en tecnología e idiomas", declaró Mena.

Agregó que esa cooperación entre Estado y empresa privada es la que pemitirá. en mediano y largo plazo, el fortalecimiento de Costa Rica como destino preferido de inversión extranjera directa.