Marvin Barquero. 10 mayo
El paso de mercancías en la aduana de Peñas Blancas, fronteriza entre Costa Rica y Nicaragua, es uno de los afectados. En el caso costarricense, el problema mayor es con el formulario para el tránsito y no tanto con la declaración de mercancías. Foto: Rafael Pacheco
El paso de mercancías en la aduana de Peñas Blancas, fronteriza entre Costa Rica y Nicaragua, es uno de los afectados. En el caso costarricense, el problema mayor es con el formulario para el tránsito y no tanto con la declaración de mercancías. Foto: Rafael Pacheco

La aplicación del formulario único aduanero, conocido como Declaración Única Centroamericana (DUCA), que se puso en marcha el pasado 7 de mayo, causa problemas técnicos informáticos y, con ello, atrasos en los trámites en las fronteras.

Así lo denunciaron, por separado, la Federación de Cámaras de Comercio de Centroamérica (Fecamco) y la Cámara de Exportadores de Costa Rica (Cadexco).

Además, la cooperativa Dos Pinos señaló que, como consecuencia de esa situación, sus exportaciones a la región están prácticamente peralizadas, desde el 8 de mayo.

“La Cooperativa tiene cerca de 70 contenedores en algún nivel de espera y hay producto que no se ha podido despachar por la misma situación”, detalló Franciasco Arias, gerente de relaciones corporativas y ganaderas de la empresa lechera.

Mientras tanto, Jorge Calderón, vicepresidente de Asuntos Corporativos para Cargill Latinoamérica, relató que han tenido una serie de dificultades en los diferentes países de la región por la implementación de la plataforma. Detalló que el sistema no está generando el documento requerido para avanzar con el proceso de trámites con la aduana.

Calderón añadió que la afectación es para las importaciones y exportaciones terrestres que están en tránsito para ingresar esta semana y la próxima, en la región. “Hablamos de productos como son harina de atún, huevo fértil, embutidos, productos de valor agregado, alimentos para mascotas, entre otros”, explicó.

De acuerdo con un comunicado que circuló la Fecamco este viernes 10 de mayo, las organizaciones afiliadas a esa federación regional ya pusieron en conocimiento de los países la situación, pero los problemas persisten a cuatro días de haber entrado en vigencia ese formulario único.

En tanto, la Cámara de Exportadores de Costa Rica (Cadexco) afirmó que hubo un caos en algunos días y quejas de empresas con fuertes ventas a Centroamérica.

Roberto Acuña, jefe de procesos aduaneros de la Dirección General de Aduanas, adscrita al Ministerio de Hacienda, reconoció que unas horas después de puesto en marcha el sistema se comenzaron a generar algunos problemas técnicos.

Explicó que el sistema está conectado a escala regional, por lo cual el tema afecta a todos los países. Es administrado por la Secretaría de Integración Económica Centroamericana (Sieca).

Acuña explicó que el miércoles pasado, en la tarde, la Sieca activó el plan de contingencia previsto en vista de los problemas técnicos. Reconoció que ese plan es más lento y que, por lo tanto, se dan atrasos en el paso de mercancías por los puestos fronterizos.

Sin preparación

Esta situación demuestra que los países no estaban preparados para aplicar este nuevo sistema, denunció la Fecamco en la información que circuló.

El DUCA se comenzó a aplicar como uno de los pasos hacia la integración aduanera regional y está dentro de los compromisos asumidos por el Istmo en el Acuerdo de Asociación entre Centroamérica y la Unión Europea (AACUE). Este acuerdo entre las dos regiones promueve la libre circulación de mercancías por los países.

Por su lado, la presidenta de la Cadexco, Laura Bonilla, detalló que en los tres primeros días se presentaron muchas dificultades. Explicó que la cámara tuvo quejas por atrasos de compañías como Dos Pinos, Cargill y Tico Frut.

Bonilla solicitó atención inmediata de los autoridades para estos problemas, pues recordó que Centroamérica es uno de los mercados más relevantes para Costa Rica. Además, destacó, la mayoría de las empresas costarricenses que exportan a la región son pequeñas y medianas (pymes) y no pueden verse afectadas con atrasos o con tener mercadería varada.

Al respecto, Acuña aseguró que están haciendo todos los esfuerzos posibles para solucionar los problemas técnicos, pero dijo que dependen en mucho de las acciones de la Sieca. Reconoció que cada país tiene problemas distintos y en cada medida dependen más o menos de acciones internas o regionales.

Para el caso costarricense, dijo, el principal problema ha sido con la aplicación del DUCA o formulario en la modalidad de tránsito. Ante esto, informó, se está tramitando el paso de los camiones de forma manual, es decir, con los formularios físicos, un proceso que es más lento.

La Fecamco consideró que una situación como esta puede causar pérdidas diarias de alrededor de $150 millones en exportaciones y $265 millones para las importaciones a nivel regional.