Por: Marvin Barquero 28 septiembre, 2016
Boston Scientific es una de las 331 empresas activas al 2015 en las zonas francas. El país va hacia el diseño de productos de alta tecnología, según el Gobierno. Fotografía con fines ilustrativo. | RAFAEL PACHECO
Boston Scientific es una de las 331 empresas activas al 2015 en las zonas francas. El país va hacia el diseño de productos de alta tecnología, según el Gobierno. Fotografía con fines ilustrativo. | RAFAEL PACHECO

San José

Costa Rica ocupa el quinto lugar en Latinoamérica por cantidad de empresas instaladas en zonas francas, con 313 compañías.

Si el ránquin se mide por la cantidad de empleos, el país se ubica en la sexta posición en el subcontinente, con 77.944 empleos directos.

Además, esas firmas generaron exportaciones por $3.179 millones en el 2015, los cuales corresponden a un 47% del total de colocaciones de Costa Rica ese año.

Las cifras fueron citadas por el presidente de la Asociación de Empresas de Zonas Francas (Azofras), Jorge Brenes, al inaugurar en Costa Rica la XX Conferencia de la Asociación de Zonas Francas de las Américas (AZFA).

En esa actividad, las empresas del subcontinente analizan su papel futuro en las economías de la región y la adecuación de los incentivos a ese régimen de exportaciones, para seguir atrayendo inversión extranjera directa (IED).

Los datos acerca de Costa Rica se inclueron en el estudio de impacto de zonas francas realizado por la Promotora del Comercio Exterior (Procomer).

El encuentro de empresarios de zonas francas se realiza este miércoles 28 y jueves 29 de setiembre en el hotel Real Intercontinental, en Guachipelín de Escazú.

El presidente de la Asociación de Zonas Francas de las Américas, Juan Pablo Rivera, recordó que hay 445 zonas francas en América Latina, las cuales emplean a 1,7 millones de personas en sus 10.800 empresas.

El presidente de la República, Luis Guillermo Solís, inauguró la conferencia y repitió el apoyo del Gobierno a la inversión extranjera. Consideró que Costa Rica brinda un régimen con seguridad jurídica para mantenerse como un destino atractivo para la IED.

Además, señaló que la economía tiene dos motores, al referirse también al sector de empresas que están fuera de zonas francas o régimen definitivo. En ese sentido, advirtió de que el desarrollo del país se debe dar mediante el apoyo y el uso de los dos motores.

Solís lanzó estos comentarios pocos días después de que los empresarios solicitaron más apoyo para empresas del régimen definitivo, pues las exportaciones de ese tipo de compañías solo crecieron un 1% entre enero y agosto, contra un 13% de las de zonas francas.

Brenes, en tanto, explicó que los incentivos para la atracción de compañías ya no se refieren tanto a reducción de impuestos, sino a beneficios por capacitación y educación de personas y otros aportes a la economía y al desarrollo de las comunidades.

Etiquetado como: