Negocios

Compras de fin de año saldrían más caras por alto costo en fletes marítimos

Empresarios dicen que debieron acudir a otros proveedores ante menor volumen en China, para mantener los negocios surtidos.

El sector comercial advirtió de que es muy posible un incremento de precios en los meses finales del año y en los primeros del 2022, consecuencia del traslado al valor final de una parte de las altas tarifas en los fletes marítimos.

A eso se une la incertidumbre acerca de una eventual ruptura de la cadena de suministros por múltiples razones, como los bloqueos con buques estacionados en puertos congestionados, y que las fábricas cierren o trabajen menos días, puntos no relacionados directamente con el costo de los fletes, advirtió la Cámara de Comercio de Costa Rica (CCCR).

La crisis afectaría a los negocios en la mejor época de ventas del año, como lo es “noviembre negro” (estrategia adoptada en el país a partir del “viernes negro”) y la Navidad, las dos fechas comerciales más importantes.

“El alza del costo de los fletes parece que ha comenzando a afectar los precios y si no se hace nada podría afectar más a final de año. Empero, el sector comercio es optimista de que se encuentre alguna solución con las autoridades centroamericanas”, señaló Dyalá Jiménez, integrante de la Junta Directiva de la CCCR y coordinadora de la Comisión de Comercio Internacional de esa agrupación.

“En cuanto al abastecimiento, hay problemas en algunos productos y es uno de los efectos no solo de los fletes sino también de la merma de actividad en fábricas, dos temas asociados”, agregó Jiménez, quien también es exministra de Comercio Exterior (Comex).

Allan Cedeño, presidente de la cadena de tiendas Ekono, aseguró que absorvieron el fuerte incremento en las tarifas marítimas, lo cual derivó en una reducción de los márgenes de utilidad. Detalló que pasaron de pagar unos $1.500 en promedio por el transporte de un contenedor a alrededor de $17.500 por esa unidad.

No obstante, agregó, desde agosto anterior comenzaron a trasladar paulatinamente parte de ese incremento en costos a algunas categorías de productos. Unas están menos afectadas, como las prendas de vestir, aseguró.

Advirtió que se prevé una reducción aún mayor de operación de las fábricas en China, por lo problemas de electricidad, lo cual afectará más el abastecimiento de los próximos meses, incluidas las temporadas de verano y de ingreso a clases. Esta cadena ya debió acudir a proveedores como India y algunos del norte de África.

Ashly Serracín Varela, gerente de Compras de Almacenes El Rey, explicó cómo se fueron incrementando la tarifas de los fletes. “Pasamos de pagar $3.500 (por contenedor) antes de la pandemia a unos $12.000 durante la emergencia y en este punto estamos a $18,000″, enfatizó.

“Nuestra visión es ofrecer productos económicos a precio bajo, hemos tratado de asumir costos para no afectar a nuestro cliente. Algunos productos por la escasez de materia prima se han visto afectados con un aumento de precio; sin embargo, es algo que se sale de las manos de cualquier importador”, dijo Serracín a una consulta relacionada con los eventuales incrementos.

La cadena minorista Walmart explicó que adelantaron el internamiento de mercadería este año, por lo cual todo el volumen ya está en el país. “Gracias a que contamos con operaciones sólidas, presencia global y a que coordinamos con los proveedores con mucho tiempo de anticipación, ya tenemos en el país todos los contenedores con la mercadería para las temporadas especiales”, aseguró Mariela Pacheco, subgerente de Asuntos Corporativos de Walmart. Agregó que los precios no se verán afectados.

Jiménez, por su lado, prefirió no identificar los sectores afiliados a la CCCR que han hablado del traslado de parte de los aumentos tarifarios a los precios finales. Tampoco accedió a decir cuáles son las líneas de productos (categorías) afectadas.

Esta situación con las importaciones se presenta mientras el resultado interanual de la inflación de setiembre pasado (respecto al mismo mes del año anterior) fue de 2,09%. Este es el mayor valor interanual alcanzado en el indicador desde octubre del 2019. Las alzas previstas por el comercio pueden impactar más en este indicador.

En la tarde del 26 de octubre, el gobierno informó acerca de la presentación de una propuesta ante el Consejo de Ministros de Integración Económica (Comieco) de Centroamérica, para paliar el impacto de los fletes marítimos.

La intención es que de manera voluntaria los países adopten para el cálculo de los impuestos de las mercancías el valor del flete de la prepandemia, en lugar de los actuales, pues de esa manera se evita que el costo de las mercancías sea inflado artificialmente por el factor coyuntural que afecta al transporte marítimo, detalló el Ministerio de Comercio Exterior (Comex) al informar de la gestión.

Esta propuesta costarricense a la región responde a una reacción del presidente de la República, Carlos Alvarado, quien contestó el 12 de octubre a misivas enviadas por los empresarios en junio y en agosto, donde solicitaban y proponían acciones tendientes a paliar el impacto de los aumentos en los fletes.

El mandatario ordenó a los ministros de Hacienda, Elian Villegas, y de Comercio Exterior (Comex), Andrés Valenciano, la creación de un grupo de trabajo con los empresarios, para identificar y poner en marcha algunas soluciones.

Jiménez resaltó la buena reacción del Gobierno a las inquietudes de los empresarios, mediante un video que divulgó la CCCR el miércoles 27 de octubre.

Paralelamente, el presidente de la CCCR, Julio Castilla, realiza gestiones a escala regional en el Istmo, con el fin de adoptar una medida común consensuada, la cual se ajuste a las normas de la Organización Mundial del Comercio (OMC) y a los acuerdos de la integración centroamericana. Castilla también preside actualmente la Federación de Cámaras de Comercio del Istmo Centroamericano (Fecamco).

Mientras Jiménez aseguró que las gestiones a escala regional van por buen camino, Cedeño y Serracín coincidieron en que los empresarios tuvieron que acudir a proveedores distintos a China para mantener el surtido de los negocios, ante la mejor época de ventas.

Cedeño explicó que realizaron compras en India y con proveedores del norte de África, con precios en algunos casos muy cercanos. El problema, aseveró, es que estos nuevos proveedores dependen también del suministro de productos intermedios de China. Por ejemplo, en India se fabrica una prenda, pero depende de un zíper (cremallera) de China: “La rueda vuelve a caer en el gigante asiático”, detalló.

Marvin Barquero

Marvin Barquero

Periodista en la sección de Economía. Realizó sus estudios de Comunicación en la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre temas de producción y de comercio exterior.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.