Marvin Barquero. 11 diciembre, 2019
Entre el 15% y el 19% del café de producción nacional (unos 250.000 quintales o sacos de 46 kilos) se destina a consumo interno. Este volumen se une a crecientes importaciones de producto en grano (sin tostar ni moler) en los últimos años. Foto: John Durán
Entre el 15% y el 19% del café de producción nacional (unos 250.000 quintales o sacos de 46 kilos) se destina a consumo interno. Este volumen se une a crecientes importaciones de producto en grano (sin tostar ni moler) en los últimos años. Foto: John Durán

El segmento de mercado de café fino o gourmet es el que más está generado nuevas marcas y competidores en Costa Rica, pese a que representa, apenas, alrededor del 4% del consumo total del país, según estimaciones de los tostadores.

Así lo demuestra el anuncio del lanzamiento de 10 productos diferentes de café tostado y molido y en cápsulas de la marca Starbucks, colocadas en los estantes de los supermercados por la empresa Nestlé, la cual compró, a escala global, la distribución minorista de esos productos.

El anuncio del lanzamiento del café empacado Starbucks se produjo este miércoles 11 de diciembre. Las presentaciones están ya en los supermercados Walmart y Másxmenos. La compañía Nestlé explicó que, en marzo del próximo año, se ubicará el producto en otras cadenas de supermercados y tiendas de conveniencia.

José Manuel Hernando, presidente de la Cámara Nacional de Tostadores de Café, explicó que empresas afiliadas a esa organización también tienen presentaciones del segmento de más calidad, como parte de sus estrategias de mercado.

El empresario tostador y dirigente del sector dijo que tradicionalmente, cuando los precios internacionales del grano están bajos, los industriales lanzan nuevas marcas, en particular de calidad, en búsqueda de colocar el producto en el mercado local. Al volver el repunte de los precios externos algunas de maneras dejan de circular en el comercio local, recordó.

Hersel Orozco, socio y gerente de Alimentos y Bebidas Regionales S. A., dijo que tres cosas llaman la artención respecto al ingreso de Starbucks. La primera es que por el prestigio internacional de la marca se aumenta el consumo por persona en el país; la segunda es que van dirigidos a un mercado de mucho poder adquisitivo, y tercero, que apuesten con mucha agresividad en un país pequeño.

La empresa representada por Orozco tiene ocho marcas en el mercado para todo los segmentos. En orden de mayor a menor calidad, tiene Trío By Triángulo, Triángulo oscuro, 7 AM, café Dorado, Café Avestruz, Café Nosara, café Cristóbal y Café del Sol.

El tema, señaló Orozco, es que el consumo se estancó, debido, especialmente, a la situación económica. Por esto, se deberá repartir entre más actores el mismo pastel, con más competencia en la parte más fina.

A la apuesta de Starbucks se une el lanzamiento de la compañía Walmart de una presentación destinada a ese segmento, que se produjo el pasado 15 de octubre con la marca Great Value.

El grano de Walmart es de origen costarricense, mientras que las marcas de Starbucks distribuidas por Nestlé son de diversos orígenes, con café 100 arábica y empacadas en Estados Unidos.

Mientras tanto, Nestlé explicó que las 10 presentaciones son en empaques de 250 gramos y en cápsulas compatibles con las máquinas de Nescafé Dolce Gusto. Agregó que la oferta incluye una variedad de mezclas icónicas de Starbucks y cafés de origen.

En la Cámara Nacional de Tostadores de Café están afiliadas 22 empresas, las cuales representan alrededor del 90% de la demanda, explicó Hernando. Las firmas afiliadas, agregó, tienen unas 60 marcas en el mercado, pero si se desglosan por submarcas, tuestes y zonas de origen, la cantidad de presentaciones llega a más de 110 para las firmas que componen ese gremio.

Consumo alto
El café de la marca Starbucks ya está a la venta en los supermercados Walmart y Másxmenos de Costa Rica, molido y empacado, distribuido por Nestlé. Se ofrece en presentaciones de 250 gramos, en varios tipos y orígenes. Foto: Cortesía de Nestlé.
El café de la marca Starbucks ya está a la venta en los supermercados Walmart y Másxmenos de Costa Rica, molido y empacado, distribuido por Nestlé. Se ofrece en presentaciones de 250 gramos, en varios tipos y orígenes. Foto: Cortesía de Nestlé.

Al presentar su incursión en el mercado minorista costarricense con Starbucks, Nestlé dijo que se sustenta en notables cifras de consumo del café molido en Costa Rica.

Destacó, por ejemplo, que según la firma Nielsen, líder global en medición de consumo, los costarricenses compran el 43% del café tostado y molido que se comercializa en la región centroamericana.

Además, un estudio de Nestlé Centroamérica encontró que casi el 30% de los hogares costarricenses compra café tostado y molido dos veces por semana, que el 76% de los ticos consumen café en su casa y que nueve de cada 10 prefiere prepararlo a su gusto.

El consumo por persona del café en Costa Rica se ubicó en 4,3 kilos al año, con lo cual el país es el segundo entre los países productores en este indicador, solo detrás de Brasil con 6,3 kilos por persona al año. Para Costa Rica, la cifra es un ligero aumento respecto a los 4,1 kilos del 2017, pero sin restablecer los 5,2 kilos por persona al año, logrados en el 2016.

A escala global, el mayor consumidor por persona al año es Finlandia, con 12 kilos, de acuerdo con las cifras de la Organización Internacional del Café (OIC).

Según Hernando, el consumo en Costa Rica sigue muy estable, por lo que la llegada de nuevos competidores es bienvenida, pese a que se tiene que repartir más el mismo pastel.

Las estimaciones de la Cámara Nacional de Tostadores de Café indican que los mayores movimientos se pueden dar en el segmento tradicional o popular, pues el de café fino se mantiene en torno al 4% de la demanda total.