Indicadores

Precios del petróleo se desplomaron por debajo de cero este lunes, en una jornada inédita

Recope aclara que situación, inusual del mercado mundial, no tendrá repercusión directa en Costa Rica

Los precios del petróleo WTI (de referencia en Estados Unidos) se desplomaron bajo cero, este lunes 20 de abril, en un hecho inédito que llevó el barril a un punto mínimo de -$37,63 en la sesión, consecuencia del coma económico provocado por la pandemia del nuevo coronavirus.

En Costa Rica, mientra tanto, Erick Solano, director de Comercio Internacional de la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope), advirtió de que esa situación del mercado internacional es inusual y que no tendrá repercusiones directas, ni en los precios ni en el abastecimiento locales.

El precio del WTI (West Texas Intermediate) para entregar en mayo comenzó a caer desde el inicio de la sesión de este lunes 20 de abril. Las cotizaciones se vieron afectadas por una combinación de factores: la gran debilidad de la demanda, el exceso de oferta, las reservas muy elevadas (los sitios de almacenamiento casi llenos) y que los contratos para entregar el crudo en mayo se vencen este 21 de abril.

Los inversionistas siguen pagando $20,43 por barril de crudo estadounidense para entrega en junio, una cantidad que los analistas consideran es más cercana al precio “real” del petróleo.

Factores

Las previsiones de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) indican que la demanda se ubicará este año en 92,82 millones de barriles al día (mbd), es decir, una reducción de 6,85 mbd respecto al 2019.

La Organización Internacional de Energía incluso había previsto una demanda menor, de 90,6 mbd para este 2020.

La causa de esta caída es la crisis económica mundial como consecuencia del nuevo coronavirus.

Esta previsiones llevaron a que la OPEP, junto con otro países (OPEP+), acordaran, el 12 de abril, un recorte histórico en la producción, de 9,7 mbd, a partir del 1.° de mayo y durante dos meses . La finalidad fue reducir la oferta y sostener los precios, pero los resultados no fueron los mejores, pues el mercado no reaccionó ante el anuncio de menor producción.

Los precios del crudo estaban en torno a los $60 por barril al inicio de este 2020, a $18,27 el viernes pasado por la tarde y se hundieron por completo este lunes para terminar en negativo, a -$37,63.

Vidal Villalobos, asesor económico del Grupo Prival, explicó que los lugares de almacenamiento están llenos y que por el vencimiento de contratos a mayo, se creó el problema de mercado. A la gente (inversionistas) le van a llegar con el petróleo físico y no va a tener cómo almacenarlo, añadió. Se habla incluso, dijo Vidal, de hasta 160 millones de barriles que dan vueltas por el mundo en los barcos.

Con los sitios de abastecimiento prácticamente el tope, se presentó la debacle de las cotizaciones en la sesión del 20 de abril. "La cotización del crudo llegó este lunes a niveles históricos: los inversores y especuladores pagan para encontrar compradores en momentos en que las capacidades de almacenamiento llegan a su límite en Estados Unidos”, reportó la agencia de noticias AFP.

“Precios petroleros excepcionalmente bajos son señal de una actividad económica débil”, explicó Peter Cardillo, de Spartan Capital Securities, a esa agencia de noticias, en un informe donde se señala, además, que la Bolsa de Nueva York sufrió una fuerte caída, el 20 de abril, tras el desplome sin precedentes en los precios del barril de petróleo de referencia en Estados Unidos.

De poco impacto

En Costa Rica, y a criterio de Recope, esta caída sin precedentes en las cotizaciones del crudo de referencia en Estados Unidos no impacta directamente en los precios locales de los combustibles.

Solano recordó que la refinadora adquiere productos terminados (no crudo) y que los precios de estos no se movieron mucho, con una baja en el rango de menos de los $2 por barril, este 20 de abril. La situación, detalló, se produjo específicamente con el WIT, pues incluso otros mercados de crudo en Estados Unidos no cayeron tanto, al igual que el Brent, de referencia en Europa.

“Si hay algún efecto, si es que se da, se verá a cierto plazo, cuando la Aresep (Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos), lo determine y lo analice”, detalló Solano.

La situación en general del mercado de los combustibles, reconoció, sí tendrá un impacto durante el año en Costa Rica, pues Recope estima que para el periodo abril-diciembre de este 2020 la factura petrolera (pago por importar combustibles) bajará de entre $1.100 y $1.200 millones previstos inicialmente, a entre $500 y $600 millones.

El funcionario de Recope prefirió no referirse a eventuales situaciones hacia el futuro en el mercado petrolero. Estimar el comportamiento de la demanda es muy difícil y más en las condiciones actuales, argumentó.

Para Solano también es muy difícil sacar provecho de una condición inédita de mercado, como la sucedida este 20 de abril. Una de las razones, dijo, es que el precio se pacta con el suplidor para el día en que se carga el barco. Así que, primero habría que conseguir el buque, lo cual se lleva como 15 días, y luego, tenerlo listo para el momento propicio.

La segunda situación es la caída en la demanda de combustibles en Costa Rica. “Para qué comprar más si no tenemos dónde almacenarlo”, detalló.

Marvin Barquero

Marvin Barquero

Periodista en la sección de Economía. Realizó sus estudios de Comunicación en la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre temas de producción y de comercio exterior.

Patricia Leitón

Patricia Leitón

Periodista en la sección de Economía. Economista y periodista graduada por la Universidad de Costa Rica. Ganó el premio “Redactor del año” de La Nación (2001) y Premio Academia de Centroamérica del Periodismo Profesional en el Área Económica" (2004).

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.