Indicadores

Pesimismo de los consumidores en Costa Rica se redujo un poco al cierre del 2020

Índice de Confianza del Consumidor, aplicado por la Escuela de Estadística de la Universidad de Costa Rica, detecta que las medidas de apertura pudieron mejor la percepción acerca de la economía, en el trimestre que finalizó en noviembre

Los consumidores costarricenses se mantienen en una zona de pesimismo respecto a su evaluación de la economía, aunque presentan, hacia el trimestre que cerró en noviembre del 2020, una percepción ligeramente mejor que en los tres meses previos.

Esa conclusión se obtiene de los resultados del Índice de Confianza del Consumidor (ICC), que realiza la Escuela de Estadística de la Universidad de Costa Rica (UCR), y que fueron presentados la mañana de este miércoles 2 de diciembre, en su última medición del año.

De acuerdo con el resultado, el ICC se colocó en 34,8 puntos (escala cero a 100) entre setiembre, octubre y noviembre, mientras que hace tres meses (junio, julio, agosto) estaba en 28,3 puntos.

Empero, este ligero avance de 6,5 puntos en el ICC no permite salir de la zona de pesimismo, advirtió el investigador Johnny Madrigal, encargado de elaborar el indicador. Un resultado de 35 puntos, reiteró, es estar en esa zona.

Madrigal dijo que la ligera mejoría en la percepción acerca de la economía posiblemente tenga sustento en la flexibilización de las medidas para el control de la pandemia de la covid-19.

Estimó que una apertura al comercio, la reapertura a los vuelos internacionales, el estímulo al turismo interno y otras decisiones influyeron en el resultado del ICC, aunque el consumidor, insistió, se mantiene en una área de pesimismo.

Alonso Elizondo, director ejecutivo de la Cámara de Comercio de Costa Rica (CCCR) coincidió que eso es resultado del cambio de medidas del Gobierno ante las restricciones por la pandemia. Por eso, concretó, ve la situación igual que el coordinador del estudio: el consumidor se mantiene pesimista.

Pudo incidir también que algunos trabajadores, ante la apertura a las actividades económicas, volvieran a jornadas completas, dijo Elizondo.

El investigador de la UCR consideró que las medidas de ajuste fiscal, para disminuir la brecha ente ingresos y gastos del Gobierno, las cuales no se tienen claras todavía, posiblemente incidirán mucho en los resultados futuros del ICC.

Al respecto, Elizondo consideró que las medidas no pueden venir por la vía de impuestos, porque tocar la capacidad de compra de las personas “sería un gran error, cuando los ingresos ya están disminuidos”. Añadió que los ajustes deben ir por el lado de los gastos.

Aunque siempre dentro de esa misma zona pesimista, se perciben mejoras en el ingreso familiar: el grupo de quienes esperan ingresos menores que los del año pasado se redujo de 35,4% a 27,8%. Igual recuperación ocurre en la percepción de capacidad de compra: disminuyó de 45,4% a 37,0% quienes esperan una pérdida en esa capacidad.

Además, permanecieron sin cambio las expectativas de aumentos en los precios de los combustibles y de tipo de cambio, explicó Madrigal, al presentar los resultados en una conferencia virtual.

Mala perspectiva

Al contrario, la calificación a la política económica de la actual administración no solo es negativa, sino que se deterioró significativamente en los últimos meses, advirtió el informe de la encuesta.

Así, quienes califican ese desempeño como un “trabajo bueno” bajó de 15,9% a 5,1% y los que lo consideran un “trabajo pobre” aumentó de 50,4% a 69,9%.

Igualmente se presentó un incremento en quienes prevén un alza en las tasas de interés para el futuro. La cifra pasó en este caso de 54,4% a 58,1%, en los tres meses a noviembre.

Empero, el porcentaje de quienes esperan aumentos en el desempleo disminuyó de 68,0% a 57,9%, en tres meses, y en el caso de la pobreza las magnitudes lo hicieron de 76,4% a 66,9%. Esto indica que hay una mejor percepción acerca de la situación personal, probablemente también influida por las medidas de reactivación económica.

La encuesta para el ICC se realizó entre el 2 y el 14 de noviembre pasados. La muestra es de 708 personas, de 18 o más años, y se realiza medianta la telefonía móvil o celulares.

Se trata de la encuesta número 68 y el periodo es cada tres meses y sus últimos resultados se presentaron mientras el actual director de la Escuela de Estadística, Fernando Ramírez, advirtió que por temas presupuestarios esta medición está en peligro de suspenderse.

Marvin Barquero

Marvin Barquero

Periodista en la sección de Economía. Realizó sus estudios de Comunicación en la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre temas de producción y de comercio exterior.