Finanzas

Uso de reservas permitió al INS repartir más dinero a Gobierno e IVM

Aseguradora afirma que uso de reserva fue por orden de Sugese y reconoce que este dinero incrementó los ingresos, lo cual tuvo un “efecto positivo” en las ganancias finales, parte de las cuales se entregan a Hacienda

El Instituto Nacional de Seguros (INS) entregará, durante este mes de marzo, más dinero al Gobierno Central y al régimen de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM) a raíz del uso de unas reservas que le permitieron elevar sus ganancias en el 2021. Así lo confirmaron, por separado, a La Nación, William Emilio Fernández, director Jurídico INS; y Tomás Soley, jerarca de la Superintendencia General de Seguros (Sugese).

La aseguradora pública trasladará al Ministerio de Hacienda ¢70.936 millones, de los cuales ¢37.936 millones son del pago impuesto sobre la renta y ¢33.000 millones de distribución de utilidades. Sin embargo, sin el uso extraordinario de las reservas, el monto a entregar habría sido de ¢42.601 millones, de los cuales ¢25.847 millones eran por pago de tributos y ¢16.754 millones por la entrega del 25% de sus ganancias netas al Gobierno, reconoció la aseguradora estatal.

En el caso del IVM, el INS trasladará al fondo de pensiones ¢4.649 millones, pero sin la influencia del fondo especial con el que contaba la entidad, el monto habría caída a ¢2.634 millones.

“Esos ajustes extraordinarios generaron un efecto positivo en nuestros resultados (...) se puede deducir que la utilidad del año 2021 tuvo un impacto neto positivo en ¢16.436 millones por rubros de naturaleza extraordinarios”, dijo Fernández.

La ganancia neta de la aseguradora estatal ascendió, después del efecto positivo explicado por el vocero, a ¢133.700 millones en el 2021, es decir, 82% más respecto a los ¢73.471 millones del año pasado, según los estados financieros auditados de la entidad.

El aporte del Instituto a Hacienda, sobre las ganancias del 2021, implican un aumento relevante frente a lo que se entregó sobre las utilidades del 2020. En ese momento, se trasladaron ¢38.534 millones, entre pago de renta y distribución de utilidades, es decir, que los ¢70.936 millones del año pasado significan un incrementó de 82%.

Los traslados excepcionales de dinero del INS al Gobierno no son la primera vez que se ejecutan. En mayo del 2020, la entidad donó ¢75.000 millones de su patrimonio a Hacienda para financiar 200.000 bonos Proteger. Además, trasladó ¢1.000 millones a la Comisión Nacional de Emergencias para atender necesidades de la pandemia.

La aseguradora pública paga anualmente hasta 30% de impuesto sobre la renta sobre las ganancias obtenidas de su actividad comercial. Además, está obligada trasferir el 25% de sus utilidades al Gobierno y 5% al IVM.

Las utilidades del INS se incrementaron de forma atípica, durante el año pasado, porque la aseguradora liberó en total ¢89.235 millones de una reserva de la póliza de Riesgos del Trabajo (RT) y otra de Riesgo Catastróficos de las líneas de seguros de incendio, temblor y terremoto.

Tomás Soley, jerarca de la Sugese, explicó que los recursos se contabilizaron como ingresos y son un resultado dado por una única vez. “Este tipo de provisiones cuando se constituyen representan un gasto para la compañía y cuando se liberan entonces son un ingreso, para efectos tributarios. Cuando se liberan constituye un monto importante porque se acumularon durante años”, detalló.

Soley explicó que la desacumulación de los recursos impactó la utilidad bruta de la aseguradora lo cual, posteriormente, se incorpora en el pago de impuestos y la distribución de ganancias al Gobierno.

El INS empezó a constituir la Reserva de Plan Maestro del RT con el objetivo de construir el Hospital del Trauma, pero al final, los ¢49.435 millones acumulados no se usaron para la edificación de la obra, con lo cual la Sugese aprobó, en agosto del año pasado, liberar el dinero, después de una solicitud de la empresa, aseguró el Superintendente.

En el caso de la Provisión para Riesgos Catastróficos, la liberación fue por ¢40.000 millones, al cierre del año pasado, después de darse un cambio normativo en la forma de constituir dicho fondo, según Sugese.

Dichos recursos se constituyeron en todas las aseguradoras como parte de la creación de la reserva técnica y requerimiento de capital para las pólizas de incendio, temblor y terremoto. Con la modificación reglamentaria, todas las empresas deben liberarlas.

William Emilio Fernández, director Jurídico del Instituto, aseguró que la liberación de los recursos de ambos fondos ocurrió por orden de la Sugese. “Es importante aclarar que la exclusión del Plan Maestro (del RT) de la reserva de capital obedeció a una orden del supervisor y no a una medida tomada por el INS con el objetivo de aumentar los ingresos”, dijo el vocero.

Mientras que, en el caso de la Provisión para Riesgos Catastróficos, Fernández corroboró que se trató debido al cambio normativo dictado por la Sugese.

El funcionario afirmó que la empresa estatal tenía la opción de pasar por ingresos más recursos, pero se propuso a la entidad supervisora mantener un saldo de ¢30.000 millones.

La liberación de los recursos acumulados fue revelada en los estados financieros auditados del INS, con corte a diciembre del 2021, por una orden de la Superintendencia.

Óscar Rodríguez

Óscar Rodríguez

Periodista de Economía. Máster en Periodismo Económico de la Universidad Rey Juan Carlos de España. Escribe sobre finanzas y macroeconomía. Ganador del premio Jorge Vargas Gené 2015 y Distinción del Mérito Periodístico 2011 de Canatur. Redactor del año La Nación en 2017.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.