María Fernanda Cisneros. 13 febrero

Las tasas de interés que ofrece la banca pública en los depósitos en colones a un mes plazo, crecieron dos puntos porcentuales entre enero del 2017 y el mismo mes de este 2018.

La banca privada, por su lado, también incrementó estos rendimientos pero con menor fuerza (0,79 puntos).

Estas cifras se desprenden del promedio ponderado de las tasas de interés netas que ofrecen los intermediarios financieros para depósitos en moneda nacional, y que el Banco Central publica cada miércoles.

La subida de las tasas está ligada a las medidas de política monetaria más restringida, que aplicó el mismo Banco Central, principalmente el año pasado.

Según el Programa Macroeconómico 2018-2019 la transmisión de los ajustes en la tasa de política monetaria (TPM) ha sido disímil por instrumento financiero.

En los productos de corto plazo el traslape fue inmediato pero en el resto no ha concluido, explica el documento divulgado a finales de enero.

La TPM inició el 2017 en 1,75% y concluyó este año en 4,75%, luego de seis incrementos. También, al término de enero de 2018, el Banco Central anunció – al lado del programa monetario – una nueva alza que ubicó al indicador en 5%.

El Central le ha apostado a incrementos en esta tasa, al lado de otras medidas como la reactivación de Central Directo, para mejorar el premio por invertir en colones. Esto ha surtido más efecto en el corto plazo.

Al revisar las inversiones en moneda nacional, pero a un mayor plazo (seis y 12 meses), la banca estatal registra subidas mucho menores a las observadas en el muy corto plazo.

Mientras, en la acera de las entidades privadas, se aprecia un crecimiento muy similar entre los distintos lapsos de inversión.

Al lado de varios incrementos en la TPM, la reactivación de Central Directo llegó en junio como una medida de la autoridad monetaria para acelerar el proceso de transmisión de esas subidas en las tasas de captación del mercado.

Con el Central en competencia por los recursos y una oferta de tasas de interés más altas, las entidades iniciaron un ajuste que al final se evidenció en la tasa básica pasiva. Este indicador subió en más de un punto de mayo a junio, y desde entonces se ha ubicado en 6% o menos.

Central Directo paga más que los bancos en las inversiones. Por ejemplo, mientras la banca estatal ofrece en promedio una tasa de 3,25% para depósitos a un mes plazo, la plataforma del BCCR paga 6,45% para inversiones entre 30 y 59 días.

El aumento de tasas de interés en los productos de captación ofrecidos refleja la competencia que se tiene por los recursos en colones.
El aumento de tasas de interés en los productos de captación ofrecidos refleja la competencia que se tiene por los recursos en colones.

La demanda de crédito, el déficit fiscal y la venta de cartera de crédito de Bancrédito influyeron en una mayor captación de colones, con el fin de aumentar la cartera de crédito y con ello los rendimientos, explicó Karol Morera, jefa comercial de Banco Cathay.

Asimismo, el aumento de tasas de interés en los productos de captación ofrecidos por bancos públicos refleja la competencia que se tiene por los recursos en colones, añadió Morera.

En 2017, la liquidez en colones creció mucho menos que el año previo, pero el crédito en moneda nacional fue más dinámico.

Datos preliminares publicados en el Programa Macroeconómico 2018-2019 muestran que el medio circulante en colones (el dinero líquido que circula en la economía) creció apenas 2,5% interanual en el 2017, contra el 18% que registró un año antes.

La liquidez en colones también creció menos. Mientras, el crédito en colones repuntó 14,8% el año pasado y 12% un año previo.

Esto sumado a los aumentos en la TPM inciden en una mayor presión en el mercado por la captación de recursos en colones, afirmó Luis Brenes, gerente de Finanzas de Banco Lafise.

Brecha entre banca pública y privada baja

Los depósitos a seis meses ofrecen una tasa 0,77 puntos mayor que hace un año en la banca privada, y 0,33 puntos en la pública.

Al cierre de enero del 2017, los bancos privados ofrecían, en promedio, una tasa de 2,68% para depósitos a un mes plazo y la banca estatal le pagaba 1,06% por la misma inversión.

Luego del incremento de las tasas, esa brecha se redujo y por ende, el inversionista encontrará pocas diferencias entre los rendimientos que ofrecen la banca privada y la estatal.

Hace un año la acera privada ofrecía una tasa 1,62 puntos porcentuales mayor a la estatal, pero hoy la diferencia es de 0,23 puntos.

Mientras, todas las entidades ofrecen casi los mismos rendimientos que hace un año en instrumentos de inversión en dólares.