Patricia Leitón. 6 abril
The W Hotel, una de las empresas de hospitalidad de Fifco, cerró temporalmente su operación en Guanacaste, al menos durante abril, mayo y junio, sin despedir colaboradores. Además, estos reciben ayuda de la Asociación Solidarista. Foto: Cortesía de Fifco
The W Hotel, una de las empresas de hospitalidad de Fifco, cerró temporalmente su operación en Guanacaste, al menos durante abril, mayo y junio, sin despedir colaboradores. Además, estos reciben ayuda de la Asociación Solidarista. Foto: Cortesía de Fifco

Las asociaciones solidaristas están tomando medidas para aumentar la liquidez de las familias de los asociados cuyos ingresos se han visto afectadas por el nuevo coronavirus.

Guido Alberto Monge, vicepresidente ejecutivo del Movimiento Solidarista Costarricense, explicó que cada junta directiva toma sus propias medidas.

Algunas están suspendiendo el aporte personal, otras permitiendo retirar ahorros especiales sin penalización y otras, dando líneas de crédito especiales, por ejemplo.

Monge explicó que todavía no tienen datos de cuántos empleados solidaristas han perdido su empleo y cuántos han afrontado reducción en sus jornadas laborales. Añadió que realizarán una encuesta para obtener información.

En un comunicado la Confederación Nacional de Asociaciones Solidaristas y el Movimiento Solidarista Costarricense hicieron un recuento de las medidas que se están aplicando.

Por ejemplo, facilitar arreglos de pago para quienes demuestren tener impactos económicos en sus hogares.

“Aquí debe aplicar el buen criterio de las juntas directivas y administración. Aplicar condiciones especiales sobre todo, un periodo de no pago de cuotas, o solo pago de intereses”, detalla el comunicado.

Las juntas también deben velar por las finanzas de la Asociación misma, para que pueda seguir operando.

Otra medida que se ha utilizado es crear o activar líneas de crédito de emergencia con condiciones especiales, como tasa muy baja (entre 4% y 8%), plazos amplios y periodo de gracia, de al menos tres meses, sin pagar las cuotas al inicio.

Además, suspender temporalmente el giro del aporte personal, encuestas a asociados para determinar situaciones particulares, permitir el retiro de los ahorros extraordinarios sin comisiones por retiros anticipados y no hacer rebajos de ahorros extraordinarios (navideño, marchamo, escolar, etc.),

La junta directiva de la asociación, detalla el comunicado, también puede tomar una proporción de los rendimientos mensuales para crear un fondo que sea redireccionado a los asociados que realmente se han visto golpeados por la crisis.

Las organizaciones recuerdan que la Ley 6970, que rige al solidarismo, no permite el adelanto de excedentes, ya que en su artículo 27 establece que es un punto de asamblea general.

“Solo se puede declarar excedentes cuando los estados financieros así lo arrojen posteriormente al cierre del periodo fiscal y en asamblea general ordinaria”, detalla el comunicado.

Algunos testimonios

Algunas asociaciones consultadas por La Nación contaron las medidas particulares que han tomado.

Roger González, presidente de la Asociación del Barco Santa Bárbara, que agrupa a trabajadores del Banco de los Mariscos, en Santa Bárbara de Heredia, contó que están laborando medio tiempo y en la Asociación suspendieron el cobro de los créditos.

“Los préstamos de ninguna índole se les está cobrando hasta nuevo aviso, hasta que pase la emergencia (...) para ver qué sucede porque el restaurante ya va a empezar a tomar otras medidas, usted sabe que la situación se está complicando”, comentó González.

Añadió que la empresa está ayudando a los trabajadores con medio tiempo, cuatro horas, para tratar de ayudar a todos. La asociación tiene 65 miembros.

El restaurante está vendiendo en el lugar y en línea con servicio express.

Maricela Matarrita, presidenta de la Asociación Solidarista de Empleados de Reserva Conchal y Afines, explicó que las asociaciones de los dos hoteles de este complejo están aplicando medidas para aliviar la situación de los trabajadores.

El complejo turístico Reserva Conchal, que pertenece a Florida Ice and Farm (Fifco), tiene dos hoteles, el The Westin Golf Resort & Spa y el W Hotel y ambos hoteles cerraron temporalmente.

Gisela Sánchez, directora de Relaciones Corporativas de Fifco, había explicado que los más de 800 empleados mantendrán su empleo.

Del total de personas, el 35% conservarán su salario actual sin ninguna modificación, un 59% adicional tendrá una reducción de su salario hasta un máximo de 21% de su salario actual y el el 6% restante de los trabajadores, que corresponde a colaboradores con los salarios más altos, la reducción salarial es, en promedio, de 35%.

“Tomamos la decisión de que por estos tres meses, que estamos con disminución de jornada, no vamos a cobrar la cuota de los préstamos, simplemente vamos a bloquear el cobro de los préstamos, no van a correr intereses (...) y el cobro de estas cuotas van a ser cobradas después del plazo, si un préstamo terminaba en diciembre del 2020 va a terminar en marzo 2021 sin ningún cargo extra”, detalló Matarrita.

También están valorando no cobrar el 5% del ahorro obrero y recogiendo información sobre el riesgo que tiene la familia de cada asociado, por ejemplo, si otros miembros perdieron el empleo o si tienen adultos mayores en sus casas, porque tienen un fondo de ayuda social que usarían en el momento crítico que lo prevén para junio o julio cuando ya la falta de ingresos se sienta mucho más.

Por su parte, Ronald Soto, presidente de la Asociación Solidarista de Automercado y Afines, la cual tiene a unos 2.900 asociados, explicó que los trabajadores de la empresa no se han visto afectados económicamente, pero en los núcleos familiares algunos han experimentado despidos y reducciones laborales y por ello también están tomando medidas.

En los créditos que los trabajadores tienen con la asociación únicamente se van a deducir los intereses por dos meses, están creando una línea de crédito subsidiada, hicieron una alianza con la empresa para dar acompañamientos emocionales porque han tenido casos en los que la gente se siente alterada y ampliaron el programa de finanzas personales.