Marvin Barquero. 11 diciembre, 2017

Las asociaciones solidaristas están repartiendo un total de $970,7 millones en excedentes entre sus afiliados, correspondientes al periodo 2017, lo cual representa una fuerte inyección a la economía, que se hace entre octubre y febrero.

La inyección de los excedentes solidaristas a la economía es de $971 millones este año. Esas sumas se reparten a los asociados entre octubre y febrero y se utilizan para gastos de fin de año, ingreso de las clases y otras inversiones. Foto : Diana Méndez.
La inyección de los excedentes solidaristas a la economía es de $971 millones este año. Esas sumas se reparten a los asociados entre octubre y febrero y se utilizan para gastos de fin de año, ingreso de las clases y otras inversiones. Foto : Diana Méndez.

Así lo definió la estimación del Movimiento Solidarista Costarricense, que se realiza mediante la aplicación de una metodología para el caso, explicó Guido Alberto Monge, vicepresidente ejecutivo de esa organización.

El sector detalló que el cálculo se hace mediante la obtención de un factor. Ese factor, a su vez, se saca mediante la división de la utilidad mensual entre el total de aportes personal y patronal. Dicho factor se multiplica por cada uno de los socios. Se calcula mensualmente y se acumula para evitar que se altere si uno de los afiliados no estuvo durante todo el año en una asociación.

El monto total de excedente se reparte entre unos 343.000 afiliados, lo cual significa un promedio de $2.830,9 entre cada asociado de este movimiento, aunque hay salarios de muy diferente monto entre los afiliados y, por tanto, con ahorros también bastante diversos.

Actualmente, esos 343.000 afiliados están en las 1.450 asociaciones solidaristas inscritas ante el Ministerio de Trabajo, donde es obligación cumplir con el procedimiento de registro, recordó Monge.

El monto de este año es casi un 7% superior a los $908 millones repartidos en el 2016 y un 17,5% por encima de los $826 millones del 2015, de acuerdo con las estimaciones del Movimiento.

También, el Movimiento estimó que para este 2017 el impuesto único del 5% sobre los excedentes de los afiliados solidaristas significó para el Estado unos $48,5 millones.

Inversiones

Monge explicó que una vez concluido el año fiscal, el 30 de setiembre, cada asociación inicia el proceso de cálculo y entrega de los excedentes. Algunas hacen la repartición entre los afiliados en el propio mes de octubre, otras en noviembre y la mayoría en diciembre.

Sin embargo, algunas agrupaciones realizan las asambleas generales en enero o incluso febrero, con la idea de que los excedentes sean invertidos por los asociados en la entrada de clases.

En lo relativo al 2017, se calcula que el patrimonio de las asociaciones solidaristas alcanza un total de $6.891 millones, lo cual corresponde al 13,9% del producto interno bruto (PIB) de Costa Rica.

Además, la proporción del monto total de excedentes de los solidaristas respecto del total de aguinaldos del país es de 70%.

La Asociación Solidarista de Empleados de la Caja Costarricense de Seguro Social (Aseccss), por ejemplo, dijo que distribuyó excedentes por más de ¢32.491 millones entre aproximadamente 40.000 asociados, de acuerdo con una información divulgada por el director de Comunicación Organizacional de la Caja, José Luis Valverde.

"Hace poco más de dos años nos propusimos darle un nuevo rumbo a la organización, impusimos rigurosos parámetros éticos en la gestión, creamos una sólida estructura financiera, fortalecimos el proceso de auditoría interna y la Dirección Jurídica", agregó Valverde.