Óscar Rodríguez. 21 diciembre, 2017

La Asociación Solidarista de Empleados del Banco Nacional (Asebanacio) cerrará el 2017 con un saldo de ¢6.316 millones de créditos riesgosos.

Dicho monto significa el 6,3% de la cartera crediticia de la entidad, que asciende a ¢98.000 millones, según sus estados financieros.

Las empresas Sinocem y JCB Constructora y Alquiler, ambas de Juan Carlos Bolaños, tienen una deuda de ¢2.000 millones con Asebancio por descuento de facturas y contratos.
Las empresas Sinocem y JCB Constructora y Alquiler, ambas de Juan Carlos Bolaños, tienen una deuda de ¢2.000 millones con Asebancio por descuento de facturas y contratos.

Los principales problemas de morosidad se presentan en las operaciones empresariales y en los créditos enviados a cobro judicial, también en su mayoría con compañías, se detalla en la información financiera de la Solidarista de la cual tiene copia La Nación.

Los préstamos con empresas, con atrasos de más de 90 días, reportó un saldo de ¢3.392 millones y el cobro en la vía judicial ascendió a ¢2.530 millones.

La deuda en mora de los asociados fue de ¢378 millones; es decir, el 6% del monto total en atraso de pago.

Asebanacio, constituida en octubre del 2011, tiene 5.497 trabajadores del Banco Nacional de Costa Rica (BNCR) asociados de una planilla total de 5.880.

Asebanacio cerrará este año con un patrimonio de ¢104.389 millones. Dicho monto está constituido por un aporte patronal por concepto de cesantía de ¢75.277 millones, el ahorro de los empleados de ¢18.953 millones y un excedente del periodo de ¢10.159 millones.

Casos relevantes

El más reciente problema de morosidad de la Solidarista fue comunicado, este lunes 18 de diciembre, por la nueva Junta Directiva de la organización.

En específico, se trata de una deuda descubierta por ¢1.075 millones de la Empresa Seguridad Delta.

Asebanacio otorgó un crédito a la compañía por ¢1.750 millones; pero solo tienen garantías por ¢745 millones.

La Solidarista otorgó el préstamo con base en un acuerdo privado de los derechos económicos de los contratos de Seguridad Delta con sus clientes.

Sin embargo, la compañía informó de que dejará de dar servicios de seguridad al BNCR y Bancrédito lo cual afecta su capacidad de pago.

"Lo anterior obliga a la Junta Directiva actual necesariamente a realizar estimaciones que afectarán los resultados económicos del periodo 2017-2018, provocando esta medida una disminución importante de los dividendos", se detalla en el comunicado, en poder del diario.

El 6 de diciembre anterior, la Directiva informó también de la deuda de ¢2.095 millones del empresario cementero Juan Carlos Bolaños, cuyo monto una vez más será asumido contra excedentes del próximo año.

Dicho monto corresponde a descuentos de facturas y contratos, dados a Sinocem Costa Rica y JCB Constructora y Alquiler, reveló la nueva Directiva de Asebanacio, nombrada en octubre pasado.

El tercer caso relevante son los préstamos a Casa Blanca, solo garantizados con pagarés, por un monto de ¢2.037 millones, informó la Asociación, a comienzo de año.

Land Business, propietaria de la empresa de electrodomésticos, acudió a un proceso preventivo –en el cual aún se encuentra– y generó la paralización del pago a sus acreedores.

Alta concentración

El negocio de financiamiento empresarial de Asebanacio tiene una alta concentración de recursos en pocos clientes.

Por ejemplo, el saldo del negocio de descuento de facturas fue de ¢17.500 millones a setiembre pasado.

Dicho monto estaba otorgado a 20 clientes y solo una operación acapara el 52% de los recursos, es decir, ¢9.239 millones. A otros dos clientes se les dio factoreo por ¢5.507 millones.

En el caso del descuento de contratos, los estados financieros detallan un saldo de ¢8.249 millones a setiembre pasado, también solo en 20 deudores.

El 77% del monto, o sea ¢6.352 millones, está distribuido en cuatro empresas, según se detalla en la información financiera.

En ambos negocios, los principales clientes son empresas constructoras. El monto financiado en facturas es del 77% del saldo total y en contratos, del 67%.

La nueva directiva de Asebanacio acordó, a comienzos de mes, cerrar por completo las nuevas operaciones de crédito corporativo.