Solidarismo, Uccaep y banqueros enviarán este viernes sus documentos

Por: Patricia Leitón 17 abril, 2015
Walmart en San Sebastián. Actualmente el impuesto sobre las ventas grava principalmente bienes. La reforma propone que a los servicios también se les aplique. Además propone subir la tasa del 13% actual al 15% en el año 2017. | JORGE ARCE/ARCHIVO
Walmart en San Sebastián. Actualmente el impuesto sobre las ventas grava principalmente bienes. La reforma propone que a los servicios también se les aplique. Además propone subir la tasa del 13% actual al 15% en el año 2017. | JORGE ARCE/ARCHIVO

Este viernes vence el plazo para presentar observaciones a los proyectos de reforma a los impuestos de renta y ventas y, hasta ayer, el Ministerio de Hacienda tenía 136 comentarios.

Del total de documentos recibidos, 120 son de personas físicas y 16, de entidades jurídicas.

Los comentarios de los grupos más grandes llegarán hoy, entre ellos, los de la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (Uccaep), la Asociación Bancaria Costarricense (ABC) y el Movimiento Solidarista Costarricense.

Entre las observaciones recibidas están las de los cooperativistas, que piden que se les mantenga la exoneración del 30% del impuesto sobre la renta. Entre las que se conocerán hoy figuran las de los solidaristas, que solicitan no aplicar la tabla del salario a los excedentes que perciben los trabajadores.

El proyecto de renta, que el Gobierno puso en consulta el pasado martes 10 de marzo, propone un tributo de 15% para la mayoría de rentas financieras, como los intereses de los certificados de depósito a plazo o de inversión, las ganancias de fondos de inversión y los dividendos. Además, plantea gravar con un 15% la cesantía superior a los ocho años, entre otros.

El proyecto de reforma al impuesto de ventas repite la intención de administraciones anteriores de transformarlo en un impuesto al valor agregado (IVA), como funciona en la mayoría de países, y propone elevarlo de 13% a 15% para el 2017.

Con ambas iniciativas, el Poder Ejecutivo prevé recaudar recursos equivalentes al 2% del producto interno bruto (PIB), para reducir un déficit de 5,7% de la producción.

Ayer se intentó conversar con el viceministro de Hacienda encargado de ingresos, Fernando Rodríguez, sobre el proceso que sigue, pero tenía un problema de salud.

Según una lista de observaciones suministradas por Hacienda, hay comentarios a favor y en contra de la reforma.

Objeciones. Algunos grupos, como la Uccaep y el ABC, prefirieron no compartir sus observaciones hasta que sus documentos estén en manos del Ministerio de Hacienda.

Raúl Espinoza, presidente del Movimiento Solidarista Costarricense, explicó que objetarán cuatro puntos.

Uno es el alza en el impuesto a los títulos valores, que pasaría del 8% al 15%, pues las asociaciones usan este instrumento para invertir los ahorros de los asociados. Estiman que se verían afectados sus rendimientos.

La segunda queja es el impuesto de 15% sobre la cesantía superior a los ocho años; el tercero es la oposición a aplicar a los excedentes que reciben los trabajadores la tabla del impuesto al salario y, por último, la negativa a que las asociaciones sean tratadas como sociedades mercantiles, pues se gravaría con el tributo de renta su operación, según interpretan.

Jesús Villalobos, presidente del Consejo Nacional de Cooperativas, explicó que esta agrupación analizó el tema en un plenario en marzo pasado y ya entregó su documento al Ministerio de Hacienda.

En resumen, las cooperativas piden la exclusión del proyecto de renta con el argumento de que ya tienen un 25,5% de cargas parafiscales, en el caso de las cooperativas tradicionales, y de un 36,5% las de autogestión.

En la Cámara de Bancos, el presidente a.i., Bernardo Alfaro, informó de que todavía no han presentado sus observaciones puntuales, pero que en una reunión con el presidente Luis Guillermo Solís y el equipo económico comentaron su preocupación sobre algunos temas.

Alfaro pidió que no se excluya a ningún grupo.

“En términos generales, nos parece importante que todos contribuyamos y que no se eximan sectores del todo, porque el principio en materia contributiva es que cada uno aporte según sus ingresos, de tal forma que no haya sectores exentos”, añadió.

Respecto a observaciones puntuales señaló dos: el aumento en el impuesto al ahorro del 8% al 15% porque es un desestímulo.

Según Alfaro, apoyan la no deducción como gasto de lo pagado a personas o entidades domiciliados en paraísos fiscales o en jurisdicciones no cooperantes.

Sin embargo, comentó que sugieren que dichos paraísos y jurisdicciones no cooperantes sean remitidos a las listas que elabora la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), que tiene criterios técnicos e internacionales.

Hacienda confirmó ayer que el vencimiento del plazo para presentar comentarios será hoy.