Óscar Rodríguez. 26 mayo

(Video) Suspendida libre transferencia entre OPC

La libre transferencia de personas entre operadoras de pensiones complementarias (OPC) quedó suspendida mientras se mantenga en vigencia la emergencia nacional por la pandemia del coronavirus.

La medida se tomó para evitar el riesgo de que se materialice una pérdida en el ahorro individual de los cotizantes al Régimen Obligatorio de Pensiones Complementarias (ROP), informó Rocío Aguilar, jerarca de la Supén.

El Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero Nacional (Conassif) tomó la decisión, este lunes 25 de mayo, luego de una solicitud efectuada por la Superintendencia de Pensiones (Supén).

“El Conassif aprobó (…) la suspensión del traslado de afiliados entre operadoras de pensiones mientras dura la declaratoria de emergencia relacionada con el covid-19. El propósito de este cambio es proteger al afiliado evitando que reducciones de valor, reflejadas en su estado de cuenta, lleguen a hacerse realidad al liquidar el fondo para cambiarse de operadora”, explicó Aguilar.

Durante los dos últimos meses, los rendimientos de las inversiones del ROP han mostrado minusvalías, las cuales se atribuyen a los efectos generados por la crisis del coronavirus en los mercados internacionales y en el país.

La posibilidad de suspender de manera temporal el traslado de personas entre operadoras se estableció en la reciente reforma a la Ley de Protección al Trabajador que incorporó nuevas razones para el retiro del Fondo de Capitalización Laboral (FCL).

“Esta medida pretende evitar a los afiliados y pensionados daños de difícil o imposible reparación, los cuales se podrían materializar si se realiza el traslado de sus recursos entre operadoras de pensiones”, recalcó Aguilar.

La funcionaria resaltó que la minusvalías reportadas están vinculadas con las caídas históricas en los precios de títulos valores nacionales e internacionales por covid-19.

Hasta abril pasado, el ROP contaba con 2,7 millones de trabajadores afiliados a una operadora de pensiones de los cuales, solo poco más de un millón de personas efectúan aportes a su pensión, según datos de Supén.

Las operadoras de pensiones administran más de ¢7 billones, recursos que están invertidos en el mercado local y en el extranjero.