Finanzas

Reserva Federal estima que al subir tasas, una recesión en Estados Unidos ‘es una posibilidad’

Jerome Powell reconoció ante el Senado este miércoles que ‘no es en absoluto el resultado deseado pero ciertamente es una posibilidad’

Washington. El presidente de la Reserva Federal estadounidense (FED, banco central), Jerome Powell, reconoció este miércoles ante el Congreso que un rápido aumento en las tasas de interés podría desencadenar una recesión, y que la inflación “sorprendió” a las autoridades monetarias, advirtiendo que podrían haber “otras sorpresas”.

“No es en absoluto el resultado deseado pero ciertamente es una posibilidad”, respondió Powell durante una audiencia en el Senado a un congresista preocupado por las consecuencias en la producción de la política monetaria de la FED, que ahora ajusta sus tipos de interés de referencia al alza para combatir la inflación.

En un discurso ante el Congreso, Powell aseguró asimismo que la economía estadounidense es lo suficientemente sólida “para enfrentarse a un endurecimiento monetario” o ajuste al alza de las tasas de interés.

“Obviamente, la inflación ha sorprendido (...) durante el último año, y podrían esperarse más sorpresas”, dijo Powell en su comparecencia ante una comisión del Senado, en un momento en el que la subida de los precios alcanzó un pico en 40 años en Estados Unidos con un 8,6% interanual a mayo, según el índice CPI de precios al consumo. Recordó que la FED subió sus tasas de referencia en las últimas tres reuniones, lo que ha supuesto un aumento de 1,5 puntos porcentuales.

El comité monetario “cuenta con que las tasas sigan subiendo”, advirtió, y el ritmo “dependerá de los datos económicos”. El jefe de la FED aseguró que la comunicación del banco central será lo más clara posible.

En su última reunión a mediados de junio el comité monetario subió las tasas en 0,75 puntos porcentuales, un aumento nunca visto en casi 28 años. “Nos esforzaremos por evitar agregar incertidumbre a un periodo que ya es extraordinariamente difícil e incierto”, prometió. Pero aclaró que en un entorno económico que cambia rápidamente, la política se ha adaptado y seguirá haciéndolo.

Entre las causas de la inflación Powell citó el aumento en los precios del crudo como resultado de la invasión de Ucrania por parte de Rusia y los confinamientos por la covid-19 en China, pero los republicanos consideran que la política monetaria de la FED ha sido demasiado laxa durante mucho tiempo. El organismo mantuvo tasas cercanas a cero para impulsar la economía durante la pandemia.

“La inflación también ha aumentado rápidamente en muchas economías extranjeras”, insistió. El miércoles se anunció que fue de 9,1% interanual en mayo en el Reino Unido. Pero Powell describió una economía estadounidense todavía “muy sólida”.

“Los indicadores sugieren que el crecimiento del producto interno bruto real se aceleró este trimestre, y el gasto de consumo se mantuvo fuerte”, dijo, después de que el PIB (producto interno bruto) se contrajera en el primer trimestre en proyección anual, la medida preferida en Estados Unidos, que compara el PIB con el trimestre anterior y, según las condiciones al momento de la medición, proyecta el crecimiento estimado en 12 meses.

En la comparación con el primer trimestre de 2021 en cambio, el PIB registró una expansión de 3,5%. Y trimestre sobre trimestre, se observa una contracción de 0,4% entre el primer cuarto del 2022 y el último de 2021. La inversión de las empresas mengua y el mercado inmobiliario tampoco atraviesa su mejor momento, reflejando en parte las tasas hipotecarias más altas, matizó el titular de la FED.

“El endurecimiento de las condiciones financieras (...) debería seguir moderando el crecimiento y contribuirá a equilibrar mejor la oferta y la demanda”, afirmó. El presidente de la Reserva Federal reconoció que un rápido aumento en las tasas podría desencadenar una recesión.

“No es en absoluto el resultado deseado pero ciertamente es una posibilidad”, respondió a un congresista preocupado por las consecuencias de la política monetaria de la FED.

Los expertos económicos agitan cada vez más el espectro de una recesión, debido a que la subida de las tasas de interés condicionan todos los créditos. La propia Casa Blanca está preocupada por el riesgo de recesión pero al mismo tiempo asegura que los cimientos de la economía se mantienen sólidos para afrontarla.

“Es evidentemente una preocupación, pero la columna vertebral de nuestra economía sigue siendo fuerte”, dijo el martes la asesora económica Cecilia Rouse.

Janet Yellen, secretaria del Tesoro, aseguró por su parte, el domingo, que no creía que una recesión fuera “inevitable”, aunque reconoció que prevé que “la economía se desacelere” como parte de una transición hacia un “crecimiento lento y estable”.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.