Patricia Leitón. 20 octubre
El Ministerio de Hacienda prevé un déficit del 9,3% del PIB para el 2020, el cual sería más alto al máximo alcanzado en la crisis de los años 80, de 7,2% del PIB. Foto: Rafael Pacheco
El Ministerio de Hacienda prevé un déficit del 9,3% del PIB para el 2020, el cual sería más alto al máximo alcanzado en la crisis de los años 80, de 7,2% del PIB. Foto: Rafael Pacheco

El Ministerio de Hacienda dio a conocer, la mañana de este martes 20 de octubre, el resultado fiscal de setiembre y destacó que en los primeros nueve meses del año el déficit financiero del Gobierno (exceso de gastos totales sobre ingresos totales) alcanzó un monto equivalente al 6,75% de la producción, lo cual les hace estimar que cumplirán con la proyección del 9,3% de la producción.

La contralora general, Martha Acosta, en una exposición ante la Comisión de Asuntos Hacendarios, el jueves 8 de octubre, indicó que el déficit del Gobierno Central podría llegar a 11,7% de la producción al cierre del 2020 si se aprobaba el tercer presupuesto extraordinario presentado por el Gobierno, el martes 6 de octubre.

El exministro de Hacienda, Rodrigo Chaves, también ha cuestionado el 9,3% y ha considerado que el déficit puede terminar el 2020 más alto. Se le consultó para esta información, pero prefirió revisar con mayor detalle el resultado de setiembre, el cual todavía no estaba publicado en su totalidad al momento de la consulta.

La empresa Cefsa estima un déficit financiero del Gobierno Central equivalente al 10,7% del PIB para el 2020 y la empresa Ecoanálisis uno de 10,1% y aún no la ha revisado.

“Con las cifras fiscales de cierre de setiembre del 2020, que sitúan el déficit financiero en 6,75% del PIB, este Ministerio visualiza que el logro de la proyección financiera de un déficit del 9,3% del PIB, al final del presente año, es factible; e incluso nos alienta a tomar acciones para cerrar en una cifra menor a la proyectada”, dijo el Ministerio de Hacienda, Elian Villegas.

El 9,3% es una cifra históricamente alta. En una serie proporcionada por el Banco Central desde 1970 no hay un cifra de esa magnitud. La última más alta había sido un 7,2% en 1980.

El problema del alto déficit de este año es que la deuda crece fuertemente y según el economista de Cefsa, Fernando Naranjo, no habrá un financiamiento tan amplio en el mercado externo para el 2021.

“La posibilidad es el mercado interno pero financiarse allí conducirá a un aumento en tasas de interés”, dijo Naranjo.

Gasto sin intereses se contrae

Para alcanzar el resultado a setiembre hubo una desaceleración del gasto sin intereses.

El gasto total (incluye el gasto corriente y el de capital) sin intereses decreció 0,64% en los primeros nueve meses del 2020 respecto a igual periodo del 2019. Este rubro es importante porque es el que el Gobierno puede controlar.

Hacienda destacó en el comunicado, que el gasto corriente sin intereses (incluye principalmente remuneraciones, transferencias corrientes e intereses) creció 2,41% en los primeros nueve meses del 2020 respecto al mismo periodo del 2019, la menor tasa registrada en los últimos 13 años, lo cual se aplica por un menor crecimiento en los rubros de sueldos y salarios y transferencias corrientes.

“Los sueldos y salarios en este periodo del 2020 crecen menos si se comparan con el mismo periodo 2019 (1,93% y 2,94%, respectivamente), con lo cual se registra la menor tasa de crecimiento de los últimos 13 años, consecuencia de una desaceleración de los rubros sueldos de cargo fijo e incentivos salariales”, informó el Ministerio.

Las transferencias corrientes, por su parte, que son recursos que se giran a otras instituciones principalmente para el pago de salarios, crecieron en 2,45%, la menor tasa registrada en los últimos 13 años, explicado por las transferencias al sector público que se redujeron en 9,74%, indicó Hacienda.

Estos esfuerzos se ven minados por el pago de intereses que creció18,22%, aunque menos en comparación con igual periodo del 2019 (32,89%).

El gasto de capital, por su parte, está sufriendo grandes recortes. En los primeros nueve meses del 2020 la caída fue de 24,76% respecto al mismo periodo del año anterior.

Recaudación de impuestos sigue cayendo

“Las medidas adoptadas para contener el contagio de la covid-19 y la aplicación de medidas fiscales, como la Ley 9830, Ley de alivio fiscal, generaron un decrecimiento de 11,46% en los ingresos tributarios, a setiembre 2020, respecto al mismo periodo del 2019”, informó el Ministerio de Hacienda.

Según Hacienda, la caída que reportan los ingresos tributarios a setiembre del 2020 es la más grande de los últimos 13 años, y supera la registrada a setiembre del 2009, la cual alcanzó un decrecimiento de 8,38%, producto de la gran crisis financiera de dicho periodo.

La recaudación del Impuesto al Valor Agregado (IVA) cayó 5,76% influido por la caída en la recaudación de este impuesto en aduanas (reducción de 20,70% en los primeros nueve meses del 2020 respecto a igual periodo del 2019) y un menor crecimiento de la recaudación del IVA interno (aumentó 5,25%).

Mientras, la recaudación del impuesto sobre las utilidades bajó 8,93% en los primeros nueve meses del 2020 respecto al mismo periodo del año anterior. La baja se explica por la caída en la recaudación de renta de las empresas y las remesas al exterior. La recaudación del impuesto a personas físicas creció 12,06% en el mismo periodo.

Aclaración: la estimación de déficit financiero del Gobierno Central estimado por la Contraloría General de la República para el 2020 de 11,7% del PIB es presupuestada y la estimación del Gobierno de 9,3% del PIB es devengada.