Agencia señala mayor riesgo político y debilidad en sector bancario

 22 abril, 2017

Nueva York.

La agencia calificadora de riesgo Fitch bajó el viernes 21 de abril la nota crediticia de Italia a "BBB", por el aumento de la incertidumbre política y la debilidad del sector bancario, argumentó.

La perspectiva atribuida a la nota es estable, a pesar de que en octubre había sido revisada a negativa, lo que dejaba entrever una rebaja.

La calificación nacional BBB denota un riesgo moderado de incumplimiento de pagos en comparación con otros emisores similares. Los símbolos "+" o "-" expresan la posición relativa del emisor dentro de su calificación.

El Coliseo fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1980 por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).
El Coliseo fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1980 por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Fitch estima que el fracaso en la reducción del déficit público dejó a Italia más expuesta a choques potenciales. A ello se agrega: "un aumento del riesgo político y una debilidad continua del sector bancario, que necesitó tres intervenciones públicas desde diciembre", señaló.

La agencia recuerda que Roma realizó tres intentos infructuosos de reducir la deuda pública, que hoy se eleva a 132,6% del producto interno bruto (PIB), 11,2 puntos más que el techo fijado en el programa de estabilidad del 2013, año en que Fitch bajó la nota a "BBB+".

Fitch prevé que la deuda pública crecerá a 132,7% del PIB en el 2017, antes de caer gradualmente hasta 129,3%, en el 2020.