Patricia Leitón. 31 agosto
Rocío Aguilar, ministra de Hacienda, explicó en el Congreso que las medidas anunciadas para salarios y anualidades es uno de los principales factores que explica la reducción de los presupuestos de muchos ministerios. Fotos Melissa Fernández
Rocío Aguilar, ministra de Hacienda, explicó en el Congreso que las medidas anunciadas para salarios y anualidades es uno de los principales factores que explica la reducción de los presupuestos de muchos ministerios. Fotos Melissa Fernández

Los ministerios de Educación, Vivienda, Obras Públicas, Ciencia y Tecnología, el de Cultura y Comercio Exterior son parte de la lista de entidades que contarán en el 2019 con un presupuesto menor respecto al autorizado hasta agosto del 2018.

Mientras que Seguridad y el Poder Judicial tendrá exactamente el mismo plan de gasto, lo cual implicaría una baja real pues se espera un incremento en los precios el próximo año. Las únicas entidades del Gobierno que crecen son la Presidencia, así como los ministerios de Planificación, de Agricultura, de Gobernación y el de Salud, debido a proyectos especiales.

La ministra de Hacienda, Rocío Aguilar, explicó que el incremento fuerte que muestra la Presidencia es porque ahí se incluye a la Comisión Nacional de Emergencias, que recibió una partida para atender los daños de la Tormenta Nate.

“Se incluyen recursos por un monto de ¢61.891,6 millones (para la Presidencia) que resulta en con una variación porcentual de 276.9% con respecto a la Ley, el incremento de recursos obedece a la transferencia realizada a la Comisión Nacional de Prevención de Riesgos y Atención de Emergencias (por ¢46.481 millones)… recursos que se asignaron considerando la necesidad en la atención de los daños causados en el país por la tormenta tropical NATE (dique sobre el río Grande de Térraba en la Zona Sur)”, se explica en la exposición de motivos.

La entrega del plan de gastos tuvo lugar este viernes 31 de agosto, en la Asamblea Legislativa, un día antes de vencerse el plazo que otorga la Constitución Política para enviar el proyecto de ley (1.° de setiembre).

En la presentación, Aguilar añadió que en el Ministerio de Salud se incluyó el pago a la Caja Costarricense del Seguro Social para atender compromisos del seguro de salud; al Ministerio de Gobernación se le asignaron ¢6.000 millones para fortalecer la política migratoria; el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) recibirá fondos para atender las sequías originadas por el cambio climático, mientras que Planificación crecerá para proyectos de preinversión.

La operación del Gobierno en este presupuesto se ve estrujada por el fuerte crecimiento en el servicio de la deuda, la cual aumenta en un 52,6% en el presupuesto del 2019 respecto al aprobado hasta agosto del 2018.

Aguilar explicó que para el 2019, Costa Rica pasará del límite natural de endeudamiento porque la deuda del Gobierno Central alcanzará un 60,6% del PIB (producto interno bruto). Eso sin reforma fiscal.

El límite natural de endeudamiento se refiere al porcentaje que puede representar una deuda respecto a la producción (como una deuda respecto a los ingresos de un hogar) sin que represente riesgos para el deudor.

En el documento “Costa Rica: la sostenibilidad fiscal de una economía endeudada”, la Academia de Centroamérica explica que 50% es el máximo que los organismos multilaterales recomiendan para economías emergentes o en desarrollo.

Aguilar detalló que una de las principales razones por las cuales los presupuestos de muchos ministerios bajan fue por las medida anunciada de que el crecimiento del salario base por costo de vida será en forma nominal y no porcentual, y por el congelamiento nominal de la anualidad y el punto de carrera profesional.

En el caso del Ministerio de Educación, que es la cartera que recibe más recursos, obtendrá, en el 2019, un monto equivalente al 7,20% de la producción; con lo cual se incumplirá, de nuevo, con el 8% de la producción que establece la Constitución Política.