Óscar Rodríguez. 8 abril
La prioridad para el trámite del retiro del FCL serán los canales digitales. En Popular Pensiones la atención al público será después de Semana Santa, pero con restricciones debido a las medidas sanitarias contra el coronavirus. Foto: Eyleen Vargas.
La prioridad para el trámite del retiro del FCL serán los canales digitales. En Popular Pensiones la atención al público será después de Semana Santa, pero con restricciones debido a las medidas sanitarias contra el coronavirus. Foto: Eyleen Vargas.

Los asalariados a quienes se les reduzca la jornada o se les suspenda el contrato de trabajo, por la crisis del nuevo coronarivus, deberán presentar una carta de su patrono para poder retirar el Fondo de Capitalización Laboral (FCL).

Dicho documento es el más importante, pues con él las operadoras de pensiones complementarias (OPC) acreditarán que hubo un cambio en la situación laboral del trabajador y podrán entregar los recursos a cada persona. La misiva deberá ir firmada por un representante de la empresa.

Junto con la carta, se debe presentar el IBAN de la cuenta bancaria personal, en donde se depositarán los recursos, y copia o fotografía de la cédula de identidad.

Una vez entregados dichos documentos, las OPC tienen un plazo legal de 15 días hábiles para transferir el dinero. Pero las operadoras tienen previsto hacer la entrega en menos de dicho periodo, confirmaron a La Nación, varias de las OPC consultadas.

Las entidades financieras iniciaron la entrega de los recursos, este 7 de abril, luego de que la Superintendencia de Pensiones (Supén) estableciera los lineamientos para el proceso.

La reforma a la Ley de Protección al Trabajador se publicó en el Diario Oficial La Gaceta el pasado sábado 4 de abril.

Asimismo informaron que tienen la capacidad para responder a las solicitudes, las cuales se prevén sean masivas, pues la mayor relevancia serán los canales digitales. El trámite presencial se dará de forma restringida, dada las directrices sanitarias contra el covid-19.

Los diputados aprobaron, en segundo debate en el Congreso, este viernes 3 de abril, la modificación legal para entregar el FCL en caso de una crisis económica, como la que actualmente genera la pandemia del covid-19. La ley próxima a regir permitirá solicitar los recursos a quienes les suspendieron el contrato de trabajo o les redujeron la jornada.

Cuatro horas después de avalada la reforma por los legisladores, el presidente Carlos Alvarado anunció, en su cuenta de Twitter, que ya había firmado la ley. Con lo cual solo está pendiente la publicación en La Gaceta para que empiece a regir.

La reforma también otorgó la posibilidad a las operadoras de solicitar algún documento o información adicional al asalariado en un plazo de 48 horas, una vez presentada la solicitud. El plazo de entrega del dinero se suspenderá hasta que la persona entregue la información.

Si las OPC tienen dudas sobre la veracidad de la documentación, tendrán un plazo de 48 horas para solicitar al Ministerio de Trabajo que le remita copia de la información del trabajador, presentada por el patrono al solicitar la modificación temporal del contrato.

Previo al cambio legal, el fondo solo se podía retirar por ruptura laboral (despido o renuncia), fallecimiento del beneficiario y cada cinco años (quinquenio).

El FCL es el dinero que aporta el patrono a favor de sus trabajadores como parte de su cesantía. Mes a mes, el empleador traslada el equivalente al 3% del salario de la persona a la OPC en la cual se encuentre afiliada. Hasta febrero pasado, había un saldo de ¢632.000 millones en dicho fondo, que es administrado por las operadoras.

Hasta febrero pasado, un total de 1,1 millones de personas eran quienes cotizaban de manera activa al FCL; aunque el Gobierno calcula que serán unos 500.000 trabajadores quienes acudan a pedir los recursos en esta coyuntura.

La OPC de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), Popular Pensiones, BCR Pensiones, BN Vital y BAC Pensiones confirmaron que tienen previsto una entrega extraordinaria más de ¢180.000 millones con la nueva legislación.

En el artículo no se incluyó a Vida Plena, operadora del Magisterio Nacional, pues la mayoría clientes laboran el el Ministerio de Educación Pública.

Trámite electrónico tendrá prioridad

Las OPC tienen previsto tramitar la mayoría de solicitudes de forma digital, pues son los canales que han reforzado para responder a los clientes. Además de que es una medida preventiva por la covid-19.

En específico, las peticiones se tramitarán por correo electrónico, por WhatsApp y desde los sitios web de las operadoras.

Popular Pensiones y BCR Pensiones confirmaron que en Semana Santa tendrán sus oficinas cerradas, por lo cual hicieron un llamado a utilizar los canales virtuales.

”Dado que contamos con la dirección de correo electrónico de la gran mayoría de nuestros afiliados al FCL, hemos definido un proceso que les permita realizar su solicitud de forma sencilla y sin necesidad de visitar las oficinas”, destacó Róger Porras, gerente de Popular Pensiones.

El 13 de abril retomarán la atención presencial, pero con medidas restrictivas de atención al público, tal como lo ha dictado el Ministerio de Salud.

“Aquellos clientes que por fuerza mayor deban presentarse en alguna plataforma porque no cuentan con ningún acceso a canales electrónicos y visita cualquiera de las oficinas del BCR, serán atendidos tomando las medidas sanitarias de control del aforo y de distanciamiento requeridas”, destacó Mauricio Rojas, gerente de BCR Pensiones.

Rojas insistió en el uso de la autogestión desde el App y sitios oficiales del Banco de Costa Rica.

El presidente Carlos Alvarado también hizo un llamado, desde su cuenta en Twitter, a esperar las instrucciones de las OPC y no ir a las oficinas a efectuar aglomeraciones dada las peligrosidad del contagio del coronavirus.

Hermes Alvarado, gerente de BN Vital, recalcó que están totalmente preparados y listos para atender a los clientes.

“Nuestra plataforma de autoservicio en línea www.bnvital.com, permitirá recibirla cualquier día de la semana en cualquier horario”, expresó Alvarado.

La OPC CCSS confirmó que sí mantendrán su oficina abierta durante la Semana Santa. Esta operadora posee la mayor cantidad de clientes afiliados al FCL; hasta febrero pasado eran 443.830 personas, según el registro de la Superintendencia de Pensiones (Supén).

“Hemos tomado la decisión de continuar prestando servicios a nuestros afiliados durante toda la Semana Santa, inclusive jueves y viernes, en el horario habitual de 8:00 a. m. a 5:00 p. m.”, recalcó Héctor Maggi, gerente de la operadora de la Caja.

Laura Moreno, vicepresidenta de Relaciones Corporativas de BAC Credomatic, explicó que buscan promover los canales digitales, pues el proceso será de manera ágil y sencilla.

* Nota del redactor: Este artículo fue actualizado este 8 de abril, luego de que las OPC comenzaran a entregar el FCL, tras recibir la autorización de la Supén.