Finanzas

Aldesa consigue la apertura de convenio de acreedores

Medida aprobada por Juzgado Concursal paraliza todos los procesos judiciales de remates de propiedades y prendatarios, aseguró Javier Chaves, presidente de la empresa.

El Juzgado Concursal de San José acordó, este 15 de julio, la apertura formal del convenio preventivo de acreedores solicitado por Aldesa Corporación de Inversiones.

Así lo informó Javier Chaves, presidente de la empresa, en un comunicado a los acreedores.

“El Convenio Preventivo propone una solución de pago que debe ser aprobada por los acreedores, bajo la premisa de que la empresa continúe con su actividad operativa y comercial para poder cumplir con el pago de las deudas y evitar la quiebra”, afirmó Chaves, en el documento.

La medida también implica que todos los procesos judiciales contra la empresa quedan paralizados, luego de que se admitiera el convenio preventivo.

El juzgado también ordenó la asignación de un curador por parte de la Dirección Ejecutiva del Poder Judicial.

La empresa deberá publicar un edicto, en un medio de circulación nacional, detallando la apertura del convenio.

A partir de ese momento, los acreedores tendrán 15 días para legalizar las acreencias.

“Todo acreedor podrá legalizar su acreencia con el bono físico de su inversión, así como un escrito autentificado por un abogado. En los próximos días les haremos llegar un comunicado oficial con las instrucciones detalladas para la legalización”, afirmó Chaves, en el comunicado.

La compañía puso a disposición de sus acreedores el correo servicioalcliente@aldesa.com para atender cualquier consulta.

Aldesa solicitó el convenio preventivo, el pasado 17 de abril, después de que le Juzgado Concursal rechazara, a finales de marzo, la intervención judicial de la compañía.

La propuesta específica de Aldesa es que la administración de los proyectos inmobiliarios sigan bajo la tutela de la empresa, pero en conjunto con un curador nombrado por el Juzgado.

“Se mantiene la individualidad de cada proyecto que genere flujos de caja para pagar sus propios pasivos, los cuales se irán cancelando conforme la capacidad de generación de esos flujos de caja previstos en los planes de cada proyecto, en un plazo máximo de hasta ocho años”, se detalla en la nueva propuesta, entregada en abril pasado.

Además, la empresa solicitó que se priorice el pago de nuevos préstamos o créditos de proveedores de la compañía y sus iniciativas inmobiliarias, sobre cualquier otro pasivo existente a la actual presentación.

La firma justifica dicha petición porque representa una fuente clave para la reactivación y ejecución de los proyectos.

“Se solicita una moratoria en el pago de intereses por tres años a partir de la aprobación del acuerdo y se establece que se pagarán a partir del cuarto año a una tasa de referencia (tasa básica o prime rate) dependiendo del flujo de caja de la empresa o del proyecto inmobiliario”, se detalla en documento firmado por Chaves.

La empresa solicitó, desde marzo del 2019, la intervención judicial por problemas de liquidez en la conclusión de ocho proyectos inmobiliarios privados para los cuales obtuvo recursos por $200 millones, de un grupo de casi 600 inversionistas.

La firma bursátil pidió la conversión del proceso a un convenio preventivo de acreedores, el pasado 17 de abril, como medida para evitar la quiebra de la empresa. Dicha petición está aún en trámite.

Aldesa informó de que ya consiguió arreglos de pago firmados y ejecutados con acreedores por un valor de $70 millones.

Óscar Rodríguez

Periodista de Economía. Máster en Periodismo Económico de la Universidad Rey Juan Carlos de España. Escribe sobre finanzas y macroeconomía. Ganador del premio Jorge Vargas Gené 2015 y Distinción del Mérito Periodístico 2011 de Canatur. Redactor del año La Nación en 2017.