Empleo

Franklin Chang, Ad Astra Rocket y AmCham se unen a campaña para ayudar a desempleados en Guanacaste

Se aliaron a “Reactivemos la Esperanza”, iniciativa que tiene como meta recaudar $1 millón para donar 400.000 platos de comida, encadenar unos 700 trabajadores de sodas y a 1.400 proveedores locales

El científico costarricense Franklin Chang, la empresa presidida por Chang, Ad Astra Rocket Company, y la Cámara Costarricense Norteamericana de Comercio (AmCham) se unieron a la campaña “Reactivemos la Esperanza”, una iniciativa para aliviar la situación de los desempleados en Guanacaste, la región más golpeada económicamente por la pandemia.

Chang; Gisela Sánchez, presidenta de AmCham; Gustavo Segura, ministro de Turismo; Manfred Kopper, gerente de Sostenibilidad de EY, Alexánder Solís, presidente de la Comisión Nacional de Emergencias y José Aguilar, presidente de Desarrollo Humano Estratégico, entidad que dirige la campaña en alianza con Acción Joven, participaron la mañana de este 18 de noviembre en una conferencia en la cual brindaron detalles sobre esta alianza.

En esta iniciativa con cada donación de ¢2.000 se le entrega un voucher a un trabajador del turismo desempleado en Guanacaste para que compre un plato de comida en una soda o restaurante del lugar. La soda a su vez compra los insumos a los vendedores del lugar y éstos usan el dinero para hacer otras compras. De esta forma los ¢2.000 generan un efecto en cascada en el cual resultan beneficiadas varias familias.

La meta es recaudar $1 millón de dólares antes de que acabe el 2020.

“Con un $1 millón podemos donar 400.000 platos de comida y encadenar aproximadamente 700 trabajadores de sodas y restaurantes y más de 1.400 proveedores locales”, explicó Aguilar.

Hasta el 15 de noviembre se habían recaudado ₡37.171.416 y hasta el el 17 noviembre de 2020 a las 7:21 p.m. se habían entregado 19.270 vouchers, ese mismo número se había canjeado en seis sodas y se habían beneficiado a 105 personas. La información está disponible en tiempo real en la página: https://reactivar.cr/rendicion-de-cuentas/.

El modelo se comenzó a aplicar en los poblados de Villareal, El Llanito y Brasilito de Santa Cruz, Guanacaste, y continuará en Carrillo y Liberia en la medida que se tengan más recursos.

Aguilar explicó que si se logra la meta extenderán el proyecto a otros poblados de Guanacaste como Bolsón, Potrero, Guacas, zonas cercanas a Papagayo, Guardia, Comunidad, Sámara, entre otras, y la metodología podría replicarse para otras regiones, en la medida en que los recursos lleguen.

Aguilar enfatizó que es una ayuda temporal, pretende asistir a las personas solamente unos meses mientras regresa el turismo y que se enfocan en quienes no estaban en pobreza, que tenían trabajo en un negocio, pero que lo han perdido por la pandemia.

El ministro de Turismo informó que ya hay ocho aerolíneas que han anunciado su regreso al aeropuerto Daniel Oduber Quirós, en Liberia, y esperan la llegada de turistas, pero la estimación es que se podría alcanzar, en los próximos meses, entre el 30% o 40% de los turistas que llegaban en el 2019.

La más golpeada por la pandemia

La región Chorotega es la más golpeada económicamente por la pandemia. Según la Encuesta Nacional de Hogares del 2020 la pobreza subió de 20,3% de los hogares en el 2019 (uno de cada cinco) a 31,7% en el 2020 (casi uno de cada tres) y la pobreza extrema subió de 5,4% a 9%, con lo cual retrocedió el terreno que había ganado en cuatro años.

Chang comentó que en Costa Rica muchas personas quieren ayudar, pero a veces no saben cómo y este proyecto nos organiza.

“Este es un proyecto inteligente, es un proyecto eficiente, que canaliza los fondos de manera muy directa, rápida y estimula el crecimiento y la reactivación de un sector que ha sido golpeado demasiado en esta pandemia, queremos que estos dineros entren ya a reactivar la esperanza, como se llama el proyecto, porque la gente está sufriendo y son nuestros hermanos y hermanas costarricenses”, aseveró el científico.

“Parte de los problemas que tenemos en Costa Rica es que simplemente no sabemos cómo ayudar, porque el costarricense es una persona generosa, solidaria, nosotros tenemos esa tradición costarricense, pero nos hace falta organizarnos bien y este modelo nos organiza, nos alinea, de tal manera que todos estamos remando en el barco en la misma dirección”, añadió Chang.

La preocupación, tanto de Chang, como de Amcham, es cuidar el tejido turístico, el dinamismo económico y el bienestar familiar de una zona geográfica, y una industria tan golpeada en este 2020, según un comunicado emitido por Desarrollo Humano Estratégico.

Sánchez informó en la actividad que la empresa Florida Ice & Farm, de la cual es la directora de Relaciones Corporativas, donará una parte de las ventas de la marca Imperial a este proyecto, todavía no tenía el detalle del monto e invitó a otras marcas a hacer lo mismo.

Las donaciones locales se realizan por medio del link https://reactivar.cr/donar/. Por otro lado, las donaciones internacionales se realizan por medio del Programa Costa Rica Resiliente de la plataforma Amigos de Costa Rica, administrada por la Fundación Crusa.

“Reactivemos la Esperanza actúa con total transparencia y rendición de cuentas. Está basado en un sistema informático que genera códigos QR únicos a cada beneficiado de tal forma que haya total trazabilidad. Hemos colaborado con Reactivemos en la revisión del marco legal y fiscal, análisis de riesgos en los procesos y estamos realizando una revisión de procedimientos previamente convenidos a cargo del equipo de auditoría externa”, manifestó Kopper.

“Adicionalmente, se brinda un informe semanal a la Comisión Nacional de Emergencias de los platos donados y cada domingo hacemos públicos los estados de cuenta de todas nuestras cuentas bancarias, para informar sobre las donaciones recibidas, así como los montos aportados a las sodas y restaurantes participantes y acreditados”, agregó Aguilar.

Patricia Leitón

Periodista en la sección de Economía. Economista y periodista graduada por la Universidad de Costa Rica. Ganó el premio “Redactor del año” de La Nación (2001) y Premio Academia de Centroamérica del Periodismo Profesional en el Área Económica" (2004).