Óscar Rodríguez. Hace 6 días
El SOA es una póliza que cubre a las personas en caso de accidentes vehiculares. Foto: Rafael Pacheco
El SOA es una póliza que cubre a las personas en caso de accidentes vehiculares. Foto: Rafael Pacheco

El Seguro Obligatorio de Automóviles (SOA) inició una profunda revisión con el objetivo de someterlo a una modernización luego de casi medio siglo desde su creación.

Entre las metas para mejorar la póliza está la de incorporar una nueva medición de cálculo para estimar, de una manera más exacta, el costo de la atención médica cuando hay lesionados en los accidentes de tránsito.

Dicha metodología, conocida como Baremo, permitirá eliminar el subsidio que actualmente la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) cuando se acaba la cobertura de ¢6 millones del SOA.

También se prevé la creación de un sistema que premie o sancione al propietario de un vehículo, con una prima mayor o menor, con base en el historial de siniestros del conductor.

La transformación de la póliza obligatoria, creada en 1973 y que cubre a 1,6 millones de vehículos, se efectuará en conjunto con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que brindará la asesoría para que el seguro pase de ser un instrumento de indemnización a uno de seguridad vial.

La cooperación del BID se brinda luego de que el organismo multilateral seleccionara a Costa Rica para entrar en un plan piloto.

La revisión de la póliza se efectúa junto con el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), la Superintendencia General de Seguros (Sugese) y el Consejo de Seguridad Vial (Cosevi). También, participarán las aseguradoras públicas y privadas.

Tomás Soley, jerarca de Sugese, explicó que el objetivo es que, al finalizar la revisión del SOA, se plantee una reforma a la póliza, lo cual implicará cambios legales y reglamentarios.

“El plan piloto es una facilitación para hacer un diagnóstico y poder proponer las reformas, no muy largo, esperemos este mismo año. El apoyo (del BID) es evaluar el SOA para llevarlo a un nivel superior”, recalcó el funcionario.

Soley destacó que el primer taller ya se efectuó, el pasado 5 de febrero, y se estableció la ruta para las próximas reuniones.

“El objetivo es ir balanceando porque no se trata de hacer un seguro que lo cubra todo, pero resulta carísimo y al final la gente no lo paga. Pero sí hay que determinar cuál es la cobertura que el país está dispuesto a incorporar”, enfatizó el funcionario.

El SOA es una póliza que cubre a los ciudadanos en caso de accidentes, como atropellos o colisiones. No requiere de una declaración de culpabilidad de las partes para que el lesionado pueda acceder a la cobertura de este seguro, o en su defecto, para que los familiares de las víctimas por muerte puedan recibir la indemnización correspondiente.

El producto brinda una cobertura de ¢6 millones a las personas involucradas en un accidente. Para este año, la prima de los automóviles se estableció en ¢25.026, para las motocicletas, en ¢89.614 y los autobuses, en ¢92.855. La recaudación estimada para este año es de casi ¢51.000 millones.

Dicho seguro representa el 20% del marchamo, que generalmente se pone al cobro el 1. ° de noviembre de cada año.