Consumo

Productos de limpieza y ‘antojos’ pierden peso en la canasta de compras de los ticos

Comparación interanual de gasto en el primer trimestre, en ambas categorías, muestra una contracción en Costa Rica, mientras que la región gasta más

Es posible que en Costa Rica, durante la segunda mitad de marzo del 2020, las toallas desinfectantes y los ingredientes para cocinar postres en casa fueran casi prioritarios dentro de la canasta de compras del supermercado. Eso ya cambió: el consumo de las categorías de indulgencia y limpieza del hogar muestran una contracción interanual de 6% y 10%, respectivamente.

Tal modificación en el consumo va en la dirección contraria a lo que ocurre en otros países del Istmo, donde se observa un crecimiento en al menos una de las dos categorías.

Los datos son de la firma de investigación de mercados Kantar División Worldpanel y muestran una tendencia que encontraron sus investigadores en la región. Costa Rica rompió con el comportamiento de los países de la zona.

Al hablar de productos de indulgencia, la firma se refiere a los que se ubican fuera de la lista básicos o necesarios en la canasta, y más bien permiten al comprador darse un antojo o un gusto.

Los datos de Kantar encontraron que en la región estos son los productos de indulgencia que más crecen: mezclas de harina (mezclas de pasteles, pancakes), leche condensada, snacks salados, harina de trigo y leche evaporada.

Rebeca Vargas Blanco, encargada de Mercadeo y Comunicación de la firma, explicó que parte de la explicación para la conducta de los consumidores locales está en que siete de cada 10 ticos vio afectados sus ingresos por efectos de la pandemia, especialmente en los estratos sociales medios bajos y bajos.

“Un 40% de los costarricenses hizo sacrificios en presupuesto, especialmente en la compra de alimentos, bebidas y lácteos”, afirmó Vargas.

¿Y qué pasó con los productos de higiene? La tendencia global, detectada por el proveedor de estudios de mercado Euromonitor International, es que el beneficio de la pandemia a la industria del cuidado del hogar, (un aumento de las ventas de valor del 4% en 2020), iba acompañado de ondas de choque a la industria.

En el reporte Cinco tendencias clave que darán forma a la economía global en 2021 y más allá, Lan Ha, líder en investigación de población en Euromonitor, explicó que en el primer trimestre del año, y durante varios meses siguientes, hubo un aumento inicial en las ventas porque los consumidores comenzaron a limpiar con más frecuencia y a fondo, con un mayor uso de productos antibacteriales.

“(La pandemia) ha centrado el mercado en la higiene y la eficacia, deshaciendo años en los que ‘aroma’, ‘suave’ y ‘sostenible’ eran las palabras de moda”, enfatizó.

Esas características de valor agregado solían acompañar productos de costo mayor, con lo cual se podría explicar la reducción del gasto: siguen comprando en la categoría, pero el énfasis está mucho más en la relación costo-eficiencia.

Año de desafíos

El 2021 se perfila como el año de la recuperación global, sin embargo, también es una temporada de desafíos relacionados con el consumo.

En el informe Cómo el consumo en el hogar está cambiando el gasto del consumidor, Camilla Butler, gerente senior de investigación en Euromonitor, aseguró que la proyección de ventas este año está llena de riesgos.

“Los consumidores buscan economizar en el gasto en alimentos reduciendo y buscando descuentos a medida que les impactan los efectos de la recesión”, advirtió Butler.

Sobre esto han capitalizado las marcas privadas, es decir, los productos que son propiedad de las cadenas de supermercados. En la distribución del valor de la compra en Costa Rica, este año pesaron un 2%.

Algunos ejemplos de marca privada en el país son Sabemás, Suli, Great Value (Walmart), Members Selection (Pricesmart) o Selección Auto (Grupo Auto Mercado).

Ha proyectó que el crecimiento del PIB real global será de 5,9%, impulsado por el gasto de estímulo, las vacunas anticovid y la mejora de la confianza de los consumidores y las empresas, pero al pasar a las realidades locales el panorama puede ser distinto.

“El camino de la recuperación sigue siendo desigual para los países de todo el mundo, debido a las diferencias en el control de infecciones, la velocidad de vacunación y la escala de estímulo”, auguró el investigador.

Jéssica I. Montero Soto

Jéssica I. Montero Soto

Jéssica Montero es periodista de la sección de Negocios de El Financiero.