Patricia Leitón. 9 abril
El único flujo de entrada de agua a Costa Rica es la precipitación. Este martes, precisamente, retornaron las lluvias en la Gran Área Metropolitana. Foto Jeffrey Zamora
El único flujo de entrada de agua a Costa Rica es la precipitación. Este martes, precisamente, retornaron las lluvias en la Gran Área Metropolitana. Foto Jeffrey Zamora

En el 2016, se facturaron, en promedio, 154 litros de agua por persona, por día, y el precio medio del agua facturada fue de ¢692 colones por metro cúbico, lo cual representa menos de ¢1 por cada litro.

Este es uno de los resultados de la Cuenta del Agua 2016, que publicó, la tarde de este martes 9 de abril, el Banco Central.

La Cuenta de Agua es una herramienta que permite tener una medición de la disponibilidad de este recurso y, al elaborarse utilizando como metodología un estándar estadístico internacional (SCAE-MC), también permite comparar sus resultados con los de otros países.

Esta Cuenta contiene información sobre la oferta y utilización física y monetaria del agua en la economía costarricense. Además, provee información sobre la extracción, uso y consumo del agua por parte de las actividades económicas y los hogares.

Según los resultados del 2016, prácticamente el 100% de la población costarricense tuvo acceso a fuentes de agua mejoradas, cifra que también se observó en el periodo 2012-2015, años en los cuales también se elaboró este trabajo.

Entre los principales usos que se le da al agua en Costa Rica destaca la generación de energía hidroeléctrica. Del total de energía eléctrica generada en el 2016, 74% se generó en plantas hidroeléctricas.

La investigación señala, también, que en el 2016, las empresas distribuidoras de agua tuvieron un porcentaje de pérdidas físicas de agua de 51%, porcentaje inferior al 54% registrado en el 2015.

“Esto incluye pérdidas en la distribución, fugas, tomas ilegales, así como errores en medidores, entre otros. Del total de agua distribuida para este año, 83% se destinó al consumo de los hogares, mientras que el restante 17% se destinó a empresas”, señala la investigación.

El estudio se publica en un momento en el cual la población del país sufre problemas de abastecimiento del líquido.

Según el Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados, con la estación seca, los racionamientosde agua alcanzarán a 1,1 millones de personas, en tres niveles de afectación: más de 12 horas diarias (alto), de seis a 12 horas (medio) y de menos de seis horas (bajo).

Un reciente estudio del Banco Interamericano de Desarrollo prevé que para el 2050 los efectos del cambio climático dejen a la zona central del país sin el 48% del agua de la que dispone hoy para consumo humano y actividades productivas.

En Costa Rica, explica el documento, hay cuatro figuras de operadores de acueductos.

¿Quiénes operan el agua?

El más grande de los distribuidores del líquido es el Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillado (AyA) que abastece a 57% de los usuarios del país; le sigue la Empresa de Servicios Públicos de Heredia (ESPH), que es una empresa que opera en la provincia de Heredia y atiende los cantones Central, San Rafael, San Isidro, partes de Barva y Flores, abasteciendo un 4% de los usuarios del país.

Además, 33 municipalidades, de las 82 del país, administran acueductos y proveen de agua a sus comunidades. Estas últimas atienden un 15% de los usuarios del país y además existen alrededor de 1.500 Asociaciones Administradoras de los Sistemas de Acueductos y Alcantarillados Comunales en Costa Rica, conocidas como Asadas, y se estima que abastecen un 20% de la población.

El resto de la población (alrededor de 4%) obtiene agua por medio del autoabastecimiento.

Los datos para elaborar las cuentas de agua se obtienen de registros administrativos del AyA y la ESPH. En cuanto a las municipalidades, los datos son estimaciones basadas en variables como la población abastecida de la Encuesta Nacional de Hogares del Instituto Nacional de Estadística y Censos, y supuestos sobre las pérdidas físicas de agua y el consumo de agua por habitante, por día. Los datos de Asadas se obtienen de estimaciones elaboradas por el AyA.