BCR prestó dinero con base a ingresos futuros por la venta de cemento chino

Por: Óscar Rodríguez 18 septiembre, 2017

La Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef) duda de la capacidad de pago de la empresa Sinocem Costa Rica, propiedad de Juan Carlos Bolaños.

La entidad determinó que la compañía, dedicada a la importación y venta de cemento chino, no logró la meta de venta de producto requerida para pagar dos préstamos por $30 millones dados por el Banco de Costa Rica (BCR).

De dicho monto $20 millones fueron para la adquisición de cemento y $10 millones para la nacionalización.

El BCR otorgó a Sinocem Costa Rica, en octubre del 2015 y enero anterior, dos líneas de crédito por $30 millones para la importación y nacionalización de cemento chino.
El BCR otorgó a Sinocem Costa Rica, en octubre del 2015 y enero anterior, dos líneas de crédito por $30 millones para la importación y nacionalización de cemento chino.

El Banco otorgó los recursos en octubre del 2015 por un plazo de un año. Luego, en enero anterior, renovó ambas líneas de crédito por tres años.

La Superintendencia encontró, durante una revisión de los créditos, que la compañía incumplió el objetivo de comercializar 30.000 toneladas mensuales de producto.

De hecho, la empresa tuvo en el 2016 un promedio de ventas al mes de 8.381 toneladas, según el informe SGF-2432-2017, que la Sugef envió a Mónica Segnini, presidenta del BCR, el 7 de setiembre anterior.

Durante este año, el BCR y Sinocem acordaron reducir la meta de ventas a 15.000 toneladas mensuales. Sin embargo, la empresa sigue sin lograr su objetivo, pues entre enero y junio las ventas fueron en promedio de 7.462 toneladas mensuales, muestra el oficio de la Superintendencia del cual tiene copia este diario.

"Esta situación (menores ventas) afecta de manera significativa las proyecciones de ingresos, y en consecuencia, tiene impacto significativo en la determinación de la capacidad de pago del deudor", argumentó la Sugef.

La Nación llamó a Juan Carlos Bolaños, presidente de Sinocem, pero no respondió las llamadas del diario.

La cantidad de producto vendido es relevante porque el banco estatal fundamentó el aval de los préstamos a los ingresos futuros de Sinocem, según el informe del Comité de Crédito del BCR.

"Tomando en cuenta que las proyecciones realizadas se consideran razonables y alcanzables en virtud de que la demanda anual de cemento en el país es de 2.000.000 de toneladas que, sumado a un mix atractivo de precio y calidad del cemento de Sinocem, existe un mercado atractivo en el que perfectamente Sinocem puede entrar a suplir", argumentó el Banco en el análisis de capacidad de pago.

El incumplimiento en el plan de ventas fue una de las razones por las cuales la Sugef le ordenó al BCR recalificar la categoría de riesgo de de la empresa cementera y elevar la provisión, en caso de impago, en ¢10.071 millones.

El Banco solo tiene una estimación por deterioro crediticio de ¢54 millones.

¢