Por: Óscar Rodríguez.   13 diciembre, 2017

La Asociación Solidarista de Empleados del Banco Nacional (Asebanacio) denunció ante el Ministerio Público una serie de anomalías en los créditos por más de $8,1 millones otorgados por dicha agrupación al empresario cementero Juan Carlos Bolaños.

La organización solidarista pidió que se investigue un supuesto delito tráfico de influencias de funcionarios del Banco Nacional de Costa Rica (BNCR).

Asimismo, a la anterior Directiva de la asociación –miembros algunos de la alta gerencia del banco estatal– se le atribuye el supuesto delito de administración fraudulenta por el financiamiento de las empresas de Bolaños.

La Fiscalía General de la República y Rodrigo Araya, abogado de Asebanacio, confirmaron este martes, la presentación de la querella, el pasado 5 de diciembre.

El Ministerio Público informó, mediante su Oficina de Prensa, que ya se inició la investigación de la denuncia.

Asebanacio presentó una denuncia penal, el pasado 5 de diciembre, por los préstamos de más de $8,1 millones dados al empresario cementero Juan Carlos Bolaños.
Asebanacio presentó una denuncia penal, el pasado 5 de diciembre, por los préstamos de más de $8,1 millones dados al empresario cementero Juan Carlos Bolaños.

La Nación consultó a Óscar Prado, anterior presidente de Asebanacio, sobre la acción presentada. Sin embargo, al cierre de esta nota, no respondió las consultas.

La nueva directiva, nombrada el pasado 21 de octubre, contrató a la firma auditora KPMG para que realice una auditoría de los financiamientos empresariales otorgados por la entidad solidarista.

Durante el último año, la solidarista del BNCR ha estado vinculada en varios casos polémicos, en los cuales destaca una rápida compra del crédito de Casa Blanca por $4 millones, otorgado por el Banco Nacional, días después de que la empresa acudiera a un proceso concursal por problemas financieros para pagar sus deudas.

Asimismo, Asebanacio garantizó una carta de crédito –emitida por el Nacional– para que Sinocem Costa Rica importara cemento chino.

El Banco Nacional creó la asociación solidarista en el 2011 y, en agosto pasado, contaba con 5.498 asociados.

Cuestionamientos

Araya enfatizó que una de las principales dudas de la nueva Directiva de la asociación es cómo Bolaños, sin ser empleado del Banco, obtuvo financiamientos millonarios.

Por esa razón –añade– es que la solidarista solicitó a la Fiscalía que indague si hubo algún tipo de influencia en favor del empresario en el BNCR, de diputados o personeros del Gobierno, tal como ocurrió con el préstamo de $30 millones dado por el Banco de Costa Rica.

"Pedimos al Ministerio Público que investigue si ha habido algún tráfico de influencias con llamadas o reuniones de cualquier personero del Banco Nacional llámese Gerente General, Gerente de Crédito, gerente del Departamento de Relaciones Internacionales con la anterior Junta Directiva (de Asebanacio)", enfatizó el abogado.

El jurista insistió en que no se hizo la querella contra a ninguna persona en particular precisamente para que la Fiscalía pueda indagar cualquier posible irregularidad.

En el caso de la supuesta administración, Asebanacio argumentó al Ministerio Público que los préstamos dados por la anterior Junta Directiva al empresario cementero ya generaron un daño patrimonial.

La Solidarista informó a sus asociados que Bolaños aún adeuda ¢2.095 millones, de los cuales hicieron una reserva con recursos propios, pues hay muy poca probabilidad de recuperar los recursos.

"La denuncia fue como descubrir la punta de un iceberg y por eso se pone en conocimiento del Ministerio Público para que haga la investigación", afirmó Araya.

Por su parte, Allan Castro, actual presidente de Asebanacio, confirmó que el dinero corresponde a cesiones de contratos con instituciones públicas, cuya garantía fue un "pagaré autoavalado por el señor (Juan Carlos) Bolaños.

El abogado de Asebanacio confirmó que las irregularidades con los créditos fueron con las empresas Sinocem de Costa Rica y JCB Constructora y Alquiler.

"En la denuncia se dice que la Asociación tuvo relación (con Bolaños) en créditos revolutivos, cartas de créditos, descuentos de facturas y de contratos", aseguró el jurista.

Araya insistió en que se hizo la denuncia, pues se encontró situaciones anómalas y la Fiscalía puede realizar secuestro de información para asegurar la prueba.

Asebanacio espera tener, en los primeros meses del 2018, la auditoría especial contratada a KPMG para poder detallar, con exactitud si hubo más casos similares al financiamiento dado al empresario de cemento chino.

En setiembre anterior, la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef) denunció que la Asociación Solidarista del BNCR otorgó $8,1 millones a Bolaños entre enero del 2016 y julio del 2017.

Además, la solidarista recibió pagos por $10,2 millones de ambas compañías, durante el mismo periodo, según consta en el expediente de la Fiscalía General N°. 16-13-33-TP.