Óscar Rodríguez. 12 diciembre, 2017

La Asociación Solidarista de Empleados del Banco Nacional (Asebanacio) duda poder recuperar ¢2.000 millones prestados al empresario Juan Carlos Bolaños.

La nueva junta directiva de la Asociación informó a sus afiliados de que el monto adeudado se encuentra en cobro judicial.

14/02/2016, San José, Tibás, fotografías del edificio ASEBANACIO, que es la Asociación Solidarista del Banco Nacional. Fotografía José Cordero
14/02/2016, San José, Tibás, fotografías del edificio ASEBANACIO, que es la Asociación Solidarista del Banco Nacional. Fotografía José Cordero

El financiamiento corresponde, en su mayoría, a descuentos de facturas con instituciones de Gobierno, informó Asebanacio por medio de un comunicado del cual tiene copia La Nación.

"Un análisis previo solicitado a una firma de abogados nos señaló que dada las garantías recibidas estas sumas podrían ser no recuperables", informó la Junta Directiva de Asebanacio.

En la información indica que sobre las operaciones de financiamiento no se realizaron estimaciones, lo cual impactará negativamente las utilidades del periodo 2017-2018.

La organización reveló a sus asociados acerca de la relación con Bolaños luego de trascender que Asebanacio garantizó una carta de crédito emitida por el Banco Nacional de Costa Rica (BNCR), en favor de Sinocem, para la importación de $1,8 millones en cemento, desde China.

"Las líneas revolutivas brindadas a la empresa Sinocem, durante el periodo 2015-2016 (...) fueron debidamente canceladas en su totalidad", detalló la solidarista.

También reconoció que la exposición con el Grupo JCB "fue mucho más alta" del saldo adeudado hoy por el empresario cementero, quien actualmente está en prisión preventiva.

Según la denuncia presentada ante el Ministerio Público, por la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef), la Asociación Solidarista del BNCR otorgó $8,1 millones a Sinocem y JCB Constructora, entre enero del 2016 y julio del 2017.

Además, la solidarista recibió pagos por $10,2 millones de ambas compañías, durante el mismo periodo, según consta en el expediente de la Fiscalía General N°. 16-13-33-TP.

El Banco Nacional creó la asociación solidarista en el 2012 y, en agosto pasado, contaba con 5.498 asociados.

El patrimonio de Asebanacio ascendió, en agosto anterior, a ¢103.000 millones, según los estados financieros. En activos totales, reportó ¢146.799 millones comparables en volumen al de un banco como Prival Bank o Banco Cathay.

Contratos realizados

En específico, Asebanacio realizó una cesión de facturas y descuento de contratos a JCB Constructora y Alquiler en la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope), Servicio Nacional de Aguas Subterráneas, Riego y Avenamiento (Senara) y el Consejo Nacional de Vialidad (Conavi).

Los trabajados adjudicados con estas instituciones ascendieron a ¢5.493 millones, según registraron las entidades públicas a la Contraloría General de la República.

A Bolaños se le contrataron trabajos de contención en el río Bartolo, en Limón; la ampliación de un canal, también en esta localidad y para rehabilitación de rutas nacionales.

Sin embargo, las obras no fueron concluidas debido a los problemas de Bolaños y sus empresas.

Recope confirmó que de los ¢2.592 millones adjudicados solo se le giraron ¢1.641 millones, por los trabajos hechos hasta setiembre pasado.

Recope otorgó, en el 2015, un contrato por ¢2.592 millones a Juan Carlos Bolaños para realizar una obra de protección en el río Bartolo, en Moín. La empresa solo realizó el 52%. Asebanacio le hizo un descuento de contrato a la empresa JCB Constructora y Alquiler encargada de la obra.
Recope otorgó, en el 2015, un contrato por ¢2.592 millones a Juan Carlos Bolaños para realizar una obra de protección en el río Bartolo, en Moín. La empresa solo realizó el 52%. Asebanacio le hizo un descuento de contrato a la empresa JCB Constructora y Alquiler encargada de la obra.

En Senara solo se desembolsaron ¢437 millones de un contrato de ¢2.590 millones, detalló Patricia Quirós, gerenta general de la entidad.

El Conavi contrató a JCB Constructora para realizar obras por un valor de ¢309 millones. El Ministerio de Hacienda confirmó que no saben si el empresario realizó los trabajos.

Cierran negocios

Por otra parte, la nueva Junta Directiva de Asebanacio, elegida en octubre anterior, acordó por unanimidad cerrar por completo las nuevas operaciones de crédito empresarial a terceros, así como las nuevas operaciones de descuento de contratos.

La decisión se fundamentó en una estrategia de un apetito al riesgo más conservador con el objetivo de cuidar el patrimonio de la Asociación.

Los negocios con terceros representaron, hasta agosto anterior, una cuarta parte de los ¢146.799 millones de activo de Asebanacio, según sus estados financieros.

"El fin último de los recursos administrados por Asebanacio será para cubrir la cesantía o retiro de los asociados", se detalla en el comunicado.

La Directiva de la solidarista también acordó contratar a la firma auditora KPMG para realizar una revisión de los negocios realizados por la organización.