Entre abril y octubre es cuando hay menos divisas así que el tipo de cambio tiende a subir

Por: Patricia Leitón 9 agosto, 2017

San José.

En medio de la "época seca" del mercado cambiario de Costa Rica, que se extiende de abril a octubre, este año hubo una lluvia de dólares en el mes de julio.

El precio del dólar se mantuvo bastante estable en julio a pesar de las compras de dólares que realizó el Banco Central.
El precio del dólar se mantuvo bastante estable en julio a pesar de las compras de dólares que realizó el Banco Central.

El Banco Central aprovechó y compró neto (compras menos ventas) para el sector público casi $120 millones en julio, el segundo mayor monto del año y, a pesar de eso, el precio promedio del dólar en el mercado mayorista apenas subió ¢1,24.

Central aprovechó para comprar divisas.
Central aprovechó para comprar divisas.

Como José de Egipto, que acumuló granos en años de abundancia, el Banco Central compra divisas cuando hay excedentes y las guarda para venderlas al sector público (Recope, Caja Costarricense de Seguro Social, ICE y otras entidades) en tiempos de escasez, para evitar fluctuaciones fuertes en el tipo de cambio.

La abundancia que hubo en julio también se nota en las reservas monetarias del Banco Central, que son las divisas que el país tiene para atender emergencias, las cuales aumentaron en casi $53 millones en ese mes.

De abril a octubre se conoce como la "época seca" en el mercado cambiario pues, generalmente, hay menos dólares debido a que los comerciantes hacen sus compras para fin de año, entre otras razones.

Eso se refleja en que en esa época del año el precio del dólar generalmente tiende al alza. Así lo señala el estudio Aproximación de patrones estacionales en el mercado cambiario de Costa Rica para el periodo entre octubre 2006 y junio 2013.

¿Qué pasó?

La lluvia de divisas en época seca no tiene que ver con el cambio climático.

Más bien, se tiene la hipótesis de que pudo influir el aumento de las tasas de interés en colones que impulsó el Banco Central para animar a los ahorrantes a pasarse de nuevo a la moneda local, luego de la avalancha de inversionistas en busca de dólares que se registró en mayo y junio

Entre el 31 de mayo y este jueves 10 de agosto, la tasa básica subió de 4,55% a 5,90% como resultado de los ajustes realizados por el Banco Central. Además, la entidad reabrió, en junio pasado, los depósitos en colones al público con el fin de imprimirle mayor competencia a los bancos y estimular el incremento en las tasas.

Economistas como Gerardo Corrales y Félix Delgado, consideran que esto pudo influir, pero todavía es una hipótesis pues no están disponibles al público los datos de julio sobre los ahorros, por tipo de moneda, de los inversionistas.

"Al parecer cayó muy bien el ajuste de tasas entre los inversionistas. Uno supone que esto los hizo frenar su demanda de dólares para pasar sus inversiones a esa moneda. Es difícil saber si hubo otros factores además del ajuste de tasas", comentó Delgado.