Patricia Leitón. 3 julio
Promerica evalúa a aproximadamente 30.000 clientes que por sus características no se ajustan a lo que establece la ley de tope a las tasas de interés. Sus cuentas podrían dejar de funcionar para hacer compras. Foto de archivo de Jorge Arce.
Promerica evalúa a aproximadamente 30.000 clientes que por sus características no se ajustan a lo que establece la ley de tope a las tasas de interés. Sus cuentas podrían dejar de funcionar para hacer compras. Foto de archivo de Jorge Arce.

Cinco entidades financieras consultadas por La Nación, las cuales ofrecen tarjetas de crédito, informaron de que ajustan sus tasas de interés a los nuevos topes máximos y esperan mayor claridad en la publicación del reglamento a la nueva ley conocida como de “intereses de usura”.

Desde el sábado 20 de junio está vigente una adición y reforma a la Ley 7472 (Promoción de la competencia y defensa efectiva del consumidor), la cual, establece, entre otros, que el Banco Central fijará las tasas máximas a las cuales es posible prestar recursos en el país.

Este viernes 3 de julio, el Banco Central anunció que para todo tipo de créditos (salvo microcréditos), definió las tasas máximas en 37,69%, en colones, y 30,36%, en dólares. Para microcréditos, las estableció en 53,18% y 42,99%, respectivamente. Para créditos en otras monedas será 7,44%.

A raíz de este ajuste BAC Credomatic, uno de los emisores más grandes de tarjetas en el país, informó, el jueves 2 de julio, de que suprimirán 187.526 tarjetas de crédito a 79.789 clientes, cuyas operaciones se vuelven deficitarias para la empresa.

Lo anterior, junto con una reducción en el crecimiento esperado en el grupo para este año, llevó a prescindir del servicio de 373 colaboradores directos, y al cierre de 11 puntos de servicio en los próximos días, argumentó la entidad financiera por medio de un comunicado.

Más entidades hacen ajustes

Federico Chavarría, subgerente de Negocios de Banco Promerica, confirmó, este viernes 3 de julio, que evalúan aproximadamente a 30.000 clientes que por sus características no se ajustan en términos de riesgo y precio a las nuevas condiciones que establece la ley de tope a las tasas de interés.

“Estas cuentas dejarían de tener la posibilidad de ser utilizadas para compras en comercios, impactando de manera directa el consumo en pequeñas y medianas empresas comerciales”, indicó.

Añadió que evalúan, también, ajustes importantes a los beneficios e incentivos para los clientes que continúen vigentes.

“Banco Promerica estaría ejecutando esta medida en el transcurso de los próximos dos meses, previa comunicación hacia los clientes involucrados y se respetarán las condiciones del contrato vigentes en términos de las características de cada uno de los financiamientos”, informó Chavarría.

Jorge Chacón, gerente general de Credix, respondió que están trabajando los ajustes necesarios a sus sistemas de información, procesos y operativa para estar alineados con la normativa costarricense.

“Para la debida implementación de estos cambios está pendiente la publicación del reglamento a la Ley, por parte del Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC), lo cual vendrá a aclarar situaciones, criterios y condiciones que dicha Ley no establece en forma puntual”, señaló Chacón.

El Ministerio de Economía informó, el viernes 26 de junio, de que han programado que el reglamento esté listo en aproximadamente 90 días e incluirá un Índice de Comparabilidad Financiera, lo que implica que el MEIC junto con el Banco Central debe elaborar un estudio de mercado y publicar todas las tasas de los créditos.

“En apego a la entrada en vigencia de las reformas y adiciones a la Ley de la Promoción de la Competencia y Defensa Efectiva del Consumidor, Scotiabank ajustó las tasas de interés anuales de sus productos de tarjetas de crédito a un máximo de 37,65% en colones y 30,30% en dólares”, informó Scotiabank.

“Nuestros tarjetahabientes verán el cambio de tasa reflejado en su siguiente estado de cuenta con fecha de corte posterior al 1°. de julio, aunque estará vigente desde el 1°. de julio”, añadió el Banco.

Arturo Giacomin, presidente Ejecutivo de Davivienda Costa Rica, destacó, por su parte, que operan en el cumplimiento de las regulaciones y son respetuosos de las leyes de nuestro país, por lo que aplicarán lo que corresponda ante las nuevas disposiciones legales relacionadas a las tasas de interés.

“En cuanto a las tasas de interés anual en las tarjetas de crédito, se ajustarán tal y como corresponde”, aseveró, por su parte, Silvio Lacayo, gerente general de Desyfin.

La mayoría de entidades consultadas entienden que las nuevas tasas máximas se aplican para los nuevos contratos, como indicó el Ministerio de Economía.

“La ley rige a partir de su publicación y no es retroactiva. Para las operaciones nuevas se les aplica la nueva Ley y a las ya existentes, se les mantendrían las reglas que tenían, hasta que se negocie un nuevo contrato”, respondió el Ministerio ante una consulta de este diario.

“En la cartera previa a la entrada en vigencia de la nueva ley se permite mantener la tasa de interés anterior; será decisión de cada emisor si realiza la modificación”, dijo Giacomin.

El gerente general de Credix añadió que el criterio legal indica que los topes máximos aplican para nuevas transacciones o créditos. Sin embargo, la aplicación de tasas diferenciadas según la fecha del crédito o transacción, desde la perspectiva técnica y operativa, es sumamente compleja.

“La interpretación legal de cualquier normativa, es que rige a partir de la publicación en el diario oficial La Gaceta. La ley no puede ser retroactiva, por tanto, en este caso en específico, rige para los nuevos créditos”, comentó Lacayo.

Federico Odio, gerente de BAC Credomatic, indicó, en una entrevista con este diario, el jueves 2 de julio, que aunque hay varias interpretaciones de la vigencia de las nuevas tasas, ellos optaron por la más conservadora, dado que el incumplimiento de la misma tiene fuertes consecuencias.