Krisia Chacón Jiménez. 1 octubre, 2017
Las instalaciones de la aceleradora Carao Ventures se ubican en La Sabana, San José.
Las instalaciones de la aceleradora Carao Ventures se ubican en La Sabana, San José.

Redacción.

Las posibilidades que tiene un emprendimiento para obtener capital semilla o de riesgo se reducen a tan solo cuatro organizaciones financieras ubicadas en la Gran Área Metropolitana (GAM), según datos de la plataforma Hipatia del Programa del Estado de la Nación.

La base de datos de Hipatia 2017 se construyó a partir de una consulta por medio de un formulario en línea en el cual participaron 27 instituciones que en conjunto suman 551 sucursales distribuidas en todo el país.

Aunque la aplicación no representa un censo de la totalidad del sistema financiero, esta primera versión identifica las instituciones que asignan recursos monetarios en las distintas etapas del ciclo de vida de una empresa.

Las organizaciones tomadas en cuenta fueron cooperativas, bancos, asociaciones, incubadoras, aceleradoras, instituciones gubernamentales, organizaciones no financieras y club de ángeles inversores.

Entre los principales resultados destacan las dificultades que tienen los emprendedores de base tecnológica para obtener capital semilla y de riesgo.

El capital semilla se requiere en los comienzos de la etapa de vida de un proyecto para hacerlo "germinar". Se utiliza en actividades como validar la propuesta de valor y desarrollar el prototipo. La inversión se sustenta en la fortaleza percibida de la idea del proyecto y en las capacidades de los fundadores.

Mientras que el capital de riesgo se requiere en una etapa posterior del proyecto en el que se necesita escalar en el mercado. Canaliza montos superiores al capital semilla y busca que la empresa aumente su valor. Una vez madurada la inversión, el capitalista puede retirarse y obtener su ganancia.

Opciones de financiamiento para emprendedores de base tecnológica.
Opciones de financiamiento para emprendedores de base tecnológica.

Los datos de Hipatia muestran que de 27 actores financieros consultados, 22 respondieron que sí facilitan capital para actividades de innovación de contenido tecnológico y están ubicados en gran parte del territorio nacional.

Sin embargo, esta sombrilla se acorta cuando se les consulta si ofrecen capital semilla, pues solo siete lo hacen: Asopro San Ramón RL, Ícaro, Carao Ventures, el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS), GN Plus y Parque TEC.

Empero, el panorama se complica más cuando se consulta por capital de riesgo, dado que solo tres entidades dijeron ofrecerlo: Carao Ventures, Ícaro y GN Plus.

Otro factor que resulta determinante para los emprendedores es que las entidades que ofrecen este tipo de financiamiento solo se ubican en la GAM. Además, la mayor parte de los productos que ofrecen requieren garantías de tipo fiduciarias e hipotecarias para respaldar un financiamiento.

El Atlas para la Innovación en Costa Rica señala que, históricamente, uno de los factores clave que limitan el emprendimiento y la innovación en el país es la carencia de un sistema financiero que apoye la gestión de emprender y la de innovar, ya que la mayoría de los productos que ofrece el mercardo se dirige a pequeñas y medianas empresas (pymes) ya consolidadas, dejando un vacío en los emprendimientos que están en sus fases iniciales.

María Santos, coordinadora de investigación de Hipatia, explicó que gran parte de los emprendedores son personas jóvenes que normalmente no cuentan con bienes inmobiliarios vinculados con las garantías típicas que solicita la banca tradicional, como la hipotecaria, por ejemplo.

Opciones de financiamiento. GN Plus, la aceleradora de negocios de Grupo Nación, brinda apoyo a los emprendedores que tengan una idea clara de su proyecto.

GN Plus hace convocatorias en las que el emprendedor expone su idea para que luego sea evaluada por un panel de expertos.

Manfred Lachner, vocero de GN, señaló que el capital ángel en Costa Rica es difícil de encontrar, principalmente por el riesgo que representa la inversión en un negocio en donde solamente existe una idea y un emprendedor.

"Para nosotros, es vital que el emprendedor sea un apasionado, que entienda muy bien su potencial negocio, y que realmente exista la oportunidad", agregó Lachner.

Desde esta aceleradora, se analiza lo que realmente necesita el emprendedor, por lo que se le provee tanto el capital como la asesoría para formar una empresa estable.

"El capital es fundamental para que un emprendedor pueda convertir su idea en una empresa, sin embargo, no solo se trata del dinero, sino que también se debe ayudar a los emprendedores para que tomen las decisiones correctas para convertir ese sueño en una realidad", comentó.

Adrián García, fundador de Carao Ventures, explicó que para acudir a esta aceleradora, se necesita estar posterior a la etapa de la idea, en un momento donde los emprendedores estén buscando sus primeros clientes, armando un prototipo, o con una buena hipótesis detrás del modelo de negocio y su mercado.

"Adicionalmente, buscamos equipos que ya estén dedicados tiempo completo al emprendimiento o tengan planes para hacerlo en el corto o mediano plazo, con integridad, competencias técnicas y de negocio, capacidades de liderazgo y apertura a retroalimentación. El emprendimiento tiene que mostrar un grado importante de innovación", añadió García.

Carao Ventures ofrece un programa de aceleración para emprendimientos que consta de una serie de actividades de soporte en las áreas de estrategia, operaciones y comercial, para permitir a la empresa avanzar hasta levantar una ronda de financiamiento semilla con la propia red de inversionistas de Carao Ventures. La aceleradora invierte montos promedio de $50.000 para una ronda presemilla y $500.000 para la de semilla.