Óscar Rodríguez. 24 junio
La banca pública incrementó sus inversiones en bonos de deuda emitidos por Hacienda debido a su mayor liquidez y baja demanda de crédito. Foto: Mayela López.
La banca pública incrementó sus inversiones en bonos de deuda emitidos por Hacienda debido a su mayor liquidez y baja demanda de crédito. Foto: Mayela López.

Los bancos públicos incrementaron sus inversiones en bonos de deuda del Gobierno debido a la mayor abundancia de liquidez en sus arcas y a la parálisis de la demanda de crédito desde el sector privado.

Hasta abril pasado, los bancos Nacional de Costa Rica, de Costa Rica y el Popular registraron un saldo de ¢1,79 billones invertidos en títulos valores emitidos por el Ministerio de Hacienda. Esto significa un incremento del 37% respecto a los ¢1,30 billones de diciembre anterior, según el Informe Mensual de Coyuntura Económica, de junio del 2020, del Banco Central de Costa Rica (BCCR).

La información del BCCR sobre la tenencia de títulos de deuda interna del Gobierno, muestra que el ascenso en el saldo de la banca pública fue de ¢490.000 millones y ocurrió en los primeros cuatro meses de este año.

Ningún otro inversionista privado o público reportó un aumento tan relevante en las inversiones en emisiones del Ministerio de Hacienda, en el primer cuatrimestre.

Por ejemplo, las operadoras de pensiones complementarias reportaron un saldo de ¢3,92 billones invertido en títulos de Hacienda en abril pasado, es decir, 3,67% más, respecto a los ¢3,78 billones de diciembre anterior.

En contraste, en la banca privada la tendencia, hasta abril pasado, fue de una disminución en sus inversiones en bonos gubernamentales. En dicho mes el saldo fue de ¢741.000 millones en comparación con los ¢810.000 millones en diciembre del 2019.

Bernardo Alfaro, jerarca de la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef), explicó que la ralentización de la demanda del crédito obliga a los bancos a buscar opciones de inversión, para cumplir con la ganancia ofrecida a sus ahorrantes y gestionar la liquidez en la institución.

“Cuando Hacienda representa una buena opción de inversión (en rentabilidad, consumo de capital y liquidez), los bancos adquieren sus emisiones de deuda”, destacó Alfaro.

Los datos del BCCR muestran una parálisis en el crédito en colones, en la banca pública, con tasas de variación interanual muy cercanas a cero desde junio del 2019. En dólares se reportan variaciones negativas desde setiembre del 2017.

Gerardo Rojas, director de Tesorería de la Dirección de Finanzas del Banco Nacional, explicó, en referencia al incremento del saldo en títulos de Hacienda, que la dinámica de las inversiones de las entidades financieras cambia y máxime en periodos de alta volatilidad como el actual.

“Es normal que el crecimiento de recursos captados del público en el sistema financiero se canalicen a activos productivos que cubran el costo de dichos recursos y generen una rentabilidad adecuada, máxime en la situación de nuestra economía ante la pandemia”, explicó Rojas.

El vocero dijo que el Banco dispone de recursos suficientes para atender la demanda de crédito, pero también deben gestionar responsablemente las reservas de activos líquidos.

Más ahorro e incertidumbre

El sistema bancario nacional reporta un fuerte incremento en el ahorro a la vista de sus clientes, empresas y personas, durante este año.

A mayo pasado, el saldo en cuenta corriente de la banca pública y privada ascendió a ¢3,93 billones, en relación con ¢2,87 billones en diciembre anterior, es decir, hubo un incremento de poco más de ¢1 billón en cinco meses.

Cuando la disponibilidad de recursos crece en la banca, lo usual es trasladar ese dinero a préstamos. Sin embargo, con una baja demanda del sector privado, la banca ha redirigido los recursos a deuda gubernamental de corto plazo, destacó el economista José Luis Arce.

“Los bancos invierten su activo productivo y obtienen una rentabilidad mayor que mantener esos saldos en otras opciones existentes, particularmente el mercado de liquidez interbancario”, destacó Arce.

Rossy Durán, gerente Corporativa de Finanzas del Banco de Costa Rica (BCR), destacó que el BCCR ha tenido este año escasa participación en la captación de recursos y el mayor oferente es Hacienda.

El Gobierno absorbe recursos en el mercado nacional para financiar su carencia de ingresos y financiar parte de sus gastos.

“El aumento en las inversiones en Hacienda (…) corresponde, en general, al aumento de la liquidez, el cual en parte, se relaciona a la menor colocación de crédito”, recalcó Durán.

El Banco Popular enfatizó que la oferta de crédito de las entidades bancarias se ha mantenido, pero no hay demanda.

“Al darse efectivamente una contracción en el crecimiento del crédito, acentuado por la situación de pandemia mundial, los recursos se trasladan de manera temporal al portafolio de inversiones”, destacó la entidad mediante su Oficina de Comunicación.

Para el jerarca de Sugef la incertidumbre económica, provocada por la pandemia sanitaria, lleva a que los bancos y las empresas estén en proceso de reestructurar sus deudas y obtener capital de trabajo para pagar a sus trabajadores y reponer inventarios. Pero con visos leves para el proceso de reactivación.

“El principal factor es la confianza que sientan los agentes económicos. Su percepción de que en el futuro obtendrán una recompensa por su esfuerzo”, destacó Alfaro.

El funcionario destacó que el margen de maniobra de las entidades bancarias para mejorar la oferta crediticia es poco, pues las tasas de interés están en mínimos históricos.