Agro

(Video) Caracol gigante africano habría llegado a Costa Rica transportado por personas

Autoridades fitosanitarias conocen casos donde se toma a la especie por mascota, así que solicitan a viajeros precaución, pues esta y otras plagas como el hongo del banano, pueden causar mucho daño

El caracol gigante africano (Achatina fulica), una plaga que amenaza a los cultivos y a la salud humana, habría llegado a Costa Rica por medio del transporte de personas y posiblemente vía terrestre o aérea.

Así lo estiman las autoriades del Servicio Fitosanitario del Estado (SFE), quienes hicieron un llamado a los viajeros a extremar medidas, pues otras plagas, como esa, amenazan con llegar al país, entre ellas el Fusarium raza 4, un hongo que sería fatal para las plantaciones bananeras.

La plaga del caracol está presente en Miami, República Dominicana y algunos países de Suramérica, como Perú, por ejemplo.

El transporte se pudo dar de manera accidental o incluso premeditada, pues el color del caracol marrón rojizo a café, con bandas alternas de color crema que se aclaran en la punta de la concha, causa atracción entre personas.

Según el SFE, la presencia en territorio nacional de este caracol, que puede medir hasta 15 centímetros (otra característica que llama la atención), se corroboró la semana pasada, mediante la consulta a una autoridad internacional de un tercer país, luego de que funcionarios nacionales lo localizaron.

Fernando Araya, director del SFE, amplió, este miércoles 28 de abril, en el sentido de que ese molusco posee una alta capacidad de adaptación.

Como parte de eso, agregó, se adapta al consumo de una gran cantidad de plantas, hongos, rastrojos, hojarasca y minerales, aunque en Costa Rica aún no ha demostrado ninguna preferencia en el sitio bajo contención.

La plaga se mantiene focalizada en la zona de Curubandé, en Guanacaste.

El SFE señalo que es importante un llamado a todas aquellas personas que creen que es una mascota o que puede ser utilizado para otros fines, pues es un organismo que representa un riesgo socioeconómico muy grande para todas las actividades.

“Les solicitamos y advertimos que no lo vean de otro modo ya que es una plaga y además con capacidad de afectar la ecología y la salud humana”, advirtió Araya, en respuesta a consultas.

Fuerte amenaza

Algunas características de esta especie de caracol que pueden causar problemas son que puede avanzar distancias considerables cuando las condiciones de temperatura y humedad le favorecen y que sus posturas rondan los 500 individuos, por lo cual pueden dispersarse rápidamente, advirtió el SFE.

Además, son hermafroditas y pueden reproducirse aun siendo un solo individuo. No se debe dejar de lado que su coloración le facilita el camuflaje, explicó Araya.

En lo relativo a la salud humana, los especialistas del SFE recordaron que estas especies son vectores, es decir, transmitn enfermedades que, a su vez, los animales adquirieron.

Por esa razón, también se solicita a la población no tocarlos con las manos, en particular el caracol gigante africano.

Para distinguirlo de otros caracoles presentes en Costa Rica, el SFE detalló que aparte del color característico y llamativo, tiene el gran tamaño y su concha cónica, estrecha y relativamente larga. También tiene cuatro tentáculos o antenas.

En caso de encontrar un animal sospechoso, las autoidades solicitaron a la población tomarle fotos, capturarlo en una bolsa o envase cerrados y repórtarlo al SFE. Para la captura, debe usar un guante o bolsa plástica para proteger su mano.

El SFE tiene los telefonos 2549-3635, 2549-3636, 2549-3400 o el correo lvasquez@sfe.go.cr para recibir los informes.

Marvin Barquero

Periodista en la sección de Economía. Realizó sus estudios de Comunicación en la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre temas de producción y de comercio exterior.