Marvin Barquero. Hace 2 días
La Encuesta Nacional Agropecuaria reveló que Costa Rica tiene 249.860 animales dedicados a la producción de leche, de los cuales 234.090 son hembras. Aquí el traslado de las vacas al sitio de ordeño en una lechería en Laguna de Llano Grande de Cartago. Foto: Mayela López
La Encuesta Nacional Agropecuaria reveló que Costa Rica tiene 249.860 animales dedicados a la producción de leche, de los cuales 234.090 son hembras. Aquí el traslado de las vacas al sitio de ordeño en una lechería en Laguna de Llano Grande de Cartago. Foto: Mayela López

El tamaño del hato ganadero bovino de Costa Rica prácticamente se estancó, pues pasó de 1.497.551 cabezas, en el 2017, a 1.582.179 animales, en el 2018, según la Encuesta Nacional Agropecuaria (ENA), liberada este martes 3 de diciembre, por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

La información divulgada por el Instituto indica que el incremento en la cantidad del hato bovino no es estadísticamente significativo.

Estas cifras se mantienen por encima de las reveladas por el Censo Agrícola Nacional del 2014, según el cual en Costa Rica había en aquel momento un total de 1.278.817.

La encuesta también reveló que la mayor pérdida en animales adultos se debe a robo, hurto o destace, lo que representa el 32,2 %, para los datos del 2018. El sector ganadero elevó durante el año las denuncias por el impacto del robo de ganado en diferentes zonas del país.

Por otro lado, la cantidad de cerdos en Costa Rica se colocó en 370.570 animales para el 2018, cifra que revela un incremento respecto a los 334.934 porcinos detectados en la encuesta del 2017, de acuerdo con las revelaciones del INEC. En este caso, empero, la cifra de porcinos se mantiene menor a los 435.243 revelados por el Censo Agrícola Nacional del 2014.

El desglose

En el detalle, la ENA encontró que el 61,8% de los bovinos corresponde a la producción de carne, el 15,8% se destinó a la producción de leche, 22,2% se utiliza con doble propósito (carne y leche) y, finalmente, los animales de trabajo representan el 0,2% (comúnmente bueyes).

De acuerdo con ese desglose, el país cuenta con 978.587 animales destinados a la producción de carne, con 249.860 para la producción de leche y con 2.719 utilizados para trabajo.

Un aspecto relevante para la reproductividad del hato a futuro es que el 71,3% del ganado vacuno son hembras.

La ENA también revela los nacimientos en el hato ganadero nacional. Durante el año pasado, nacieron 451.052 animales, de los cuales el 51,5% corresponde a animales de carne, el 24,4% a los destinados a la producción de leche y el 24,1% son de doble propósito.

La ENA determinó, además, que el 94,3% de las fincas de ganado de carne tienen como principal sistema de producción el pastoreo.

Agregó que el 96,5% de las fincas que tienen ganado de carne no tratan los residuos y en las pocas que lo hacen la práctica principal es el compostaje, mediante el cual se usan para abono orgánico y en algunas ocasiones para generación de energía mediante el gas.

El pastoreo es también el principal sistema de alimentación en las explotaciones lecheras, pues 74,2% de las fincas lo utiliza. El poco tratamiento de los residuos es también un problema en el sector lechero, ya que la ENA encontró que el 83,8% no utiliza algún sistema.

En lo relativo a los porcinos, el 86,2% son para la producción de carne. El restante 13,8% corresponde a los porcinos destinados a labores reproductivas, donde predominan las hembras o vientres (95,0%). Según lo anterior, existe una relación aproximada de 19 vientres por cada verraco.