Agro

Senasa prevé problemas en trámite de certificados de exportación por recorte en presupuesto

Situación podría afectar ventas de productos pecuarios a 36 países, por un valor de $384,7 millones, advierte la entidad.

El Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa) advirtió de eventuales problemas en el trámite y emisión de certificados de exportación de productos pecuarios, debido a la reducción de su presupuesto, tanto por parte del Ministerio de Hacienda como de los diputados.

La situación, dicen, afectaría las exportaciones a unos 36 países, con un valor de $384,7 millones (cifras del 2019), entre otros impactos, según plantearon este lunes 25 de octubre, al denunciar que el recorte presupuestario se viene presentando desde el previsto para este 2021.

Mientras el Senasa se quejó en la mañana, en la tarde lo hizo el Servicio Fitosanitario del Estado (SFE), entidad que también lamentó recortes propuestos en su plan de gastos y dijo que afectarán la inspección, muestreo y diagnóstico de plagas en puntos de ingreso: terrestres, marítimos y aéreos, así como el análisis de residuos de agroquímicos en productos vegetales de consumo, tanto de importación como a nivel nacional, entre otros servicios.

El recorte para el 2022 en el Senasa, en tanto, reducirá programas como los servicios de laboratorio, controles en puestos de frontera aéreos y terrestres, labores de campo (vigilancia epidemiológica, trazabilidad, atención de animales, etc.), además de la emisión de los permisos de exportación, aseguró la entidad.

“Imagínese lo que puede significar para la calidad de los alimentos si nosotros tenemos que disminuir los controles en plantas donde se elaboran productos y subproductos de origen animal”, señaló el director del Senasa, German Rojas.

La denuncia pública del Senasa indica que presentaron un presupuesto ordinario por ¢14.500 millones para el 2022. En su paso por el Ministerio de Hacienda le recortaron ¢1.000 millones y en la Comisión de Asuntos Hacendarios de la Asamblea Legislativa otros ¢453,1 millones.

Ese recorte se hizo sin ninguna consulta y pese a que el Senasa generará este 2021 unos ¢8.000 millones de recursos propios con las tarifas por algunos servicios, resaltó Rojas. Esos ingresos propios, recordó, se tienen que depositar en la Caja Única del Estado.

Basado en lo que está sucediendo este 2021 con la aplicación de gastos, el director vaticinó graves problemas para el próximo año. Recordó que para el ejercicio del 2021 les aprobaron ¢13.400 millones y que debieron pedir en marzo un presupuesto extraordinario por otros ¢425 millones, lo cuales no fueron aprobados sino hasta setiembre pasado.

En algunos meses de este año, dijo, debieron acudir a la empresa privada para tener reactivos en el laboratorio, pues no había recursos para comprarlos y dar el servicio de exámenes. Dada esta situación del 2021, la del 2022 resultará en más problemas, enfatizó Rojas.

“No estamos diciendo que vamos a cerrar programas en el 2022, pero sí que se verán afectados con los recortes del presupuesto, que ya van por segundo año consecutivo”, explicó Rojas.

La denuncia del Senasa fue apoyada por las cámaras de Porcicultores, Nacional de Avicultores, Nacional de Productores de Leche, la Corporación Ganadera (Corfoga) y otras entidades del sector privado, pues se teme el eventual cierre de algunos mercados a productos de Costa Rica, si el país no puede aportar ni los exámenes de laboratorio ni los permisos de exportación respectivos.

Marvin Barquero

Marvin Barquero

Periodista en la sección de Economía. Realizó sus estudios de Comunicación en la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre temas de producción y de comercio exterior.