Agro

Retraso en maduración del café afecta el ritmo de la cosecha 2020-2021

Icafé reportó cerca de 20% menos de recolección en diciembre respecto respecto al mismo periodo de 2019

La temporada de recolección del café en Costa Rica ha sido atípica este 2020-2021 y se reportan retrasos debido a las condiciones climáticas del año anterior.

Xinia Chaves, directora ejecutiva del Instituto Costarricense del Café (Icafé), explicó que se presentó una demora en la maduración del grano, especialmente en las zonas del Valle Central y Los Santos.

La jerarca añadió que al cierre de la segunda quincena de diciembre, se registró 23% menos de café recolectado respecto a la temporada anterior (2019-2020).

Ella manifestó que es posible que al cierre de la primera quincena de enero haya una mayor recolección del grano, pues se trata de atrasos en la maduración y no de pérdidas de cosechas.

El fenómeno obedece, principalmente, a las lluvias tardías del 2020 en casi todo el país, lo que interrumpió el ciclo normal del grano.

Por su parte, el presidente de la Cámara Nacional de Cafetaleros, Juan Manuel Sánchez, comentó que el retraso es de unos 22 días.

“La cosecha se ha comportado distinto a lo usual, ha estado atrasada. Esto significa que haya que coger más cajuelas o fanegas en un plazo más corto y entonces que se requiere más gente”, comentó Sánchez, quien explicó que zonas como Turrialba y San Vito de Java son parte de las afectadas.

Pero lejos de ser una piedra en el camino, desde Coopetarrazú aseguran que el retraso, de alguna manera, ha dado más tiempo de respuesta a los productores para conseguir la mano de obra necesaria para la recolección en los meses que restan.

Escasez de mano de obra

Aunque una de las mayores preocupaciones del sector era la escasez de la mano de obra, ni el Ministerio de Agricultura ni el Icafé reportan hasta el momento inconvenientes o pérdidas de cosechas por dicha causa.

“En este momento no hemos tenido un requerimiento mayor de mano de obra del que ya está disponible, hubo preocupación en la segunda semana de diciembre por las lluvias, pero no ha habido ninguna alerta de que estemos con problemas directos por mano de obra”, dijo Chaves.

Desde antes de que se iniciara la recolección de la fruta, tanto el Estado como las diferentes organizaciones y cooperativas del sector emprendienron acciones para satisfacer la demanda de trabajadores.

“Hasta el momento sí se ha logrado recolectar el café, pero ya las próximas semanas son pico de cosecha y vamos a tener más datos. En la zona de Los Santos es la lluvia la que ha afectado a las cosechas”, comentó María Fernanda Solís, encargada de comunicación corporativa de Coopetarrazú.

Según el Ministerio de Agricultura y Ganadería, en el último corte del 2020 habían registradas más de 12.000 personas –en su mayoría nacionales– para la recolección de café por medio de la campaña de oferta laboral que se emprendió.

Asimismo, a la fecha han ingresado alrededor de 6.000 trabajadores Ngöbes Buglé desde Panamá y al 30 de diciembre del 2020, mediante el protocolo de ingreso temporal para personas desde Nicaragua exclusivamente para labores agrícolas, habían ingresado cerca de 7.000 personas de las cuales 3.884 llegaron al país para la recolección del grano.

Otra de las opciones que permitió aumentar la oferta de trabajadores para las cosechas agrícolas fue el Decreto Ejecutivo N°42406-MAG-MGP, que pretende regularizar la situación migratoria de trabajadores agrícolas con arraigo en Costa Rica.

Sobre este proceso, la Dirección General de Migración y Extranjería indicó al MAG que se recibieron 20.336 solicitudes y al 4 de enero de este año ya se habían aprobado 3.569 (de 6.300 valorados). Es decir, faltan poco más de 14.000 solicitudes por analizar.

Si bien las instituciones no tienen reportes sobre pérdidas de cosecha por cuestión de recolectores, Chaves resaltó que sí hubo afectaciones serias en algunas fincas de la zona sur tras las fuertes lluvias del trimestre final del 2020. No obstante, no se tiene contabilizada la afectación.

Por otro lado, y pese a la crisis por la pandemia, los bloqueos de carretera y las afectaciones en el sector agro, entre octubre y diciembre del 2020 se exportaron 27.440 sacos (de 60 kilogramos) más que en el mismo periodo del 2019, según datos suministrados por Icafé.

Precio de la cajuela

Otra de las características del actual periodo de cosechas es el aumento en el precio de la cajuela que han tenido que pagar algunos productores.

Víctor Arias Jiménez, gerente general de Agromercadeo El Diamante, comentó que, en su caso, el costo ha subido en las últimas semanas ante la disminución de mano de obra para la recolección.

“Efectivamente ha habido escasez de mano de obra y este año fue más marcado por las restricciones que provocó el control de la pandemia en donde se limitó la entrada de mano de obra extranjera”, comentó Jiménez.

Sobre el precio de recolección, el presidente de la Cámara Nacional de Cafetaleros aseguró que al inicio de las cosechas es usual pagar un precio más alto al mínimo dictado (¢1.011, según la fijación del Ministerio de Trabajo para 2020).

Este representante de los productores señaló que, actualmente, algunos productores están pagando entre ¢200 y ¢300 colones más; incluso algunos han pagado hasta ¢1.500 por cajuela.

Colaboró Marvin Barquero