Agro

Datos preliminares de ensayos recomiendan cultivar cáñamo industrial en Costa Rica

Investigación del INTA en Cañas, Guanacaste, acerca de esa variedad de ‘Cannabis’ terminarán a finales de 2021

Los ensayos preliminares indican que es “factible”, así como “una buena oportunidad de negocio”, el cultivo del cáñamo industrial (una variedad de Cannabis) en Costa Rica, de acuerdo con los avances de las investigaciones del Instituto Nacional de Innovación y Transferencia en Tecnología Agropecuaria (INTA).

Esa entidad pública del sector agropecuario mantiene varios cultivares de cáñamo en evaluación, en la Estación Experimental Agrícola Enrique Jiménez Núñez, localizada en Cañas, Guanacaste.

Los ensayos se realizan bajo excepciones contempladas en la Convención Única sobre Estupefacientes y Sustancias Psicotrópicas, reconocida por Costa Rica desde 1970; así como el Protocolo de Modificación de la Convención Única sobre Estupefacientes (Ley N° 5168 del 25 de enero de 1973), pues el trasiego de Cannabis no está aún legalizado en Costa Rica.

En la Asamblea Legislativa se encuentran propuestas de ley para autorizar el uso del cáñamo y, eventualmente, otras variedades de Cannabis en el país.

Arturo Solórzano, director del INTA, manifestó que el objetivo general de los ensayos es determinar la adaptación de germoplasma de Cannabis según variedades en Costa Rica y su calidad de productos.

En octubre del 2020, el INTA anunció la apertura de un proceso de investigación para determinar la posibilidad de sembrar cáñamo de uso industrial en Costa Rica. El INTA es un ente técnico adscrito al Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG).

Los ensayos se establecieron en el Caribe, por un lado, y en el Pacífico Seco, por el otro. De esa manera se valoran resultados tanto en el trópico húmedo como en una región seca.

Paralelamente a las investigaciones del cultivo, un informe de análisis de mercado de la Promotora del Comercio Exterior (Procomer) concluyó que el cáñamo tiene mucho futuro. Esto por cuanto se pueden obtener a partir de él una gran cantidad de subproductos, como suplementos alimenticios, soluciones tópicas, bioplásticos y construcción sostenible, así como jabones y lociones y textiles, entre ellos ropa y uniformes.

Algunas conclusiones

Solórzano señaló que los ensayos tienen fecha de conclusión a finales de este año y luego se liberará una ficha técnica para el conocimiento público, por lo cual prefieren no entregar mucha información.

Empero, agregó, los resultados preliminares indican que se trata de un cultivo que requiere de muchos cuidados en cuanto al manejo de la temperatura, la luz y el agua, entre otros aspectos.

Con el avance obtenido hasta ahora, los investigadores estiman factible su cultivo en el país y se le observa como una buena oportunidad de negocio, resaltó Solórzano, en una respuesta por escrito.

“La investigación aún no ha concluido, pero se cuenta con información preliminar que indica que es factible. Con los datos disponibles a este momento, el cultivo del cáñamo se ve como una buena oportunidad de negocio”, detalló el director del INTA.

Eso sí, advirtió el especialista, será un cultivo que requiere mucha atención y dedicación.

“Uno de los aspectos del cultivo que se ha observado es que el cáñamo requiere de muchos cuidados en cuanto al manejo de la temperatura, la luz y el agua, entre otros aspectos. Es necesario ser muy detallista sobre las prácticas de manejo que se realizan”, detalló.

Debido a esa situación, inicialmente se considera que invernaderos de aproximadamente 2.000 metros cuadrados pueden ser un buen principio para los productores que quieran incursionar en el cultivo de esta planta.

Solórzano volvió a recordar que se necesita un marco legal en el país para ampliar las investigaciones en campo y obtener más resultados.

Marvin Barquero

Periodista en la sección de Economía. Realizó sus estudios de Comunicación en la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre temas de producción y de comercio exterior.