Marvin Barquero. 9 noviembre, 2017

Costa Rica recibirá aguacate Hass de México en contenedores, siempre y cuando vengan certificados como portadores de fruta libre de mancha del sol o procedente de áreas certificadas como libres.

Así se desprende de una decisión adoptada por el Servicio Fitosanitario del Estado (SFE) que fue notificada a mediados de octubre pasado a la Organización Mundial del Comercio (OMC).

El Comité de Medidas Sanitarias y Fitosanitarias de la OMC confirmó, en un documento, que recibió la notificación desde el 16 de octubre. Desde entonces, corre un plazo de 60 días hábiles para recibir comentarios de los interesados, el cual vence el 22 de diciembre.

Eso significa la mayor flexibilización que puede dar Costa Rica en el conflicto por el comercio de aguacate con México, aseguró este jueves 9 de noviembre el ministro de Comercio Exterior (Comex), Aléxander Mora, desde España.

Marco Vinicio Jiménez, director del SFE, dijo que con México se dan tres posibilidades. Que envíen la fruta con un certificado garantizando que no tiene mancha del sol, o con un certificado de que proviene de áreas libres o, por último, cumplir con reglas que acuerden de forma bilateral los dos países.

Costa Rica dejó de emitir permisos para importar aguacate Hass de México desde el 5 de mayo del 2015. Desde ese momento, se han presentado algunos problemas de abastecimiento, aunque se trae de Chile, Perú y Colombia. Jose Díaz.
Costa Rica dejó de emitir permisos para importar aguacate Hass de México desde el 5 de mayo del 2015. Desde ese momento, se han presentado algunos problemas de abastecimiento, aunque se trae de Chile, Perú y Colombia. Jose Díaz.

Costa Rica se reserva, en la medida, la decisión de realizar análisis internos para determinar que la fruta no tenga la enfermedad. Además, técnicos costarricenses deberán corroborar en México la situación sanitaria de las fincas declaradas como libres del mal.

Pero el presidente de la Cámara Nacional de Exportadores e Importadores de Productos Perecederos, Rándall Benavides, dijo que el problema radica en realizar análisis en Costa Rica, pues un rechazo aquí podría causar pérdidas de entre $60.000 y $70.000 en un solo cargamento.

Por eso, solicitan que las pruebas de laboratorio se hagan solo en el país de origen, en este caso México, y no en el destino.

Costa Rica dejó de emitir permisos para importar aguacate Hass de México y de otros ocho mercados el 5 de mayo del 2015. Aparte de México, la medida se aplicó a Australia, España, Ghana, Guatemala, Israel, Sudáfrica, República Bolivariana de Venezuela y el estado de Florida, en Estados Unidos.

El SFE alegó protección fitosanitaria en vista de que la mancha del sol, un viroide que ataca el aguacate Hass, no se ha detectado en Costa Rica y su presencia se ha determinado en esos mercados.

México y otros países afectados con la medida reclamaron la decisión de Costa Rica. Se abrió un conflicto comercial hasta que los mexicanos llevaron el tema ante la OMC. El 15 de julio del 2015 se presentó el tema ante el Comité de Medidas Sanitarias y Fitosanitarias de esa organización, por parte de México y Guatemala en el nivel de preocupación comercial.

Pero el 8 de marzo de este año el gobierno mexicano solicitó formalmente la apertura de un proceso en la OMC por este conflicto. El periodo de consultas ya terminó y México está en facultad de pedir que un panel de árbitros sea el que resuelva, pero aún no ha hecho la solicitud.

La mejor oferta

El ministro Mora dijo que la medida enviada a la OMC es la mejor propuesta posible de Costa Rica. "La otra sería suspender totalmente el acuerdo de mayo del 2015, lo cual no es posible, según las autoridades fitosanitarias", detalló el jerarca del comercio exterior.

El jerarca explicó que la OMC brinda un plazo de 60 días hábiles para que las naciones interesadas realicen comentarios, ya sea en aceptación o en rechazo de la medida enviada por Costa Rica. Trascurrido ese plazo, que vence el 22 de diciembre, el acuerdo de Costa Rica entra en vigor.

"Si en realidad quisieran una apertura al aguacate mexicano, harían las pruebas de laboratorio en el país de origen y no en el destino. Podrían darse rechazos en Costa Rica con pérdidas de hasta $70.000 por cargamento". Rándall Benavides, presidente de la cámara de importadores

Agregó que, en caso de recibirse comentarios, Costa Rica definirá si son de recibo, si los incorpora a la resolución o si no lo hace. De cualquier manera, la resolución se pondrá en vigencia.

Randall Benavides, presidente de la Cámara de Exportadores e Importadores de Productos Frescos, consideró que la decisión de Costa Rica de realizar pruebas a la fruta en nuestro país no facilita la situación y entrabará una eventual llegada de aguacate mexicano.

"Si en realidad se quiere dar una apertura al ingreso del aguacate mexicano, se harían las pruebas a a fruta en el origen, para evitar que los importadores eventualmente tengan que asumir pérdidas", detalló Benavides.

En estas circunstancias, añadió, no creo que los costarricenses en diciembre pueda degustar un aguacate de la calidad mexicana.