Marvin Barquero. 19 junio, 2017

Costa Rica tiene ventajas comparativas para la exportación de productos lácteos, excepto el queso, reveló un estudio del mercado regional de esos alimentos realizado por la Secretaría de la Integración Económica Centroamericana (Sieca).

El análisis estableció que, aunque todos los países intercambian (exportan) productos lácteos a escala regional, únicamente Nicaragua y Costa Rica son exportadores netos, es decir, tienen sobrante para vender en el mercado externo.

La investigación concluyó que Nicaragua envía al exterior un 49% de su producción y Costa Rica un 30%.

Costa Rica es segundo
Costa Rica es segundo

Además, en lo relativo a las importaciones, el informe acota que los principales mercados de consumo son El Salvador (30% de su consumo), Guatemala (28%) y Panamá (17%) que, junto con Honduras, son economías importadoras netas de lácteos y derivados.

El trabajo de la Sieca señaló que los requisitos sanitarios y de calidad frenan, hasta ahora, la colocación a terceros países, pero destaca las exportaciones de Costa Rica al Caribe, en especial a República Dominicana, y de Nicaragua a Venezuela.

Sin embargo, Francisco Arias, gerente senior de Relaciones Corporativas y Ganaderas de Dos Pinos, adujo que el rubro de quesos ha experimentado un incremento de exportaciones del 50% en los últimos tres años a los países centroamericanos.

Agregó que la empresa pretende continuar con el aumento de las ventas de ese derivado a la región.

Al analizar las ventajas comparativas para cada país, los analistas de la Sieca concluyen que Nicaragua está bien posicionada en leche y nata (en todas sus variedades), los quesos, el requesón y los helados.

Al igual que Nicaragua, agregan, Honduras destaca en cuatro subsectores con ventajas comparativas, dentro de los que sobresalen el suero de mantequilla, leche y nata, cuajadas, yogurt y la mantequilla.

Las conclusiones indican que en Panamá el mejor desempeño exportador corresponde a las leches y natas concentradas con adición de azúcar (leche condensada, principalmente) y exportaciones de quesos y requesón.

Costa Rica exporta quesos, pero lo hace principalmente a países fuera de la región centroamericana y aprovechando acuerdos comerciales. La Cámara de Productores de Leche afirma que al Istmo vende otros productos con más valor agregado.
Costa Rica exporta quesos, pero lo hace principalmente a países fuera de la región centroamericana y aprovechando acuerdos comerciales. La Cámara de Productores de Leche afirma que al Istmo vende otros productos con más valor agregado.

En tanto, para Guatemala se identificaron ventajas en helados, mientras que Costa Rica tiene ventajas en todos los derivados de la leche, excepto en los quesos y el requesón.

El presidente de la Cámara Nacional de Productores de Leche (Caprole), José Antonio Madriz, consideró que el comportamiento de Costa Rica se debe a dos factores: el primero, que elabora y exporta otros derivados que tienen más valor agregado que los quesos y el requesón; y el segundo, que el tipo de queso de nuestro país tiene un poco más de dificultades de manejo.

Red de comercio estable

En general, el comercio centroamericano de lácteos se caracteriza por su dinamismo y la diversidad de productos que se comercializan a través de pocos proveedores en la mayoría de los países, según el informe.

"En cada uno de los países existen empresas líderes que controlan total o parcialmente la mayor parte la cadena de producción y comercialización de los productos", concluyó la investigación.

Madriz consideró que Costa Rica tiene buen futuro en el mercado centroamericano y en terceros países, pues se reconoce la alta calidad y sanidad de la leche que produce.

La Promotora del Comercio Exterior (Procomer) detalla en su informe estadístico del 2016 que Costa Rica exportó $135 millones en productos lácteos ese año. El 81% del valor de sus ventas va a países centroamericanos, donde Guatemala es el principal cliente, y un 14% al Caribe, donde las ventas se concentran en República Dominicana.

Mercado informal

El estudio de la Sieca también advierte acerca de un mercado informal de este tipo de bienes, particularmente en las fronteras entre algunos países.

"El mercado se caracteriza por la presencia de la comercialización informal y de subsistencia, lo que impide estimaciones precisas de un volumen real del comercio, especialmente el transfronterizo", según dice el estudio de la Secretaría regional.

Basado en datos del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) del 2012, la Sieca pone como ejemplo un comercio informal entre Nicaragua y El Salvador y en menor medida entre los dos anteriores con Honduras, especialmente con el "quesillo" donde hay un fuerte componente de comercio informal.

Ese tipo de comercio se realiza sin el cumplimiento de las normas higiénicas y de inocuidad entre estos países, lo cual puede propiciar mucha competencia y volatilidad en los precios locales, señaló la Sieca.