Marvin Barquero. 21 agosto
Costa Rica produce apenas el 21% de las alrededor de 48.000 toneladas métricas de frijol que consume al año. El resto se trae del exterior y no paga impuesto de entrada, pues en cada periodo se declara el desabastecimiento. Foto: Mayela López
Costa Rica produce apenas el 21% de las alrededor de 48.000 toneladas métricas de frijol que consume al año. El resto se trae del exterior y no paga impuesto de entrada, pues en cada periodo se declara el desabastecimiento. Foto: Mayela López

Al menos 25.146 toneladas de frijol importado se consumirán en el periodo que va del 1.° de junio del 2018 al 31 de mayo del 2019, traídas sin pagar aranceles en vista de una declaratoria de desabastecimiento, según una recomendación emitida por el Consejo Nacional de Producción (CNP).

Las importaciones que se autorizarían mediante decreto incluyen las 10.000 toneladas de grano negro acordadas en el Tratado de Libre Comercio (TLC) con China y que no pagan aranceles, según el pacto. A eso se agregan otras 5.146 toneladas que se importarían desde diferentes orígenes y que trampoco pagarían aranceles al estar declaradas como faltante, según las estimaciones del estudio de mercado de este grano hecho por el CNP.

También se agregan alrededor de 10.000 toneladas anuales que se importan desde Centroamérica, en particular desde Nicaragua, y que ingresan también sin pagar los impuestos de entrada, pues están bajo los acuerdo de comercio regionales.

Los aranceles o impuestos de entrada son del 30% para el grano negro y del 20% para el rojo, según la tabla vigente.

Costa Rica consume alrededor de 48.000 toneladas métricas anuales de frijol. De ese volumen, alrededor de 10.132 toneladas secas y limpias se producen en territorio nacional y cubren solamente el 20,83% del consumo nacional, por lo que el 79,17% restante debe importarse, detalló un informe del CNP emitido la mañana de este 21 de agosto.

Sin embargo, la entidad encargada de analizar el mercado frijolero encontró que había un inventario en poder de los comerciantes de 13.359, al 1.° de junio de este año. Esto reduce las necesidades de importación para el siguiente año productivo, que se inicia precismente el primer día de junio.

Aparte de estas importaciones declaradas como desabastecimiento, los industrales y comerciantes pueden traer libremente este grano, pero pagando los impuestos de entrada vigentes.

La recomendación de desabasto elaborada por el Sistema de Información de Mercados (SIM) del CNP, pasa ahora a manos de los ministerios de Agricultura y Ganadería (MAG), Economía, industria y Comercio (MEIC) y Comercio Exterior (Comex), los cuales elaboran el decreto correspondiente, donde se autorizan las importaciones sin pagar los impuestos.

El monto se reparte entre los interesados en participar de las importaciones mediante este mecanismo conforme con el porcentaje de compras de grano local que hagan.