Mónica Cordero, Hassel Fallas. 26 agosto, 2015
Visite el especial de Menos niños en las aulas aquí.

Garabito es el único de los 81 cantones del país cuyas aulas han añadido nuevos pupitres en los últimos seis años.

El grupo de escolares pasó de 2.200 chiquitos a 2.450 entre el 2009 y el año pasado, según un análisis de la matrícula realizado por La Nación .

Se trata de 250 niños más que ampliaron en un 11% las listas de clase de las escuelas del cantón porteño en el 2014.

En Garabito operan 17 centros de primaria: 14 públicos y tres privados.

La Escuela Central de Jacó fue la que más alumnos nuevos registró en términos absolutos, en todo el país.

La matrícula pasó de 490 a 620 niños entre el 2009 y el 2014; esto es un incremento del 26%.

Vera Alpízar, directora del centro educativo, explicó que el crecimiento se debe, en gran medida, a la generación de empleos en actividades hoteleras, comerciales y de construcción, las cuales atraen a trabajadores con sus familias.

“Se trata principalmente de nicaragüenses residentes en Costa Rica, o que encuentran estabilidad y traen a sus hijos”, dijo.

Alpízar explicó que hoy imparten clases a 725 niños. Entre ellos, hay 87 niños extranjeros (70 de Nicaragua) y 113 costarricenses de padres foráneos.

Datos del Colegio Federado de Ingenieros y de Arquitectos revelan que Jacó es la zona donde más metros cuadrados se tramitaron para construcción de hoteles entre el 2010 y el 2014. Destacan también proyectos habitacionales.