Natasha Cambronero. 7 diciembre, 2018
Óscar López a la salida de la Fiscalía Adjunta de Probidad, Transparencia y Anticorrupción, en el edificio de los Tribunales de Justicia, en San José. Foto: Mayela López
Óscar López a la salida de la Fiscalía Adjunta de Probidad, Transparencia y Anticorrupción, en el edificio de los Tribunales de Justicia, en San José. Foto: Mayela López

La Fiscalía Adjunta de Probidad, Transparencia y Anticorrupción indagó, la mañana de este viernes, al exdiputado y presidente del PASE, Óscar López, por un caso en el que se le atribuye un presunto delito estafa en contra del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE), a la hora de cobrar la deuda política de las elecciones nacionales del 2010.

En apariencia, él y otros dirigentes del Partido Accesibilidad Sin Exclusión (PASE) habrían simulado contratos de alquiler de vehículos, por los cuales la agrupación cobró poco más de ¢200 millones al Estado.

La agrupación supuestamente facturó arrendamientos de carros que se ofrecieron de forma gratuita, o bien, por los cuales se canceló un monto inferior al consignado en los contratos que se entregaron al Tribunal.

Actualmente, esa causa “se encuentra en investigación y avanza con la recolección y análisis de pruebas, dentro de la etapa preparatoria” y se tramita bajo el expediente 13-000010-033-PE, según informó la oficina de prensa del Ministerio Público, ante una consulta de La Nación.

Por esos hechos, en específico, se indagan los presuntos delitos de estafa, falsedad ideológica y uso de documento falso.

Junto a López, figuran como imputados la también exdiputada del PASE, Rita Chaves Casanova y otras dos personas de apellidos Calderón Montoya y Ruin Céspedes.

Óscar López fue citado a las 9:30 a. m. de este viernes para que rindiera su declaración sobre los hechos que se le atribuyen. Él se hizo acompañar de mujer, quien no quiso dar su nombre a la salida de los Tribunales de Justicia, en San José.

Segunda acusación contra López y Chaves

Esta es el segunda acusación que el Ministerio Público presenta contra Óscar López y Rita Chaves este año. En mayo pasado, también pidió llevarlos a juicio por un presunto delito de peculado.

En ese expediente, también aparecen otros dos exdiputados del PASE: Víctor Emilio Granados y Martín Monestel (2010-2014).

La Fiscalía Adjunta de Probidad les achaca supuestos “nombramientos fantasma” en plazas de confianza en la Asamblea Legislativa. Se presume, que ellos nombraron familiares o amigos en esos puestos y nunca se presentaron a trabajar.

Y además, se les cuestiona por presuntamente haber usado dos plazas de asesores para que trabajaran con Óscar López, en momentos en que él no era diputado.