Salud

Viruela del mono: turista noruega es primer caso sospechoso en Costa Rica

Paciente de 21 años ingresó el 22 de mayo. En este momento se encuentra aislada mientras continúa investigación para confirmar enfermedad, dice ministra de Salud

Costa Rica confirmó el primer caso en investigación por sospechas de viruela del mono, según informó este miércoles la ministra de Salud, Joselyn Chacón, en conferencia de prensa.

Se trata de una noruega de 21 años que llegó de visita al país el 22 de mayo e inició con síntomas el 27, por lo que acudió a consulta a un centro médico privado. Ante la sospecha, se le envió a aislamiento en “un lugar que no es un centro médico”. La condición de la joven es estable y no amerita ningún tratamiento, dijo Chacón.

Salud indicó que la joven presentaba fiebre y malestar general en el momento en que acudió a consulta, así como brotes en sus manos y pecho.

Las autoridades informaron de que se identificaron ocho contactos de la turista, pues ella venía en un grupo con otros seis extranjeros y tuvo relación con dos costarricenses. Ninguno de ellos ha presentado síntomas. Los turistas estuvieron en San José, San Carlos, Puntarenas y Limón.

Aún no se tiene fecha de salida de ella y sus acompañantes, pero se quedarán en el país el tiempo que sea necesario.

A la mujer se le realizaron pruebas que se enviaron al Instituto Costarricense de Investigación y Enseñanza en Nutrición y Salud (Inciensa). Por el momento, ya se descartó que se trate de herpes y se está a la espera de descartar otras enfermedades, al tiempo que se esperan resultados de muestras enviadas al Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés). Las muestras deben ser analizadas en el extranjero porque en este país no existe la posibilidad de hacer un examen diagnóstico.

Toda la información fue dada a conocer en la primera conferencia que ofrece la jerarca de Salud desde que asumió el cargo, el 8 de mayo. Ella y sus viceministros atendieron a la prensa con mascarilla, pese a que el primer decreto que firmó Chacón fue para eliminar la obligatoriedad del dispositivo en sitios cerrados como medida para evitar los contagios de covid-19.

Aunque la actividad fue convocada para referirse al “Primer caso sospechoso de Viruela del mono”, la jerarca de Salud dijo luego que es un caso “en investigación”, no sospechoso.

Las definiciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) hablan de tres clasificaciones en enfermedades infecciones: sospechoso, probable y confirmado (o descartado). “En investigación” no es una de las categorías, puesto que la clasificación de sospechoso ya amerita la investigación.

Al presentar brotes y dos síntomas (fiebre y malestar general) ya estaría siendo catalogado como sospechoso, según la definición de la entidad. La paciente no presentó otros síntomas característicos de la enfermedad, como la linfadenopatía o inflamación de ganglios linfáticos (popularmente llamado como “glándulas inflamadas”).

La OMS ya tiene definido cuándo un individuo es sospechoso, probable o confirmado con viruela del mono. Las dos primeras categorías pueden confirmarse o descartarse mediante pruebas de laboratorio o permanecer como sospechoso o probable. La OMS y las autoridades de salud de cada país trabajan para tener la mayor parte de casos definidos. Estos conceptos están sujetos a cambios, conforme avanza la evidencia científica.

Cualquier persona de un país en donde esta viruela no sea endémica, que registre brotes en su piel que no puedan explicarse por otra causa y que, además, tenga uno o más de estos síntomas:

  • Dolor de cabeza
  • Fiebre con temperatura superior a 38,3 ° C
  • Inflamación de ganglios linfáticos (o glándulas inflamadas)
  • Dolor de músculos y cuerpo
  • Dolor de espalda
  • Debilidad profunda o malestar general

Es un caso sospechoso que además reúne estas otras características:

  • Tenga un nexo epidemiológico con un caso confirmado o probable en los últimos 21 días antes de su inicio de síntomas. Esto incluye exposición cara a cara, contacto físico directo con la piel o lesiones o heridas en la piel, contacto con materiales con el virus como ropa, ropa de cama, o utensilios.
  • Que hubiera viajado a un país donde la viruela del mono sea endémica.
  • Que haya tenido múltiples parejas sexuales en los 21 días previos a los síntomas.
  • Tiene un resultado positivo en prueba de orthopoxuvirus (categoría a la que pertenece este virus) sin que se haya vacunado contra la viruela o haya tenido una exposición a otro virus de este grupo.
  • Se haya hospitalizado debido a la enfermedad

Un caso con la definición de sospechoso o probable cuyo contagio se confirme por laboratorio, ya sea por PCR o por secuenciación. En contraposición, un caso descartado será el que muestra la prueba negativa.

Salud confirmó que no hay un seguimiento específico para los ocho contactos, solo se les solicitó que deben consultar en caso de que se presenten síntomas.

Mientras tanto, la Dirección de Vigilancia de la Salud del Ministerio de Salud, en conjunto con un grupo técnico interinstitucional, está en análisis permanente del avance de la situación mundial del virus y de la nueva información disponible, para trabajar lineamientos.

Además, los servicios de salud públicos y privados están preparados para identificar casos sospechosos y notificarlos a las áreas rectoras de salud y a la Dirección de Vigilancia.

Chacón también aclaró que aunque algunos países están aplicando vacuna contra la viruela humana, no es la situación de Costa Rica que no aplica ese fármaco ni lo tiene en este momento porque la enfermedad está erradicada.

La (OMS) confirmó ya más de 550 casos en 30 países donde la enfermedad no estaba presente anteriormente. El informe más reciente es del pasado 29 de mayo.

Reportes elaborados por investigadores independientes hablan de que a este miércoles 1.° de junio, hay 610 confirmados, 4 probables y 53 sospechosos en 30 países. En América Latina, Argentina confirma dos pacientes y México uno. Brasil tiene dos casos sospechosos y Bolivia uno.

Los especialistas señalan que la baja transmisibilidad del virus hace que, por lo que sabemos hasta hoy, sea muy difícil que se esparza rápidamente. El poder de contagio de este virus no es tan alto porque se requiere tener contacto cercano con una persona enferma para poder ser infectado.

Maria Van Kerkhove, jefa técnica de covid-19 de la OMS y quien estudia enfermedades con potencial pandémico, indicó la mañana de este lunes en una transmisión en la red social Twitter que esta enfermedad, al ser menos transmisible, puede ser controlada “con relativa facilidad” en los países donde no ha sido endémica.

En este momento, la evidencia sugiere que quienes están en mayor riesgo son quienes han tenido contacto físico cercano con alguien con la enfermedad mientras tuvo síntomas. La letalidad del subtipo de virus del Oeste de África (presente en todos los pacientes hasta el momento) es cercana al 3,6%, lo que indicaría que el 3,6% de los pacientes moriría.

La mayoría de los pacientes han tenido manifestaciones leves, pero por lo visto en los brotes en los países donde esta es usual, hay quienes están más expuestos a complicaciones. Niños, embarazadas y personas con problemas inmunitarios están especialmente vulnerables a manifestaciones más agresivas

Irene Rodríguez

Irene Rodríguez

Periodista en la sección El País. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit 2013-2014, el premio Health Systems Global 2018 y la mención honorífica al Premio Nacional de Periodismo de Ciencia, Tecnología e Innovación 2017-2018.

Ángela Ávalos

Ángela Ávalos

Periodista de Salud. Máster en Periodismo de la Universidad Complutense de Madrid, España. Especializada en temas de salud.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.