Salud

¿Qué enfermedades o condiciones de salud facultan para recibir una cuarta dosis contra covid-19?

El segundo refuerzo está destinado a mayores de 50 años, personal de primera línea de atención y a quienes tienen problemas inmunitarios, pero ¿qué situaciones entran en esta segunda categoría?

Desde que se autorizó la cuarta dosis contra la covid-19 se habló de dos poblaciones específicas que pueden recibirla: los mayores de 50 años y la población mayor de 12 años que está inmunosuprimida o inmunocomprometida. Este viernes 27 de mayo se amplió a todos los trabajadores de primera línea de atención.

La población con problemas inmuntarios es más difícil de determinar porque hay situaciones que no se delimitaron bien y no la persona no sabe con certeza si califica o no para esta inyección adicional.

Algunas áreas de salud de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) ya comenzaron a difundir cuáles individuos pueden entrar en este grupo. Hay dos orígenes de los problemas inmunitarios: una enfermedad que bajó las defensas o un medicamento que, aunque es necesario para la situación de salud, podría impactar el sistema inmunitario.

Las condiciones de estos pacientes hacen que su cuerpo no logre dar la misma respuesta inmunitaria que personas sanas, por lo que podrían requerir mayor estímulo (vacuna) para producir sus defensas contra el virus. En Estados Unidos, por ejemplo, el esquema inicial de estas personas es de tres dosis y el refuerzo es la cuarta dosis.

“Estos pacientes tienen su sistema inmunológico comprometido. Generalmente todos estos pacientes lo saben, porque tienen dictamen médico que los califica, porque ya han tenido sus citas. Estas personas sí van a necesitar una dosis más”, indicó Cristina Vásquez, directora del Área de Salud Zapote-Catedral.

Estas son algunas de las condiciones que se categorizan en este grupo:

  • Enfermedades propias del sistema inmunitario.
  • VIH
  • Cáncer
  • Males reumatológicos como psoriasis, lupus, esclerosis múltiple, o artritis reumatoide
  • Quienes hayan recibido un trasplante de órgano y estén bajo tratamiento inmunosupresor
  • Personas que estén bajo tratamiento con quimioterapia
  • Quienes estén en terapia con algunos tipos de esteroides
  • Individuos en tratamiento con colchicina, hidrocloroquina o metrotexate

Las personas pueden colocarse esta dosis adicional cuatro meses o 124 días después de la tercera. Este segundo refuerzo es optativo y no forma parte del esquema completo de vacunación.

Hasta este 23 de mayo, 137.797 personas se habían inoculado cuatro veces contra covid-19. Estas representan al 2,7% de la población nacional.

Quienes más han llegado por este refuerzo son los mayores de 58 años, el 96,66% de las dosis son para este grupo etario, con 133.192. En esta población, el 16,3% ya suma cuatro dosis.

Le siguen quienes tienen entre 40 y 57 años, con 4.387 dosis. Sin embargo, los datos estadísticos no discriminan a quienes la recibieron por tener entre 50 y 57 años y quienes tienen entre 40 y 49 pero presentan alguna situación inmunitaria.

Las de menor edad, todas son personas con problemas en su sistema de defensas. En total son 218 biológicos, 197 han ido a jóvenes entre los 20 y los 39 años, y 21 al rango etario de 12 a 19.

Irene Rodríguez

Irene Rodríguez

Periodista en la sección El País. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit 2013-2014, el premio Health Systems Global 2018 y la mención honorífica al Premio Nacional de Periodismo de Ciencia, Tecnología e Innovación 2017-2018.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.