Irene Rodríguez. 31 mayo
2/3/2020. Tres Ríos, INCIENSA. Simulacro del procedimiento para analizar casos de Coronavirus en el país. En la foto aparece Isabel Abarca. Foto Jeffrey Zamora
2/3/2020. Tres Ríos, INCIENSA. Simulacro del procedimiento para analizar casos de Coronavirus en el país. En la foto aparece Isabel Abarca. Foto Jeffrey Zamora

La teoría del covid-19 les decía a los especialistas clínicos que una persona duraba un máximo promedio de 14 días con el virus y ya después de esto el cuerpo lo había descartado.

Pero la teoría no siempre es la práctica. La literatura científica poco a poco comenzó a recopilar datos de una excreción del virus SARS-CoV-2 -(causante de esta enfermedad pandémica) en personas en las que se da de forma muy lenta.

“Este virus o partes del virus tienen una excreción muy prolongada y un poco errática. El virus se puede excretar muy erráticamente aunque ya no sea infeccioso. En China se dio el caso de una persona que estuvo 60 días positiva”, manifestó en una entrevista anterior la viróloga costarricense Eugenia Corrales Aguilar.

En Costa Rica también sucede así. Pacientes ya sin síntomas y cuyo diagnóstico se dio hace dos, tres o más semanas, siguen mostrando pruebas positivas. Para que una persona se considere como recuperada debe tener dos pruebas negativas con una diferencia de 24 horas. Si la primera da positiva se deben esperar otros siete días para tomar otra vez estas pruebas.

Por esta razón, la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) estudia el tema para ver posibles razones. El presidente ejecutivo de la institución, Román Macaya, indicó en conferencia de prensa la tarde de este domingo, que se conformó una comisión de profesionales en infectología e inmunología y se les pidió revisar y analizar la literatura científica.

“El 30 de abril ingresó una solicitud de Vigilancia de la Salud del Ministerio para que le diéramos seguimiento a estas personas y se le solicitó a un grupo de especialistas analizar la literatura científica para analizar estos casos que duran tanto tiempo como positivos. Inmunólogos e infectólogos de varios hospitales revisaron toda la evidencia del 30 de abril al 2 de mayo”, destacó Macaya.

Si se analiza la curva de casos activos en Costa Rica se ve que los números de recuperados no coinciden con los de los casos reportados 14 días atrás, las estadísticas manejadas a lo interno también hacían ver que personas estaban demorando más tiempo en obtener esa condición de recuperados.

Varios casos ni siquiera dan una sola prueba negativa después de días.

“En Cañas solo hemos tenido una persona recuperada, hay muchas que ya cumplieron con la cantidad de días, pero se les hace la primera prueba para ver si se decretan como recuperados y desde esa primera prueba siguen dando positivo, incluso personas asintomáticas”, explicó a La Nación Diana Valles, coordinadora de la Unidad de Vigilancia Epidemiológica del Centro de Atención Integral en Salud (CAIS) de Cañas.

Inclusive está documentado el caso de una tica que había dado negativo en dos pruebas y que días después volvió a tener una prueba positiva. Esta situación está bajo análisis.

Las posibles razones

Macaya indicó que las personas que continúan dando positivo en la prueba se dividen en dos categorías: quienes están en una situación de mayor gravedad y están o estuvieron hospitalizadas, y quienes más bien han tenido una enfermedad muy leve y de manejo en casa y cuyo resultado persiste.

En el primer grupo es normal que la infección dure más días y el virus persista por más tiempo en el cuerpo. Un estudio publicado en la revista Nature a inicios de mayo señaló que un paciente con enfermedad grave o crítica puede tardar seis semanas o más en recuperarse.

El segundo grupo también puede demorarse más en eliminar por completo el virus. Un reporte publicado en la revista The Lancet en abril pasado y que tomó en cuenta a 191 personas con una infección de leve a moderada habló de hasta 37 días con el virus.

Macaya también indica tres posibles razones.

1- La prueba puede estar detectando una partícula del ARN (material genético del virus) que se amplifica. Es posible que solo eso presente, es decir, no necesariamente tiene el virus activo en su cuerpo.

El jerarca indicó que no hay evidencia de que estas personas sean contagiosas o que tengan un peor pronóstico (es decir, puedan “volver atrás” y agravarse) en días posteriores. A pesar de eso, deben mantener la orden sanitaria por precaución.

2- El recambio de vías respiratorias puede durar hasta dos meses. En otras palabras, es el tiempo que dura el cuerpo en regenerar células, por lo que muchas de estas pueden seguir afectadas antes de que este tiempo transcurra.

3- En quienes dan positivo, luego negativo y posteriormente positivo puede deberse a situaciones presentadas con la técnica diagnóstica de la tecnología PCR.

“Cuando se toma una muestra, que esta sea insuficiente para amplificar todo el virus y que esto dé un negativo falso. Ninguna prueba es 100% sensible, ni siquiera la PCR que es la de más alta definición”, especificó el presidente ejecutivo de la CCSS.

Por otro lado, no hay evidencia de que estos casos sean recaídas ni de que estas personas tengan una enfermedad más grave.