Irene Rodríguez. 30 septiembre
Esta aplicación también involucra directamente al adulto mayor y a sus decisiones. Fotografía: Witthaya P. / Shutterstock
Esta aplicación también involucra directamente al adulto mayor y a sus decisiones. Fotografía: Witthaya P. / Shutterstock

Una aplicación para que, desde el teléfono celular o cualquier otro dispositivo con conexión a Internet, profesionales de la salud y cuidadores de adultos mayores, puedan hacer su labor de forma más fácil y eficiente. Esta es la propuesta que la Organización Mundial de la Salud (OMS) lanzará este martes 1.° de octubre con motivo del Día Mundial del Adulto Mayor.

La herramienta, que será gratuita, les permitirá a los adultos mayores, que no arrastran problemas cognitivos serios, tener información y tomar sus decisiones.

Esta facilidad se llama WHO ICOPE Handbook App, y proporciona orientación práctica para abordar una serie de afecciones prioritarias, como las limitaciones de movilidad, la malnutrición, la pérdida de visión y audición, el deterioro cognitivo, los síntomas depresivos y la atención y el apoyo social. Esta será un complemento para un nuevo manual indicado para los servicios de salud.

El nombre proviene de un acrónimo de Cuidado Integral para las Personas Mayores, en inglés.

“Esta innovación permitirá que las personas mayores continúen haciendo las cosas que valoran y evitará su aislamiento social y su dependencia de los cuidados”, dijo en un comunicado oficial Islene Araujo de Carvalho, líder del grupo sobre envejecimiento y atención integrada de la OMS.

“Intervenir cerca de donde viven las personas mayores, con la participación activa de la comunidad y de las propias personas mayores, es esencial para un plan de atención personalizada”, agregó.

El conjunto de herramientas de atención integral para las personas mayores que ofrece esta app es el resultado de dos años de extensas consultas con expertos líderes y partes interesadas, incluidos los representantes de la sociedad civil.

Población en crecimiento

De acuerdo con la OMS, la población mundial está envejeciendo a un ritmo acelerado. Para 2050, una de cada cinco personas tendrá más de 60 años. Se prevé que el número de personas mayores de 80 años se triplique, pasando de 143 millones en 2019 a 426 millones en 2050.

En Costa Rica, un estudio del Centro Centroamericano de Población de la Universidad de Costa Rica (CCP-UCR) señala que, para 2020 los adultos mayores serán el 9% de la población costarricense, con un aproximado de 453.000 personas con edades que superen los 65 años.

Por su parte, para 2050 se estima que esa cifra suba y que el 20% de la población nacional tenga esa edad, lo que significa cerca de 1,2 millones de personas, aproximadamente.

Esto no es precisamente malo, pero tanto autoridades nacionales como internacionales indican que el mundo debe estar preparado en aspectos de sistemas de salud, infraestructura, servicios y recreación para este sector de la población.