Irene Rodríguez. Hace 4 días
Las vacunas que llegarán a Costa Rica pasaron por tres fases de ensayos clínicos en seres humanos y tendrán aprobación de agencias reguladoras internacionales. Fotografía: Shutterstock
Las vacunas que llegarán a Costa Rica pasaron por tres fases de ensayos clínicos en seres humanos y tendrán aprobación de agencias reguladoras internacionales. Fotografía: Shutterstock

La velocidad con la que están siendo desarrolladas las vacunas contra la covid-19 preocupa a algunas personas, quienes temen que no se trate de productos seguros.

Tanto Leandra Abarca, coordinadora del Sistema Ampliado de Inmunizaciones de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), como Pedro González, viceministro de Salud, son enfáticos en que las personas tendrán un producto eficaz y seguro.

“No podemos negar que la vacuna se produjo de manera más rápida. Pasó de diez años (lo que usualmente dura una vacuna en aprobarse) a un año, pero no por eso se saltó una sola fase de investigación; todas se están cumpliendo”, explicó Abarca.

González complementó: “el proceso ha sido riguroso. Las aprobaciones por organismos reguladores no son a la ligera. Aún en emergencia son procesos rigurosos”.

“¿Que pueden producir efectos secundarios? Todas las vacunas pueden producir efectos secundarios. Todo medicamento tiene efectos secundarios, pero las personas pueden estar tranquilas cuando se apliquen la vacuna”, añadió.

Vigilancia rigurosa de efectos secundarios

Cada evento adverso que registre alguna persona vacunada será seguido rigurosamente por un comité específico.

Costa Rica ya tiene comités de farmacovigilancia que analizan efectos secundarios de cualquier medicamento, pero se creó uno específico para esta inyección.

“Hay un equipo que se está reuniendo específicamente para el tema de la vacunación covid-19, para hacer un proceso más expedito, más riguroso, de algún efecto indeseable o algo no previsto, para que inmediatamente haya una alerta y se tomen las acciones pertinentes”, recalcó González.

Abarca agrega: “conforme vacunemos a más y más personas vamos a tener mayor presencia de efectos adversos. Eso es lo normal, todo medicamento tiene la posibilidad de un evento adverso y las vacunas son un medicamento, pero el beneficio para la población es mayor”.

Vacuna no será obligatoria

González indicó que, aún cuando en temas de salud pública sí puede existir la necesidad de hacer obligatoria la vacunación, esto no se hará y se apelará al convencimiento.

“Este es un arma muy, muy, importante en la lucha contra la pandemia, no la única pero sí muy importante. Debemos construir esa inmunidad.

“La ventaja es que las campañas de vacunación en Costa Rica son muy exitosas, esperamos que esta situación sea diferente a las vistas en otras campañas de vacunación”, especificó González.

Abarca indica que la población debe tomar en cuenta todas las ventajas de aplicarse la inmunización.

“El beneficio que nos traerá la vacuna en términos de salud pública es muy grande”, asegura.

No es milagrosa, otras medidas deben mantenerse

Pese a la eficacia de la vacuna, tanto González como Abarca aseveran que esto no quiere decir que una vez vacunadas las personas puedan descuidar las otras medidas contra la covid-19.

“La vacuna es un complemento, pero la higiene de manos debe seguir, el quedarnos en casa si nos sentimos con síntomas respiratorios debe seguir. Esto no solo evita la covid-19, sino otras enfermedades”, dijo Abarca.

El director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, también advierte que la vacuna es tal vez la herramienta más importante en la lucha contra la pandemia, pero no puede ser la única.

“Una vacuna por sí sola no va a acabar con la pandemia. Seguiremos necesitando de la vigilancia de casos, de hacer pruebas diagnósticas, aislar casos y darles el cuidado que requieren, de recordarnos a cada uno de nosotros lo cuidadosos que debemos ser con nuestras medidas de higiene y de distanciamiento físico”, concluyó el jerarca este viernes en conferencia de prensa.