3 abril
El pasado 11 de marzo se realizó el Primer Festival de Bienestar Animal de Curridabat en el parque para perros Biarquira, en Freses. Se impartieron charlas de adiestramiento y talleres de reforzamiento positivo de conducta en las mascotas. Además, hubo stands informativos. La actividad se realizó para conmemorar el convenio firmado con Senasa. Foto: Municipalidad de Curridabat para LN.
El pasado 11 de marzo se realizó el Primer Festival de Bienestar Animal de Curridabat en el parque para perros Biarquira, en Freses. Se impartieron charlas de adiestramiento y talleres de reforzamiento positivo de conducta en las mascotas. Además, hubo stands informativos. La actividad se realizó para conmemorar el convenio firmado con Senasa. Foto: Municipalidad de Curridabat para LN.

Algunos vecinos les proporcionan a sus mascotas productos no aptos para su dieta, como chocolate, y esto les provoca intoxicaciones; otros ignoran que, como los humanos, perros y gatos necesitan alimentarse a diario y les dan de comer tan solo unas cuantas veces por semana.

La municipalidad de Curridabat quiere evitar situaciones como esas y, por ese motivo, recientemente se convirtió en el primer gobierno local en firmar un convenio de cooperación con el Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa).

El acuerdo permitirá reforzar la labor de este ente estatal, desprovisto de recursos para resguardar a todas las mascotas del país, conforme lo estipula la Ley de Bienestar Animal, reformada en junio del 2017,

Se trata del primer ayuntamiento que suscribe un acuerdo de ese tipo, cuyo fin es mitigar las situaciones de maltrato y fortalecer las iniciativas con las que cuenta el municipio en esa materia desde hace varios años.

Ese compromiso de velar por el bienestar de las mascotas de la comunidad, dado el papel preponderante que juegan estas en muchas de las familias del cantón, también ha sido pulido últimamente por el gobierno local, informó Sofía Pérez, jefa de Salud y Ambiente del municipio curridabatense.

Por eso trabaja en dos programas distintos enfocados en capacitar a los habitantes. Uno se llama Vecino comprometido, y consiste en la capacitación de 57 líderes comunales para que velen por la tenencia responsable de mascotas en el cantón y difundan sus conocimientos entre los lugareños.

Otro consiste en una serie de charlas sobre bienestar animal impartidas a dueños de perros o gatos en distintos espacios públicos; por ejemplo, parques.

Extensión comunal

Con la primera de estas iniciativas se pretende que los participantes identifiquen y reporten los que podrían ser problemas de mal manejo de animales domésticos. Al mismo tiempo, deben sensibilizar a sus vecinos con respecto a prácticas responsables de cuido, y tienen que mantener una actitud de alerta para notificar a la municipalidad cuando vean animales solos, en lotes o en cualquier situación considerada riesgosa para las mascotas.

Los beneficiarios de Vecino comprometido son pobladores de Curridabat quienes han demostrado su compromiso con los animales de compañía, entre ellos, personas que han colaborado con asociaciones protectoras de animales.

Se trata de un grupo de habitantes escogido en forma estratégica por el municipio.

La primera fase del proyecto empezó este 2018, pero la idea es sumar más alumnos en las siguientes etapas.

Amos y perros participan en los talleres de conducta animal, tenencia responsable y primeros auxilios en mascotas. Foto: Municipalidad de Curridabat para LN.
Amos y perros participan en los talleres de conducta animal, tenencia responsable y primeros auxilios en mascotas. Foto: Municipalidad de Curridabat para LN.

En cuanto a las capacitaciones abiertas a los vecinos, estas tocan temas como el reforzamiento positivo de la conducta de las mascotas, tenencia responsable y primeros auxilios en animales.

Dichas charlas se imparten en los ocho parques para mascotas con los que cuenta el cantón, así como en centros de desarrollo humano y salones comunales de la localidad.

“Por ejemplo, se les enseña a las personas cómo tratar a un gato envenenado, o, si se trata de un animal herido o atropellado, a inmobilizarlo mientras llega a la veterinaria. En las charlas de reforzamiento positivo se usan los parques para crear vínculos entre el ser humano y la mascota, y entre la mascota y la comunidad. Por ejemplo, se refuerzan obligaciones como recoger las heces de los perros”, explicó Pérez.

Para participar en cualquiera de los dos programas, puede escribir a: bienestaranimal@curridabat.go.cr.

En el caso de las charlas de formación en espacios públicos, estas cuentan con listas previas de asistencia, para garantizar una moderada cantidad de participantes con sus mascotas y así, el orden de estas.

Generalmente, se abren unos 30 espacios. Para este 2018, la idea es impactar a 585 habitantes.

Esfuerzo integral

Ambas iniciativas para los vecinos están enmarcadas en una estrategia integral que ha echado a andar el ayuntamiento de Curridabat desde hace varias gestiones y que cuenta con cuatro proyectos más sobre bienestar animal.

Uno de los más ambiciosos son los ocho parques para perros distribuidos en todo el cantón. Estos están ubicados en Hacienda Vieja, Lomas de Ayarco norte, Lomas de Ayarco sur y en las urbanizaciones Abedules, José María Zeledón, Biarquira, París y Lomas del Sol (ver mapa adjunto).

También están el programa Capturo-castro-libero, para el control de población de animales sin dueño; la iniciativa Salud mental con el bienestar animal, que busca eliminar las peleas de perros y gallos y acabar con los acumuladores, y las campañas de castración a bajo costo.

En el 2017, estas últimas beneficiaron a 3.047 perros y gatos. La meta para este 2018 es llegar a 5.000 animales.

Gestión local

Como parte del soporte que se le dará a Senasa, el gobierno local contratará dos inspectores quienes apoyarán la labor de esta entidad cuando algún animal esté en riesgo inminente de muerte.

“El retiro del animal y el trámite de sanción lo debe hacer Senasa, pero con toda la información que recojan nuestros inspectores, o bien, gracias a las denuncias por parte de los vecinos capacitados en manejo responsable, Senasa podría tener una mejor capacidad de respuesta”, expresó Édgar Mora, alcalde de Curridabat.

El jerarca municipal dijo que los esfuerzos conjuntos con la instancia estatal les permitirá tomar acciones con recursos ya existentes, sin redoblar esfuerzos.

“Sabemos que a Senasa le dieron una competencia sin recursos y que, cuando se le da a una instancia del Gobierno una competencia sin recursos, se producen áreas grises en el servicio. Por primera vez, hemos logrado que una institución del Gobierno Central nos comparta su competencia con fundamento en un convenio, y eso es muy positivo porque nos permitirá coordinar con lo que ya tenemos, sin crear nuevas burocracias”, aseguró Mora.

En una pelea con otro perro callejero, Pira perdió un ojo. Cuando el municipio logró castrarlo, estaba riñendo con otro macho por una perra. Los tres fueron castrados. Foto: Municipalidad de Curridabat para LN.
En una pelea con otro perro callejero, Pira perdió un ojo. Cuando el municipio logró castrarlo, estaba riñendo con otro macho por una perra. Los tres fueron castrados. Foto: Municipalidad de Curridabat para LN.
Una red articulada

Bernado Jaén, director de Senasa, dijo que el bienestar animal es un tema de muchas instituciones y que los municipios son piezas fundamentales en esa ecuación.

“Por eso hay que desarrollar una red articulada. Son los gobiernos locales los que pueden manejar de mejor manera la tenencia responsable de animales de compañía, tanto los de casa como los de calle. Si articulamos con ellos, no solo podemos mejorar la salud pública, reduciendo poblaciones de gatos y perros callejeros, sino que también mejoraremos la relación mascota-amo”, aseveró Jaén.

Según el jerarca del ente estatal, convenios como el firmado con el ayuntamiento de Curridabat representan un gran empuje en la labor de Senasa.

“Como no tenenos la capacidad, ni la organización, ni estructura para asumir el manejo de todas las mascotas del país, lo que necesitamos son enlaces de ese tipo con las municipalidades”, amplió el director.

Jaén adelantó que otros ayuntamientos como el de Matina (Limón), Grecia (Alajuela), Cartago, Montes de Oca y Alajuelita (San José) también han mostrado interés en firmar convenios de cooperación con Senasa.