Medio Ambiente

La pandemia para los océanos: desechos de mascarillas y guantes utilizados contra covid-19

Las costas y océanos de Asia y Europa ahora también sufren por el mal manejo de los insumos de protección; si no se toman medidas podría ocurrir lo mismo en Costa Rica

No solo debemos aprender cómo usar una mascarilla para proteger nuestra salud, sino también cómo desecharla de forma correcta para proteger la salud de ríos y mares.

Con motivo del Día Mundial de los Océanos, que se celebra este lunes 8 de junio, La Nación explora los daños que esas acciones pueden causar y las soluciones que se pueden tomar para evitarlo.

Diferentes organizaciones conservacionistas y especialistas en la materia comenzaron a denunciar en marzo la presencia de desechos de implementos de protección en Asia, continente que enfrentaba para ese entonces el pico de la enfermedad.

Posteriormente, la misma situación empezó a manifestarse en diferentes países de Europa. Hoy, también hay denuncias en Estados Unidos, en costas cercanas a las de Nueva York.

El uso masivo de guantes y mascarillas que ayudan a protegernos de posibles contagios puede convertirse en el nuevo enemigo de nuestros mares y océanos si no hacemos un uso responsable”, indicó un pronunciamiento de la organización WWF.

Para los especialistas, esta es la pandemia de los océanos.

“Si la cuarentena y el aislamiento han ayudado a darle un respiro a la naturaleza, las mascarillas y guantes de un solo uso pueden generar el efecto contrario en los ríos y océanos. Los humanos enfrentamos la pandemia de covid-19, los océanos la de los desechos producto de este”, enfatizó Gary Stokes, director de operaciones de la organización OceanAsia, que realiza limpieza constante de ríos y playas en Hong Kong.

“Si de repente tienes una población de 7 millones de personas con una o dos máscaras por día, la cantidad de basura generada es impresionante”, añadió en un video en su sitio web.

La organización Opération Mére Propre también ha encontrado decenas de mascarillas y guantes en las aguas del Mediterráneo.

“¡Ya llegaron las primeras máscaras desechables al Mediterráneo! Desafortunadamente, fue predecible al ver el número de máscaras y guantes tirados directamente a las alcantarillas. Más que nunca va a tener que tomar medidas contra todas estas incivilidades. ¡Esto es solo el comienzo y si nada cambia se va a convertir en un verdadero desastre ecológico y puede ser incluso sanitario!”, compartió la Asociación en su perfil en Facebook, el pasado 23 de mayo.

En Costa Rica, el uso de las mascarillas aún no está generalizado, pero ya se recomienda para sitios de alto flujo de personas como autobuses, para funcionarios que trabajan en atención al público y para personas que deben permanecer en reuniones presenciales durante más de 15 minutos.

Conforme su uso aumente, también lo harán los riesgos para los ecosistemas marinos si no se desechan de la forma correcta.

“Estamos ante un problema serio por el incremento de uso de plásticos desechables en esta pandemia. Es un aumento desmedido en el uso y la mala disposición de estos desechos”, señaló Jorge Jiménez Ramón, director general de Fundación MarViva.

Kifah Sasa, oficial de Programas de Naturaleza, Clima y Energía para del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD)-Costa Rica, advierte que la principal causa de la contaminación es que las personas desechan mal sus equipos de protección.

“Se están desechando indiscriminadamente por todo lado. Evidentemente, si son mascarillas como las quirúrgicas y son de un solo uso. no las vas a reutilizar. Pero tampoco pueden desecharse como si fuera cualquier cosa, porque así es como llegan a los mares”, recalcó Sasa.

Los daños al ecosistema marino

De acuerdo con la WWF, una mascarilla quirúrgica puede demorar 400 años en desintegrarse.

“Si solo el 1% de las mascarillas no se desecha, serían 10 millones de mascarillas al mes al ambiente, unos 40.000 kilos”, comentó Jiménez.

“No son biodegradables, no son compostables”, añadió.

Esta situación puede ser causante de muerte por asfixia de animales marinos.

Sasa complementa: “la contaminación con plásticos es de los daños más grandes para la salud de los océanos. Y los equipos de protección que son mal desechados le ponen un mayor estrés a esta situació. Por esta razón debemos mantenernos responsables en esto también”.

¿Qué podemos hacer?

Una de las formas como podemos ayudar más a evitar la contaminación de los océanos, es evitando el uso de guantes de látex (a no ser que nuestro trabajo lo indique), pues son altamente contaminantes y la misma Organización Mundial de la Salud (OMS) no recomienda.

“El uso de guantes en espacios públicos no es una medida de protección recomendada ni probada. Esto no sustituye la necesidad de la higiene de manos ni es una medida de protección extra", señaló la OMS.

"Los guantes no proveen mayor protección ante la contaminación, porque los microorganismos más pequeños pueden sobrepasar los guantes.

"Además, si se tocan superficies contaminadas y luego se tocan los ojos, nariz o boca estas pueden contaminarse con algún patógeno”, sostuvo el organismo.

Sasa es enfático en que es nuestra responsabilidad cuidarnos de enfermar aplicando el distanciamiento físico, lavado de manos, protocolo de estornudo y seguir las medidas del Ministerio de Salud.

Si van a usarse mascarillas en las actividades recomendadas, lo mejor que podemos hacer para proteger nuestros océanos es saber cómo desecharlas.

“Estamos en la temporada de lluvias más fuerte. Si usted bota una mascarilla en un basurero sin tapa en una parada de bus, son momentos para que el viento y el agua la lleven a una alcantarilla y ahí vaya a ríos y mares”, apuntó el especialista.

Y añadió: “una o dos personas que no sean conscientes y dejen las mascarillas donde sea (...), luego vienen las lluvias y las alcantarillas se llenan”.

Por su parte, Jiménez insiste en que el Ministerio de Salud debe ser más enfático en cómo deben desecharse las mascarillas.

“Ahora que la gente va a circular más, pero a la vez circular protegida, el consumo de estas máscaras va a aumentar. ¿Dónde están las directrices sanitarias que nos indican cómo manejar estos desechos? Esto no es como botar una hoja de papel periódico”, aseguró el funcionario de Marviva.

La OMS sí tiene recomendaciones para desechar correctamente las mascarillas; entre ellas figuran: desecharlas en basureros con tapa, y si no hay uno disponible guardarlas en una bolsa plástica para desecharlas al llegar a casa. Es vital lavarse las manos justo al quitarse las mascarilla.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.