Expertos en varios campos - economía, psicología, análisis de encuestas, estadísticas nacionales- describen cómo las medidas de bienestar pueden ser utilizados eficazmente para evaluar el progreso de las naciones.

Por: Juan Fernando Lara 9 septiembre, 2013
Aficionados festejan en las calles triunfo ante Estados Unidos.
Aficionados festejan en las calles triunfo ante Estados Unidos.

San José

Seis variables principalesexplican las variaciones entre los países: el PIB real per cápita, la esperanza de vida sana, tener a alguien con quien contar, percepción delibertad para tomar decisiones a largo plazo, sentirse libre de la corrupción y el valor de la generosidad

Costa Rica se mantuvo en la posición 12 en el ranquin mundial de naciones según su nivel de felicidad y liderando en Latinoamérica como el país donde sus habitantes se sienten más dichosos. En la segunda edición de este informe mundial, Costa Rica repitió la misma posición del año pasado.

Este análisis de la ONU no se relaciona en ninguna forma con el índice Happy Planet elaborado por la Fundación Nueva Economía donde Costa Rica apareció en primer lugar en la edición del 2012.

En el reporte de la ONU, Venezuela se colocó de nuevo en el segundo puesto entre las naciones latinoamericanas más felices con la posición 20; en su caso, sin embargo, sí retrocedió un puesto respecto al 2012 cuando ocupó el lugar 19.

En el primer sitio se situó Dinamarca, luego Noruega, Suiza, los Países Bajos y Suecia.

Dos semanas antes de la celebración de la Asamblea General de Naciones Unidas, el reporte pretende visibilizar entre actores políticos de que el bienestar de los pueblos debería ser un componente crítico en la elaboración de políticas públicas y cómo se mide en el planeta el desarrollo económico y social.

El informe es publicado por la Red de Soluciones para el Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas (SDSN), bajo los auspicios del Secretario General de la ONU Ban Ki-Moon.

Los principales expertos en varios campos - economía, psicología, análisis de encuestas, estadísticas nacionales, y más - describen cómo las medidas de bienestar pueden ser utilizados eficazmente para evaluar el progreso de las naciones.

"En la actualidad existe una demanda creciente en todo el mundo que las políticas estén más estrechamente alineada con lo que realmente importa a la gente conforme ellos mismos, las personas, caracterizan su bienestar", señaló el profesor Jeffrey Sachs, director del Instituto de la Tierra en la Universidad de Columbia, y uno de los responsables del texto.

"Cada vez son más los líderes del mundo están hablando de la importancia del bienestar como una guía para sus naciones y el mundo. El Informe Mundial de la Felicidad 2013 ofrece evidencia rica en cuanto a que la medición y el análisis sistemático de la felicidad nos pueden enseñar mucho sobre las formas de mejorar el bienestar y el desarrollo sostenible del mundo", agregó.

El primer Informe Mundial de la Felicidad, lanzado en el año 2012 antes de la reunión de alto nivel de la ONU sobre la felicidad y el bienestar, atrajo la atención internacional como un hito al ser la primera encuesta sobre el estado de felicidad global. Este nuevo informe va más allá.

En esta edición se profundiza con más detalle en el análisis de los datos globales de la felicidad, el examen de las tendencias en el tiempo y descompone la puntuación de cada país en sus partes componentes, de modo que los ciudadanos y los responsables políticos, puedan entender la clasificación de su país.

El Informe Mundial de la Felicidad 2013 revela tendencias interesantes en los datos juzgando cuan felices son los países felices . En una escala que va de 0 a 10, personas en más de 150 países encuestados por Gallup en el período 2010-12 , revelan una puntuación promedio ponderado por población de 5,1 (sobre 10 ) .

Seis variables principales explican las tres cuartas partes de la variación en las puntuaciones medias anuales de cada país a través del tiempo y entre los países. Estos seis factores incluyen : el PIB real per cápita , la esperanza de vida sana , tener a alguien con quien contar, percepción de la libertad para tomar decisiones en el plan de vida , sentirse libre de la corrupción y el valor de la generosidad.

El informe muestra los cambios significativos en la felicidad de los países a través del tiempo , con el aumento en algunos países y en otros cayendo en los últimos cinco años. Existe cierta evidencia de convergencia global en los niveles de felicidad , con ganancias de felicidad más comunes en el África subsahariana y en América Latina , y las pérdidas más comunes entre los países industriales . Para los 130 países con datos disponibles , la felicidad (medida por las evaluaciones propias de la vida de las personas ) mejoró significativamente en 60 países, y se agravó en 41.